Blog del Narco Alexa

Amado Carrillo ‘El Señor de los Cielos‘ era fanático de Aladdín, le gustaban los lujo de un sultán

El muro de piedra que rodeaba la extensa mansión “Las Mil y una Noches”, ubicada en las calles Primo de Verdad y Alfonso Iberri de la colonia Pitic, en Hermosillo, Sonora, fue derrumbado.

Amado Carrillo ‘El Señor de los Cielos‘ era fanático de Aladdín, le gustaban los lujo de un sultán

Desde la calle se alcanzaban a observar las tupidas copas de árboles que compiten en altura con las habitaciones que componen este enclave suspendido en el tiempo.  Famoso por su estructura tipo árabe, el hito arquitectónico —construido por el capo mexicano y fundador del Cártel de Juárez, Amado Carrillo Fuentes, alias el “Señor de los Cielos”— desapareció. Sin embargo.

Entre los escombros se hallaron un túnel con entrada y salida del mismo inmueble.  Según el Blog del Narco, al momento de ser demolido, el inmueble de 2,500 metros de terreno, se encontró un amplio túnel a pocos metros de la entrada principal, con una altura de 2.30 metros y 60 metros de extensión con forma de escuadra.

Los vecinos del lugar detallan que el complejo tenía enormes habitaciones con vestidores a base de cedro, jacuzzis con espejos y acabados de plata, además de una alberca. En la residencia existieron también rastros de la guarida de un narcotraficante, pues estaba construida con pasadizos subterráneos, cuya salida se desconoce.

La terrorífica y excéntrica historia de esta casona se escribió en 1992, cuando el narco mexicano, que tenía debilidad por las grandes mansiones, se hizo de la propiedad, conocida primero como la “casa de la familia Ciscomani”.

Ésta propiedad fue derribada a los pocos días de concretarse la transacción y en su lugar se edificó una espectacular construcción que emulaba a los palacios de “Las mil y una noches”, ya que de entre sus altas bardas sobresalían torres estilo árabe.

En 1993, la entonces Procuraduría General de la República (PGR), incautó el inmueble. José Morales Buenrostro, apoderado legal de Juan Jorge Mexía Monge, presunto presta nombre de Amado Carrillo, promovió un juicio de amparo en el Juzgado Tercero de Distrito, bajo el expediente 945/93, para evitar la incautación.

No obstante, Gonzalo Hernández Cervantes, juez Tercero de Distrito, y el Segundo Tribunal Colegiado negó el amparo y ratificó facultades a la segunda agencia del Ministerio Público Federal para asegurar la residencia.

Juan Jorge Mexía Monge era uno de los tres doctores que participaron en la cirugía estética donde perdió la vida el “Señor de los Cielos”, en 1997. Cuatro meses más tarde aparecería asesinado.

Te puede interesar:  Detuvieron a 5 miembros de Sangre Nueva Zeta, les aseguraron joyas, pipas, armas y combustible

La mansión de uno de los delincuentes más legendarios de México terminó en un remate de bienes asegurados por la PGR. Hace dos años, ésta tenía un letrero de venta por una inmobiliaria. Hasta ahora sólo se sabe que el terreno tiene varios dueños.