Blog del Narco Alexa

Aterrador hallazgo, 14 narcofosas recientes en zona de influencia del Cártel de Santa Rosa de Lima

En Acámbaro, un municipio al sur del Guanajuato, al menos 14 fosas clandestinas con 35 bolsas han sido encontradas.

Aterrador hallazgo, 14 narcofosas recientes en zona de influencia del Cártel de Santa Rosa de Lima

Los hallazgos ocurrieron en la localidad Río Blanco en las faldas de El Cerro del Toro, cuando miembros de los colectivos Buscadoras Guanajuato, Una luz en mi camino, De pie hasta encontrarte y Dónde están Acámbaro iniciaron en este punto la búsqueda de personas desaparecidas.

Los restos encontrados son de cuerpos desmembrados y al parecer, las inhumaciones son recientes.  Según los detalles, la semana pasada fueron encontradas 11 fosas clandestinas y 28 bolsas con restos humanos. Además, a pocos metros del sitio, se descubrieron tres fosas con siete bolsas, las cuales se encontraban enterradas a 50 metros de profundidad, aproximadamente.

Los hallazgos sumados dan la cifra de 14 narco cementerios y 35 bolsas con restos.  En la indagatoria participaron fuerzas de seguridad tanto estatales como federales.  En el Cerro del Toro, de acuerdo con los colectivos, todavía hay puntos por explorar, por lo que las búsquedas se extenderán hasta la próxima semana.

Actualmente en Guanajuato existen 2,800 familias de personas desaparecidas. En Acámbaro, particularmente, hay 63 personas sin localizar, la gran mayoría desapareció entre 2019 y 2020. Se presume que la cifra podría ser mucho mayor a la antes mencionada.

“No estamos buscando culpables, sino poder encontrar a nuestros seres queridos desaparecidos”, señalaron los colectivos.

Con dicho hallazgo, Acámbaro se coloca junto con Salvatierra y Cortazar como uno de los municipios donde más fosas se han encontrado. En el Barrio de San Juan (Salvatierra) se han localizado al menos 79 cuerpos, mientras que en Cañada de Caracheo (Cortazar) van 42 cuerpos.

Los tres puntos con hallazgos son relativamente cercanos e identificados como zonas de influencia del Cártel de Santa Rosa de Lima, fundado por José Antonio Yépez, el “Marro”, actualmente preso en una prisión de máxima seguridad.

Por su cercanía geográfica y cultural con Michoacán, Acámbaro comparte muchas de las prácticas violentas de ésta entidad vecina.

Herencia criminal

Como toda organización criminal, el Cártel de Santa Rosa de Lima, entonces encabezado por José Antonio Yépez, el “Marro”, requirió para sus actividades centros logísticos que almacenaran la droga y el huachicol (combustible robado), casas de seguridad de los sicarios, vehículos, armas narco laboratorios y fosas clandestinas.

La guerra incesante con su rival Cártel Jalisco Nueva Generación, enfrentó al “Marro” al dilema del procesamiento de cadáveres. De ahí su necesidad de establecer un cementerio clandestino.

Los narco fosas no suelen estar en lugares apartados o inaccesibles, sino se encuentran dentro de zonas urbanas o en sus inmediaciones debido a que pueden vigilarlos y acceder a ellos con facilidad.

Sin embargo, existen otra razón poderosa. En lugares recónditos, los narcos pueden montar una red de halconeo y vigilancia para poder realizar la tortura y ejecución de sus víctimas sin ser molestados.

Te puede interesar:  Radiografía del CJNG, desde que irrumpió en 2017 para apoyar a la Anti-Unión hasta su reciente incursión en el Centro Histórico

En Salvatierra, por ejemplo, las autoridades de seguridad conformaron anillos de protección de sus respectivos narcocementerios. Por eso nunca se ‘dieron cuenta’ a pesar de tenerlos debajo de sus narices. En realidad, los estaban cuidando.