Blog del Narco Alexa

Se cumplen 13 años de la ejecución de Édgar Guzmán, quien dicen murió por ordenes de su propio padre

De 500 balazos ejecutaron a El Negrito Guzmán se cumplen 13 años del día en que mataron al hijo de El Chapo Guzmán y este dejo sin rosas el día de las madres en todo Culiacán.

Se cumplen 13 años de la ejecución de Édgar Guzmán, quien dicen murió por ordenes de su propio padre

Lo que no se olvida en Culiacán es ese 10 de mayo silencioso en el que nadie quiso salir a las calles porque sabían que ese día se realizarían los entierros del hijo del «Chapo» y el de «La Emperatriz».  Hay quien asegura que la madre de Édgar, Gisela Guadalupe López, regaló a los asistentes a los funerales de su hijo rosarios de oro.

Ese día se acabaron las rosas rojas en la ciudad, pero no por el Día de las Madres sino supuestamente porque todas fueron compradas para el funeral de Guzmán López. Inspirado en esta historia el cantante grupero Lupillo Rivera habría escrito su corrido «50.000 rosas rojas».

Se cumplieron 13 años del asesinato con más de 500 balazos de Édgar Guzmán López, alias el Negro hijo del narcotraficante Joaquín “el Chapo” Guzmán exlíder del Cártel de Sinaloa (CDS).

Édgar Guzmán López fue acribillado el 8 de mayo de 2008 durante un crimen aún no esclarecido a consecuencia de los enfrentamientos entre el Cártel de Sinaloa y el Cártel de los Beltrán Leyva.

Aquel fatídico día también fueron asesinados César Ariel Loera Guzmán, sobrino del Chapo y Arturo Meza Cázares, hijo de Blanca Margarita Cázares Salazar, alias la Emperatriz, acusada por el Gobierno de los Estados Unidos de ser la cabeza de una red de lavado de dinero producto de las ganancias de la organización liderada por Guzmán Loera.

El crimen ocurrió en el aparcadero de un centro comercial ubicado en Culiacán, capital del estado de Sinaloa, en donde al igual que el panteón donde descansan los restos del hijo del Chapo, año con año la familia Guzmán coloca rosas en honor del Negro.

Y es que según relatos periodísticos, el día en que el hijo del Chapo fue sepultado el narcotraficante compró todas las rosas para el sepelio de su hijo por lo que el municipio se quedó sin rosas rojas, y muchos no pudieron regalar rosas el Día de las Madres, celebración que se lleva acabo cada 10 de mayo en México.

El lugar donde descansan los restos del hijo del Chapo está ubicado en una villa conocida como Jesús María, en el municipio de Culiacán y está valorado en más de $1,200,000 dólares, pues cuenta con cinco edificios, cada uno destinado para un miembro de la familia Guzmán Loera. Además tiene aire acondicionado, baños, vigilancia las 24 horas y múltiples habitaciones.

Así que como cada año, a pesar de que el Chapo Guzmán se encuentra purgando cadena perpetua en una cárcel de máxima seguridad de los Estados Unidos, se espera que como ya es costumbre los lugares en donde la familia Guzmán Loera le rinde homenaje al único hijo muerto del capo, se llene de con cosas para recordarlo.

La Equivocación

Édgar Guzmán fue asesinado durante un ataque ocurrido en mayo de 2008 a las afueras de una plaza comercial en Culiacán.

El joven apodado falleció en el lugar, junto con un hijo de Blanca Margarita Cázares Salazar, alias La Emperatriz, quien fue novia de El Mayo Zambada y una de las operadoras en el lavado de dinero de la extinta Federación en Sinaloa.

A diferencia de lo que muchos rumores señalaban, se tenía pensado que la muerte de Édgar Guzmán era obra de la familia Beltrán Leyva.

Todo este rumor creció gracias a una serie de corridos realizados por diversos grupos como Los Tucanes de Tijuana quienes señalaron que El Chapo le pidió permiso a su compadre El Mayo Zambada para ejecutar a un joven apodado El Guacho.

El Mayo le dio órdenes a su trabajador El Macho Prieto y ubicaron al joven en la plaza; de ahí comunicaron con su jefe y dieron la orden de ejecutarlos los ejecutores fueron pistoleros del Macho Prieto.

Nadie se imaginó que los pistoleros habían asesinado a unos jóvenes que estaban dentro del narco, pero que estos eran de la sangre de El Chapo Guzmán.

La madrugada del viernes 9 de mayo de 2008, una caravana de vehículos lujosos invadía las angostas calles de la comunidad de Jesús María, Sinaloa.

Se trataba de un cortejo fúnebre con mucha elegancia encabezado por una sombría carroza que se estacionó frente a una pequeña capilla en la que miles de personas se congregaron en un silencioso tumulto.

La ceremonia fúnebre fue dedicada a un joven de 20 años asesinado en la noche identificado como Édgar Guzmán, uno de los hijos de Joaquín El Chapo Guzmán, el capo más poderoso de México.

La ceremonia fúnebre que ofició el sacerdote de la ranchería, acudió el pueblo entero, entre ellos El Chapo Guzmán.

Testigos de aquel funeral señalaron que es la ceremonia fúnebre más lujosa jamás vista, pues había música en vivo, comida y vino para todos.

Al tercer día del entierro de Édgar Guzmán, le mandaron a construir un gran mausoleo que resalta en el panteón local y que hasta la fecha es visitado por miles de turistas.

50 mil rosas rojas en Culiacán

Después de la muerte de Édgar Guzmán, la tristeza de “El Chapo” fue tan grande que mandó a comprar todas las rosas de Culiacán para el entierro, consolidando este acto como un hecho histórico.

Se dice que el acto del capo dejo sin tiempo a los vendedores para resurtirse de flores para el Día de las Madres. Tras el acontecimiento nació un corrido interpretado por el cantante Lupillo Rivera, llamado 50 mil rosas.

Te puede interesar:  Por Narcoguerra entre Carteles Unidos y el CJNG 1500 desplazados se refugian en Iglesias de Apatzingán

“50 mil rosas rojas se vendieron en Culiacán llegando el 10 de mayo listos para celebrar, pero unos días antes se nos fue Édgar Guzmán (…) El montonal de rosas a ninguna madre enviaron, todas fueron para un hombre que siempre respetaron”, reza el corrido.