Blog del Narco Alexa

En qué estados han repartido narcodespensas y por qué son estratégicos para el narco

Desde hace tres semanas, cuentas de redes sociales publican imágenes y vídeos donde aparecen supuestos integrantes de grupos criminales repartiendo narcodespensas, comida y otros enseres a la población.

En qué estados han repartido narcodespensas y por qué son estratégicos para el narco

Eso, en medio de la crisis desatada por coronavirus. Pese a que las acciones han sido reconocidas por las autoridades, nadie ha podido demostrar el tamaño de estos repartos o si están hechos sólo para una exhibición de fuerza.  Las últimas fotografías refieren a casos como Veracruz y Colima, donde miembros del crimen organizado entregaron apoyos.

Este martes, la célula criminal Grupo Sombra difundió varias imágenes donde se ve a los emisarios repartiendo despensas en los municipios de Pánuco, El Higo y Tantoyuca, en Veracruz. Los hombres aparecen armados, vestidos con ropa oscura y la cara tapada, entregando bolsas que lucen adhesivos con la leyenda: “Tan noble es mandar, como saber obedecer y mandará mejor, el que mejor sepa obedecer, quédate en casa por el bien de todos”.

El Grupo Sombra —escisión del Cártel del Golfo—tiene presencia en la zona norte de Veracruz. Aunque se trata de un grupo criminal fragmentado, sus apariciones en tiempos de crisis han sido varias. Cuentan, que en la Navidad del 2017, en ciudades céntricas como Tuxpan y Poza Rica, camiones y combis sin rotular, repartieron cenas y bebidas a nombre de las «Fuerzas Especiales Grupo Sombra».

La historia fue casi similar en octubre de 2018, cuando a los damnificados por las lluvias de distintos municipios de Veracruz, les entregó una paca de ropa acompañadas del mensaje: “Esto es para la gente de nuestro pueblo. No están solos, estamos con ustedes” . Atentamente, Grupo Sombra», se leía.

En Veracruz se han identificado repartos en otros puntos. En Coatzacoalcos, donde la violencia del crimen organizado ha sido progresiva y se ha asentado, el cártel de los Zetas entregó despensas a los lugareños. “En apoyo a la ciudadanía de Coatzacoalcos. Del Sr. Comandante Z-45”.

Según las autoridades federales, en la tierra de los homicidios y desapariciones forzadas operan seis organizaciones delictivas, el CJNG, Los Zetas, Grupo Sombra, Sangre Nueva Zeta, Cártel del Siglo y Los Piña, pero hasta el momento sólo dos de ellas han realizado apariciones públicas repartiendo ayuda en la entidad.

La exhibición de fuerza más evidente llega del Cártel Jalisco Nueva Generación. El 10 de abril se hicieron públicas las fotos de personas recibiendo cajas con alimentos, supuestamente en Cuautitlán, Jalisco. De acuerdo con las autoridades estatales, la región donde ocurrió el reparto es zona de influencia del núcleo cercano a Nemesio Oseguera, “El Mencho”, presunto líder del CJNG.

En las imágenes, poco claras, aparece el logotipo de un gallo, sobre la silueta del estado de Jalisco, bajo la leyenda “El Señor de los Gallos, Mencho, con el pueblo”.

Otro ejemplo. El martes, los miembros de la organización criminal entregaron despensas en Manzanillo, Colima donde, desde hace más de una década, el CJNG tiene sus raíces. La zona resulta estratégica pues Manzanillo es una ciudad portuaria del Océano Pacífico.

En los últimos años, cuando han habido problemas de inundaciones, huracanes, ha pasado lo que ahora: trascendían videos de reparto de víveres. En junio del año pasado, por ejemplo, se desbordó un río en la población de San Gabriel, y entre la cuadrilla de voluntarios había gente del CJNG.

Los emisarios de Nemesio Oseguera han aparecido en otras grabaciones del centro de Guanajuato, identificado como la zona de operaciones de José Antonio Yépez, “El Marro”, que dirige el Cártel de Santa Rosa de Lima, organización que mantiene una disputa con “El Mencho”.

El caso de Tamaulipas es más antiguo. Varias cuentas de Twitter publicaron hace días imágenes de repartos de comida en varios pueblos del estado. Repartos a cargo presuntamente del Cártel del Golfo. Las cajas lucen adhesivos con la leyenda: “Cártel del Golfo. En apoyo a Heroica de Matamoros. Señor 46 Vaquero” Y junto a las letras, la silueta de un sombrero.

Fuentes estatales explicaron que identificaron las entregas en distintos puntos. En Ciudad Victoria, capital del poblado fronterizo, Control, Matamoros y Río Bravo. “Se está llevando una investigación porque el reparto lo iniciaron en Ciudad Victoria, donde no opera el supuesto Vaquero”, dicen.

Evaristo Cruz, alias “El Vaquero”, responsable del envío de despensas, no es operador de la organización criminal en Ciudad Victoria, sino en Matamoros, por lo que los víveres habrían sido un desafío a los narcos de la capital de Tamaulipas, incluso a facciones del mismo Cártel del Golfo.

Además, la entrega no se habría dado en la zona urbana, sino en áreas retiradas o de invasiones como la colonia Esfuerzo Popular, lo que ratifica que sería un reto de “El Vaquero”.

Desde 2019, Evaristo Cruz, “El Vaquero 46”, aparece en la lista de los fugitivos más buscados de la Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas. El precio por la captura del líder criminal es de 2,000,000 de pesos.

En Chihuahua trascendió un vídeo de los supuestos repartos, esto en una comunidad de Santa Bárbara. El material acabó alimentando a los medios locales que señalan al grupo criminal Gente Nueva —brazo armado del Cártel de Sinaloa—. Las autoridades están monitoreando las acciones y la entrega de productos con la imagen estampada de Osma Bin Laden, ex líder de la red terrorista Al Qaeda, asesinado por Estados Unidos en 2011.

Los expertos advierten que con el reparto, las organizaciones criminales tratan de generar un impacto mediático y de hacer notar su presencia a grupos rivales en ciertos territorios.

Te puede interesar:  Sicario revela, «No siento nada por la gente ejecutadas, ellos no hubieran sentido algo por mí»»

El periodista Óscar Baldera, que ha cubierto temas de delincuencia en México, cuenta que el objetivo de los grupos criminales no es sólo enriquecerse, sino ganar base social y gestionar poder.

“El crimen organizado necesita dos componentes obligados para poder existir: el apoyo institucional —autoridades corruptas o corruptibles—, y la base social, es decir, gente en los pueblos que te permitan operar al margen de la vigilancia del Estado, esto puede ser desde informantes, personas que protejan los lugares y empresarios que necesitan el dinero sucio del narco para seguir operando sus negocios”.