Blog del Narco Alexa

El Marro dejó como líder a “El Azul” pero este ha incrementado en una semana más la violencia

A pesar de la reducción de violencia que las autoridades federales aseguraron tras la captura del líder huachicol “El Marro”, las ejecuciones continúan cada vez más bélicas.

El Marro dejó como líder a “El Azul” pero este ha incrementado en una semana más la violencia

Y es que, en una semana se localizaron ocho cuerpos torturados y mutilados en diferentes puntos de la entidad, en su mayoría con advertencias del nuevo líder del Cártel Santa Rosa de Lima (CSRL), “El Azul”.  Esto, como una forma de marcar el territorio y dejando claro a los grupos rivales, como el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), que Guanajuato sigue bajo el mando del CSRL.

El alto a la violencia, y más cuerpos con firma del nuevo líder del CSRL:  Ejemplo de ello, fue el cuerpo que se encontró este sábado en un jardín de la colonia San Lorenzo en Celaya, el cual tenía un mensaje firmado por “El Azul”.  Dos días antes, el pasado 20 de agosto, se encontraron dos cuerpos embolsados, y uno en una hielera en la localidad de Santa Teresa, en el municipio de Silao.

En ambos casos, los cuerpos fueron dejados con narcomensajes, como una clara muestra de la lucha de territorio entre cárteles.

Asimismo, el 18 de agosto se localizó un cuerpo desmembrado en un puente de Apaseo el Grande, el cual dejaron dentro de cuatro bolsas de plástico.

Junto a ellas había cartulinas con mensajes de amenaza del crimen organizado.

Sin saber el motivo, el 17 de agosto, dos mujeres se localizaron sin vida a un costado de un camino de terracería que comunica de Pénjamo a la comunidad La Aceituna, Pénjamo.  Ambas estaban boca abajo, con signos de tortura y varios impactos de arma de fuego. Hasta el momento las víctimas, están en calidad de no identificadas.

Te puede interesar:  Surge dedicatoria al Comandante Corona líder de la tropa del CDN donde cayeron abatidos 8 sicarios por Militares

Otro caso, fue el cadáver de una mujer que se localizó el pasado 14 de agosto en Abasolo, el cual presentaba huellas de tortura.  Ese mismo día, el Cártel dejó un narcomensaje en un inmueble de la localidad de Rincón de Tamayo, donde acusaron al “Yeyo” de matar a gente inocente.