Blog del Narco Alexa

A un mes de la caída de Emma Coronel, cómo pasa sus días en prisión la esposa del “Chapo” Guzmán

Emma Coronel Aispuro, presa desde hace 30 días por cargos relacionados con narcotráfico, pasa sus días en un aislamiento que deteriora su salud.

A un mes de la caída de Emma Coronel, cómo pasa sus días en prisión la esposa del “Chapo” Guzmán

Preocupada por sus gemelas y sin convivir con el resto de las reclusas; mientras tanto, la defensa avanza para que su caso sea resuelto, aún si eso incluye que la esposa de Joaquín Guzmán Loera, el Chapo, se declare culpable.  Mariel Colon Miro, quien representa a la acusada junto con Jeffrey Lichtman.

Dijo que las malas condiciones de su clienta no han mejorado en el Centro de Detención de Alexandria, Virginia. Al contrario. Y pese a que ha sido en situaciones extremas, la ex reina de belleza ya ha podido hablar con María Joaquina y Emali Guadalupe, hijas que procreó con el ex líder del Cártel de Sinaloa.

“Ha extrañado muchísimo a sus niñas y esta muy preocupada por ellas, sus condiciones siguen siendo igual o peor.

“Casi no puede hablar con las pequeñas, normalmente puede hablar con ellas en el fin de semana, ya que actualmente solo puede salir de su celda de una de la madrugada a tres de la madrugada, para bañarse y hablar con su familia”, explicó la abogada en entrevista con Infobae México.

Esta situación es preocupante, a decir de Colon Miro, porque Coronel Aispuro pasa 22 horas recluida sin hacer nada y ello podría alterar su salud física como emocional. Si bien puede salir a una sala y tiene un par de horas para asearse, ese tiempo también debe ocuparlo para alguna comunicación con sus seres queridos.

“Lamentablemente a esa hora es muy tarde, porque las niñas pequeñas están durmiendo, entonces no puede levantarlas. Puede hablar con ellas los viernes y los sábados, porque al otro día no tienen clase”, agregó la defensora neoyorkina.

Tan pronto como termina su estancia en la sala, a altas horas de la madrugada y en completo aislamiento del resto de reclusas, vuelve a su celda. Pero apenas regresa, a las cinco de la mañana, la vuelven a levantar para que tome el desayuno.

Emma Coronel ha tenido que padecer este horario extremo durante el último mes. No le permiten acceder siquiera a libros. Aunque en el espacio a donde acude por la madrugada hay una televisión, en ese momento no transmiten noticieros, ni ningún otro programa de entretenimiento, a esa hora solo puede ver infomerciales.

En tanto, el resto de mujeres detenidas sí salen a un espacio exterior, pero a la esposa del Chapo le está prohibido tener contacto con ellas.

“Me ha comentado que siente sus piernas entumecidas, porque no puede casi moverse, a la una de la mañana cuando la sacan, que la sacan a un tipo de saloncito, hay una bicicleta estacionaria, entonces ella trata de usarla por unos 30 minutos para poder mover sus piernas y así circular la sangre, así que es una cosa muy triste por la que ella está pasando”, detalló la abogada.

La defensa está tratando de que las dos horas otorgadas a su clienta sean cambiadas a un horario más razonable. Argumentan que puede tener un desbalance en sus hábitos y posibles consecuencias de salud. Previamente, habían denunciado que Emma Coronel duerme con las luces encendidas y apenas una cobija delgada.

Pero las autoridades de Estados Unidos reviran que la esposa del Chapo se trata de una reclusa de alto perfil. Según la declaración jurada del agente especial del FBI, Eric S. McGuire, la acusación se sustenta en revisiones a miles de comunicaciones interceptadas, interrogatorios a más de cien miembros y ex integrantes del Cártel de Sinaloa.

Coronel Aispuro es imputada por cargos de conspiración para importar heroína, cocaína, marihuana y metanfetaminas. Si es declarada culpable, pagaría un mínimo de 10 años en prisión y una sentencia máxima de cadena perpetua, además de una multa de hasta 10 millones de dólares.

De acuerdo con la acusación del caso 1:21-mj-00240, fue mensajera de su esposo Joaquín Guzmán Loera y conspiró para el envío de narcóticos hacia EEUU, ambas acciones, entre 2012 y 2017. Además de planear la fuga del Chapo en 2015, en señalamientos directos del padrino de una de sus gemelas: Dámaso López Núñez, el Licenciado, ex lugarteniente de Guzmán Loera.

Según datos de la prisión, las visitas en persona fueron suspendidas desde marzo del año pasado. Sin embargo, han implementado videollamadas para familiares y amigos de reclusos, pero solo se conceden 10 minutos cada semana entre martes y viernes, previa cita y con iniciativa de la persona detenida. Los arrestados también tienen una hora de llamadas telefónicas cada siete días.

Hasta la semana pasada, Emma Coronel solo ha podido realizar una videollamada a sus familiares. Su abogada contó a este medio que el servicio es limitado porque hay muchas reclusas y pocos equipos. De ahí que las comunicaciones son por teléfono.

Negociaciones con el gobierno

En términos generales, Emma Coronel tiene tres opciones: ir a juicio; cooperar con el gobierno de EEUU y que el juez considere su sentencia; o declararse culpable y aceptar la pena correspondiente, siempre que las autoridades valoren esa disposición.

Mariel Colon comentó a Infobae México que la defensa está en comunicación con los fiscales del caso para evaluar que la esposa del Chapo Guzmán asuma su responsabilidad.

“Nosotros estamos en comunicación y en negociaciones con el gobierno, es lo único que por el momento te puedo comentar. Cuando digo negociaciones, son más bien, pláticas”, precisó.

Cuando algún acusado o acusada se declara culpable en una corte estadounidense, explicó la abogada, tiene ciertos beneficios de la fiscalía. Por ejemplo, ayudar para que el cargo sea por un delito menor, pues se reconoce que hay voluntad de aceptar la comisión del ilícito.

Además, la persona detenida evalúa qué es más conveniente, porque acudir a un juicio puede ser costoso y conlleva el riesgo de que sea demostrada la criminalidad, así como obtener una pena mucho mayor que aquella que pudo negociar. En cuánto al caso de Emma Coronel, se analiza cuánto bajaría el tiempo de condena.

“Estamos, obviamente ahora mismo, en esas conversaciones con fiscalía para ver si esa es una posibilidad, no estoy diciendo que es lo que vaya a pasar”, advirtió la entrevistada.

Apenas el 19 de marzo reciente, la acusada aceptó renunciar a su audiencia preliminar. Según las Reglas Federales de Procedimiento Criminal, hay una suma de hasta 14 razones por las cuales Emma Coronel y su defensa declinaron.

Pero Colon Miro minimizó el procedimiento y aseguró que era una audiencia de trámite, sin mayores repercusiones. De ahí que decidieron prescindir de ella, en tanto que se trata de algo rutinario y habitual en una variedad de casos. Por ahora, la defensa ha ganado tiempo.

“Casi muchos demandados hacen eso, porque es una audiencia rutinaria, nada más allá pasa, especialmente ahora con el tema del COVID, que hay que sacar a alguien de la cárcel, es mucho trámite y realmente no es una audiencia importante”, aseveró.

De modo que la esposa del Chapo ha renunciado a una comparecencia donde pudo haber interrogado a testigos que la incriminan, incluso, presentar evidencia, pero sin objetar los datos por los cuales fue arrestada.

Con ello se persigue una ruta distinta a la de ser testigo colaborador, que representaría ofrecer información del Cártel de Sinaloa. Presuntamente, han revelado medios en EEUU, Emma Coronel se entregó para cooperar con el gobierno norteamericano.

Esta versión filtrada por agentes federales pone en riesgo a la acusada y sus familiares, independientemente de que sea verdad o falsa, porque los posibles afectados podrían tomar represalias fatales.

Ahora que está representada por los abogados de su esposo, no se vislumbra que Coronel Aispuro ofrezca datos que pudieran, incluso, tener repercusiones contra el capo, o contra los hijos de éste.

Lo anterior, porque habría un conflicto de intereses en la defensa, en tanto que Guzmán Loera pelearía por un nuevo juicio a través de Jeffrey Lichtman y Mariel Colon, luego de haber sido sentenciado a cadena perpetua más 30 años, en julio de 2019. Además de estar condenado a pagar una multa de 12 mil 600 millones de dólares.

Lichtman reveló en una entrevista del pasado 19 de marzo que el Chapo se mantiene actualizado sobre la situación de su esposa. Mariel Colon agregó que el ex líder del Cártel de Sinaloa también pudo haberse enterado por los noticiarios a que puede acceder en un televisor de la prisión de máxima seguridad ADX Florence, Colorado, a 2,750 kilómetros de Emma Coronel.

Para la abogada, el hecho de su clienta sea esposa del famoso narcotraficante, ha significado que existan prejuicios sobre lo que pudiera saber del grupo criminal. Además de pagar ese precio, las sospechas sobre ella pesan con mayor fuerza por parte del gobierno de EEUU.

“Se le ha tratado un poco más fuerte por el hecho de ser la esposa del señor Joaquín Guzmán. No sé si ella no fuera la esposa de él ella estuviera pasando por esta situación en este momento”, refirió.

También indicó que Emma Coronel ha podido saber de las muestras de apoyo que sus seguidores le hacen llegar en sus cuentas de redes sociales, donde la ex modelo de 31 años se afianzó como una influencer. Por ejemplo en Instagram, donde pasó de 387 mil seguidores en octubre del año pasado, a 660 mil en marzo de 2021.

“Ha reaccionado muy agradecida porque está pasando por unos momentos muy difíciles y ella sabe que hay muchas personas que la apoyan y están orando por ella y deseándole lo mejor, las buenas vibras, pero obviamente es algo muy difícil. Claro que se pone contenta”, indicó el Blog del Narco.

Te puede interesar:   Video de la emboscada donde sicarios masacraron a 13 policías en Edomex

Tras ser arrestada en el aeropuerto internacional de Washington-Dulles el 22 de febrero pasado, Coronel Aispuro fue presentada en la Corte del Distrito de Columbia un día después, donde se determinó que siguiera en prisión preventiva. En la audiencia inicial aseguró que entendía los cargos. En la prisión donde se encuentra hay unos 350 reos más.