Blog del Narco Alexa

Del toque de queda a condicionar la venta de cerveza, así imponen los Chapitos sus reglas en Sinaloa

Los habitantes de Sinaloa deben seguir otro semáforo en esta pandemia por coronavirus: el impuesto por “Los Chapitos”, hijos de Joaquín Guzmán Loera.

Del toque de queda a condicionar la venta de cerveza, así imponen los Chapitos sus reglas en Sinaloa

Iván Archivaldo Guzmán y Jesús Alfredo han aprovechado la emergencia sanitaria para imponer sus propias reglas y con ello controlar las calles de la ciudad para realizar sus actividades delictivas.  El primer paso fue restringir la movilidad en Culiacán, la capital del estado de Sinaloa.  Los narcos del Cártel de Sinaloa impusieron en los primeros meses de cuarentena un toque de queda, es decir, después de la hora fijada por ellos nadie podía salir de sus casas.

“Se les informa que después de las diez de la noche tienen que estar dentro de sus casas por el coronavirus, si no agarran el rollo los vamos a tablear a la verga, son órdenes de arriba de ‘Los Chapitos’. No es juego, no estamos jugando’” de acuerdo con un video donde se ve un auto con altavoz que difunde el mensaje.

El castigo es uno de los métodos de tortura empleados por los sicarios y gente del Cártel de Sinaloa: la famosa tabla que consiste justo con azotar los cuerpos de los castigados con una tabla de madera.

Según la “infracción” a la ley de “Los Chapitos” es el número de tablazos, de acuerdo con testimonios difundidos en redes sociales. Robar es una de las infracciones más graves para los narcojuniors más poderosos del momento.

“Toda esa persona que no tiene negocios, sin oficio ni beneficio le va a caer la tabla, se lo va a llevar la patrulla a barandilla dos días y aparte tiene que pagar una multa”, se escucha en otra grabación.

La voz del hombre agregó que solamente se permitirá circular por las calles a personas que vayan de regreso a sus domicilios tras su jornada laboral.

Las autoridades de la entidad no se han manifestado sobre estas acciones del grupo criminal.

El control de la cerveza

“Los Chapitos” añadieron un artículo más a su ley: restringir la venta de cerveza de los expendios.

La regla es que los sitios que venden la popular bebida alcohólica cierre a las 23:00 horas, ni un minuto más, de lo contrario hay tabla.

Después de esa si alguien quiere beber una cerveza sólo la podrá comprar en las tiendas que operan los capos pero nada es gratis y la venden al doble de precio.

“¿Ya se supieron la nueva de los Chapitos? Ya acapararon los expendios también. De las 11 para adelante, nadie va a vender cerveza ya más que los aguajes de ellos. Que si cierran a las 11 con un minuto, son 6 tablazos”, de acuerdo con un testimonio citado por el diario Milenio.

En Sinaloa, los expendios de cerveza tienen permisos de vender bebidas alcohólicas hasta la 1:00 de la madrugada.

“A todos les llegaron y les dijeron que cerraran porque si no cerraban ese día, al otro día que los encontraran abiertos, eran seis tablazos por minuto que se hayan pasado”, informó uno de los comerciantes locales al diario.

Quienes son sorprendidos con cervezas en la calle son seguidos por la gente de “Los Chapitos” e interrogados sobre dónde adquirieron sus bebidas.

Durante los primeros meses de la pandemia, la producción de cerveza paró como parte de las medidas para contener la propagación del coronavirus.

Con ello se registró escasez del producto. Con la reanudación de ciertas actividades económica, la elaboración de cerveza se reanudó.

México es el cuarto país productor de cerveza en el mundo, de acuerdo con la cámara del sector.  A comienzo de año, una marca de moda presentó una cerveza artesanal con la imagen de “El Chapo” Guzmán.

Te puede interesar:  AMLO desafía a Estados Unidos y se resiste a capturar al Mencho, líder del C.J.N.G

Una etiqueta en una gama de negro, marrón y blanco envuelve la botella de “El Chapo Mexican Lager” (de 4% de graduación alcohólica). Dentro de un círculo, el famoso rostro del bigotudo narcotraficante completa el diseño.