Blog del Narco Alexa

El día que levantaron a los Chapitos, fue la declaración de guerra del Mencho al cártel de Sinaloa

El nacimiento del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) como tal se ubica en 2013 cuando inició su expansión en territorios como Veracruz, Michoacán, Jalisco y Colima.

El día que levantaron a los Chapitos, fue la declaración de guerra del Mencho al cártel de Sinaloa

Entre otros, pero es a partir de 2016 cuando cobró notoriedad al declararle la guerra al cártel de Sinaloa.  Nemesio “El Mencho” Oseguera y el CJNG habían convertido a Jalisco, principalmente la costa, en uno de sus principales centros de operaciones, plaza que durante muchos años fue dominada por la organización criminal que fundó Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera.

El Mencho había lanzado una advertencia al cártel de Sinaloa para que sus integrantes no se acercarán a Jalisco, principalmente al centro turístico de Puerto Vallarta, que en el pasado le había disputado a los hermanos Arellano Félix de Tijuana.

El 15 de agosto de 2016, los hijos del Chapo Guzmán decidieron ignorar la advertencia del cabecilla del cártel Jalisco y acudieron en compañía de un grupo de personas a celebrar un cumpleaños en el restaurante La Leche, del centro turístico.

La osadía de los chapitos pudo haber desatado la peor de las guerras entre los cárteles del narcotráfico en México.

Al enterarse que los chapitos y sus amigos estaban en el puerto, el Mencho envió un comando que inmediatamente amenazó a los comensales a punta de pistola.

Jesús Alfredo Guzmán Salazar e Iván Archivaldo Guzmán, hijos de “El Chapo” Guzmán y otras 18 personas celebraban aparentemente el cumpleaños de este último, cuando un comando entró al establecimiento, separó a las mujeres y se llevó a seis hombres, entre ellos, los dos chapitos.

El lugar estaba resguardado por al menos 16 escoltas de los herederos Guzmán, pero fueron superados en número por los rivales, que eran aproximadamente unos 50 hombres.

Un video muestra cómo el comando sometió a los hijos de Guzmán Loera, uno de los hombres pateó en las costillas a Iván Archivaldo, quien quedó tendido en el piso y en ese momento entró al lugar un hombre que lo señala para que se lo lleve otro sujeto sin armas.

Ignacio Cadena Beraud, dueño de la La Leche, el restaurante donde sucedió todo, mencionó que la irrupción de los hombres fue terriblemente violenta, pero sin heridos ni derramamiento de sangre.

En ese momento, el CJNG no solamente le disputada plazas al de Sinaloa, sino que al interior del cártel fundado por el Chapo Guzmán había una disputa con el grupo de “Los Dámasos”, encabezado por Dámaso López Núñez “El Licenciado” y su hijo, Dámaso López Serrano “El Mini Lic”, que había iniciado una batalla para quitar el mando a Ismael “El Mayo” Zambada y a los chapitos.

Las autoridades mexicanas llegaron a señalar que el secuestro había sido orquestado por “Los Dámasos” en alianza con el CJNG con la intención de desplazar al “Mayo” Zambada y a los hijos de “El Chapo”.

Cinco días después, los chapitos fueron liberados. Las primeras versiones señalaron que en la negociación habían participado, además de “El Mayo”, Rafael Caro Quintero “El Narco de Narcos”, uno de los fundadores del extinto Cártel de Guadalajara, actualmente prófugo de la justicia, y el mismo gobierno mexicano que buscaba evitar un baño de sangre en caso de que los hijos de Guzmán Loera no salieron ilesos.

El Chapo recibió la noticia en la cárcel. Eduardo Guerrero, quien en ese momento era el responsable de su custodia le informó sobre el hecho que en un principio lo molestó por la poca efectividad de los guardaespaldas de sus hijos.

“Incluso pregunta -porque le mostramos un video de cuando entra el grupo a sacar a sus hijos del restaurante- ‘¿oiga, licenciado, y dónde están los escoltas?’. ‘¿Yo qué voy a saber dónde están los escoltas? Yo te estoy mostrando el video”, contó Guerrero Durán a la agencia estatal Notimex en 2019.

Te puede interesar:  VÍDEO: Murió ex alcalde de Sonora y otras 3 personas durante un enfrentamiento entre cárteles

En una entrevista de 2018 al semanario belga Knack, Iván Archivaldo fue cuestionado sobre el secuestro y únicamente comentó: “No mencionaré nombre. La única lección que aprendí de esto es que no puedo confiar en nadie, ni siquiera en mi propia sombra. Afortunadamente las personas que me secuestraron me perdonaron la vida. Esta es la única razón por la que todavía estoy con mi familia y amigos”.

En diciembre de 2016 fue detenido Jesús Alfredo Beltrán Guzmán, hijo de uno de los fundadores del cártel de los Beltrán Leyva y sobrino del Chapo, quien era investigado por el secuestro de sus primos, en Puerto Vallarta.