Blog del Narco Alexa

Guanajuato, por qué los restaurantes se volvieron el blanco favorito de los narcos

Irapuato —un municipio industrial de unos 574,000 habitantes— libra desde hace dos años una guerra entre capos de la droga.

Este sitio guanajuatense se convirtió ayer en un escenario de disputa entre presuntos criminales.  Cinco personas fueron asesinadas afuera de una taquería en Irapuato (Guanajuato). Un grupo armado arribó la madrugada de este martes al negocio Tacos “El Cuñado”, localizado en el bar solidaridad en la colonia Comisión Federal de Electricidad —a cuatro kilómetros de la presidencia municipal—.

El secretario de Seguridad Ciudadana de Irapuato, Pedro Cortés, informó que los agresores arribaron al local abordo de dos camionetas y abrieron fuego contra sus víctimas, quienes estaban comiendo.  En el negocio quedaron los cuerpos sin vida de cuatro hombres y una mujer, y al menos 30 casquillos percutidos.

“Es algo que tiene que ver con esta lucha entre grupos del crimen organizado, que se ha dado desde hace unos meses en el estado”, señaló Cortés a Noticieros Televisa.

Los restaurantes se han convertido en sitios elegidos por sicarios para eliminar a rivales de bandas contrarias, quienes están desarmados. En los últimos días, la ciudad de León ha sido escenario de nuevos actos de violencia debido a las luchas del CJNG y Cártel de Santa Rosa de Lima.

Veintiséis horas antes de la masacre en Irapuato, un comando arribó al restaurante-bar “Con María Sí Hay Chi”, ubicado a un costado de la plaza del Mariachi, en la avenida Francia esquina con Holanda, municipio de Léon (Guanajuato). Ahí, un hombre fue asesinado y dos más fueron trasladados de emergencia a un hospital.

Según los medios locales, el 20 de septiembre a las 23:50 horas, varios hombres armados llegaron a la zona en un auto tipo Sedán y una camioneta. Le dispararon a quemarropa a un hombre identificado como el “Birrias”, quien se encontraba acompañado de una mujer y dos hombres.

Las víctimas habían ocupado una mesa cerca de las ventanas del negocio, desde donde sus agresores abrieron fuego contra ellos.

De acuerdo con los testigos, los comensales se levantaron de sus asientos y corrieron para refugiarse. Sin embargo, uno de los pistoleros entró al negocio y se dirigió al “Birrias”, y disparó directamente contra él. Las autoridades informaron que éste murió dentro del lugar, mientras que sus acompañantes varones fueron trasladados a una clínica. La mujer que se encontraba con ellos resultó ilesa.

El establecimiento lamentó los hechos a través de un comunicado. Destacó que en los últimos días, diversos centros de consumo han sido afectados por actos violentos, totalmente ajenos a ellos. Señaló que el riegos lo corren todos los leoneses por igual en un restaurante, bar, antro, centros comerciales, cafeterías y más.

El pasado 16 de septiembre, un hombre recibió un disparo en la cabeza, mientras convivía con un grupo de amigos en el restaurante “Oasis de la Cruz”, en la llamada “Zona Dorada” de León.

Una de las cámaras del negocio captó el momento en el que un hombre activa el gatillo, le dispara y huye del sitio.

Las ejecuciones contra comensales pone de nuevo la mirada sobre Guanajuato y sobre las autoridades estatales.  La violencia que ha sacudido a la entidad en al menos cuatro años ha resignado a los guanajuatenses a esperar una matanza, narcobloqueos e impunidad. La entidad vive en un estado permanente de alarma.

Te puede interesar: Presentarán en Nueva York llamadas entre García Luna y altos mandos del Cártel de Sinaloa

Los muertos se amontonan, pese a las promesas de paz del gobierno. Según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de enero a agosto se cometieron en Guanajuato 2,250 homicidios dolosos.