Blog del Narco Alexa

Crónicas de un Pueblo, El Patrón del Golfo, así fue su captura, sus círculos de seguridad fallaron

El 10 de marzo del 2003, 6 agentes comisionados por el DEA habían llegado hasta una casa en el residencial Satélite.

Crónicas de un Pueblo, El Patrón del Golfo, así fue su captura, sus círculos de seguridad fallaron

La propiedad estaba disfrazada como compañía de mantenimiento de sistemas, en realidad era el centro de monitoreo que seguía de cerca la comunicación de Osiel Cardenas Guillen y 9 de sus hombres de confianza, al exterior de la casa no se veía movimiento.

Usaban un sótano equipado y las antenas se encontraban al interior de depósitos concreto ubicadas en la azotea del domicilio.  Conocido como «El Patrón del Golfo» era un objetivo prioritario para los  Estados Unidos, en su expediente, un suceso de 1999 lo ubicaba como una amenaza para agentes de la DEA y FBI.

Funcionarios del gobierno americano habían perdido el sueño desde que Osiel Cárdenas Guillen y los Zetas se habían convertido en la organización más peligrosa en la historia reciente del narcotráfico.

Los trabajos de inteligencia del sector militar en cooperación bilateral, vieron sus frutos un 14 de Marzo corría el 2003, El operativo llegó hasta el patio de la casona del capo a las 9:57 de la mañana, 16 elementos de fuerzas especiales descendieron  por sorpresa en el  fraccionamiento residencial Satélite, fuerzas aerotransportadas de un helicóptero de fabricación soviética Mil Mi-17 apoyado por la pequeña nave McDonnell Douglas.

El capo se encontraba descansando después de haber desayunado, su circulo de seguridad se relajaba todos los días de 9:45 a 10: 05, la sección de inteligencia había confirmado 20 minutos de la primer comida en la cual solo quedaban 2 vigilantes en la azotea, flancos visibles que observaban hacia las calles y no hacia el aire, al momento de aparecer las fuerzas por aire, los dos sujetos en la azotea ya habían sido aniquilados por impactos sniper desde 600 metros.

El Ejército sobrevoló la zona durante una hora 45 minutos a distancia de sigilo para no alertar al capo, a las 9:57, los militares tomaron por asalto el patio del domicilio marcado con el número 228 de la calle Leo, las puertas al exterior del jardín estaba abierta de par en par, por lo cual avanzaron hacia la cocina para asegurar a todos los empleados.

Te puede interesar: Revelarán miles de detalles del Cartel de Sinaloa en el Juicio de «El Inge» en EE.UU

Y en segundos habían sometido a Osiel Cárdenas Guillen quien reposaba en la recámara principal ubicada según el plan original, fue una extracción perfecta, cuando el segundo cinturón de seguridad del capo reaccionó, el patrón del Golfo se encontraba a 9400 pies de altura esposado e inmóvil.

Pasajes Del Golfo; Crónicas de un Pueblo, El Patrón del Golfo, así fue su captura, sus círculos de seguridad fallaron