Blog del Narco Alexa

‘La Nacha’ y ‘La Chata’, las mujeres pioneras en el narcotráfico en México

Contrario a lo que quizás muchos imaginábamos, en la República Mexicana dos mujeres marcaron la pauta en el negocio de las drogas.

‘La Nacha’ y ‘La Chata’, las mujeres pioneras en el narcotráfico en México

por lo que son consideradas como “las abuelas del narcotráfico en México”, de las cuales poco se conoce, pero a continuación de decimos de quién se trata.  Nos referimos a Ignacia Jasso, alias ‘La Nacha’ y María Dolores Estévez Zulueta, alias ‘La Chata’, un par de mujeres que sin duda marcaron un antes y un después en la participación del sexo femenino en el narcotráfico de este país.

‘La Nacha’, una líder criminal, Juan Antonio Fernández Velázquez, maestro en historia, publicó en la Revista Clivajes un estudio llamado “Las Mujeres en el narcotráfico”, en el que resalta que ‘La Nacha’, fue probablemente, la líder criminal en Ciudad Juárez, Chihuahua.

Además, es considera la primera narcotraficante en pelear alguna plaza, exportar droga en grandes cantidades y sobre todo aplicar una estructura familiar en su organización criminal; ejemplo de ello podría ser el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) o el Cártel de Sinaloa (CDS).

Pablo González, mejor conocido como ‘El Pablote’, fue el esposo de ‘La Nacha’, juntos se convirtieron en los amos del tráfico de marihuana y morfina en la línea fronteriza de Texas y Chihuahua. Su organización es recordada como una de las más violentas ya que acostumbraban siempre a ejecutar a sus rivales, entre ellos un grupo de orientales que llegó a México huyendo de Estados Unidos.

El matrimonio tuvo el control de Sonora y Sinaloa para distribuir drogas.

‘El Pablote’ perdió la vida durante una pelea de cantina, pero ‘La Nacha’ continuó el negocio bajo el respaldo de algunas autoridades corrompidas. Según la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Ignacia Jasso cayó a la cárcel en más de seis ocasiones, no obstante, a pesar de encontrarse tras las rejas pudo seguir traficando morfina.

‘La Nacha’ cumplió su condena en prisión, y el negocio de la droga se lo heredó a sus hijos, quienes lo mantuvieron hasta la década de los 80.

‘La Chata’ dominó la CDMX

De acuerdo con la información que existe sobre María Dolores Estévez, alias ‘La Chata’, indica que se dedicaba a vender chicharrones en el barrio de La Merced, en la Ciudad de México. Pero a a los 13 años conoció el mundo de las drogas y las armas ya que su padre era traficante de marihuana y heroína.

En 1945, durante el sexenio del presidente Manuel Ávila Camacho, ‘La Chata’ fue declarada como la principal enemiga pública por sus acciones en el narcotráfico.

Además, se le atribuyen las primeras infiltraciones del narcotráfico en los cuerpos de seguridad que hasta el día de hoy siguen haciendo tanto daño a la sociedad. Esto logró conseguirlo ya que estaba casada con Enrique Jaramillo, un ex policía que se transformó en un reconocido narcotraficante.

Te puede interesar:  2020, el año más violento de Silvano Aureoles, 2,450 ejecuciones en Michoacán

A pesar de ello, en 1947 fue detenida y recibió una condena de 11 años de cárcel. Sus actividades motivaron a que surgieran nuevas generaciones y por esa razón su influencia desapareció rápidamente.  Historiadores destacan que ‘La Nacha’ y ‘La Chata’ nunca se conocieron, o al menos no existe alguna prueba que lo pruebe.