Blog del Narco Alexa

“El Barón de las Drogas“ Sanguinario y billonario que le tenía miedo a los aviones

Juan García Ábrego, nació en Estados Unidos, y fue un cabecilla del Cártel del Golfo y uno de los primeros barones de la drogas en el país.

“El Barón de las Drogas“ Sanguinario y billonario que le tenía miedo a los aviones

Hasta que el 15 de enero de 1996 este hombre considerado como uno de los más peligrosos de México y Estados Unidos, se mostró temeroso de abordar un avión que lo llevaría por el resto de su vida a una cárcel en Estados Unidos.  Como volar era uno de sus mayores fobias, el día de su detención, el narcotraficante se resistía a subir la aeronave.

Por lo que elementos de seguridad tuvieron que forzarlo a entrar al avión empujándolo hasta que estuviera en el interior.  García Ábrego fue detenido en su rancho de Villa Juárez, Nuevo León, con el ex narcotraficante Raúl Enrique Santana, y posteriormente fue extraditado a Estados Unidos por ser ciudadano estadounidense.

Aunque también poseía la nacionalidad mexicana, que en cumplimiento al artículo 33 de la Constitución mexicana, se impuso expulsar a García Ábrego del territorio nacional tras ser buscado por la autoridad de otro país.

Juan García Ábrego era el rey en el estado de Tamaulipas, incluso existe una calle que lleva su nombre. Este barón de la droga cobró fama tras haber mandado asesinar a uno de los narcotraficantes más poderosos de esa entidad, Casimiro Espinoza Campo, alias “El Cacho”, con quien se dividía el control del tráfico de cocaína para su organización criminal.

Juan mandó asesinar a “El Cacho” porque no le gustaba la idea de compartir el poder, pues siempre se mostró paseándose por Tamaulipas a bordo de sus lujosos automóviles, siempre acompañado de sus sicarios y sus mujeres, aunque siempre aborreció las fotografías. Era común verlo con frecuencia en partidos de béisbol.

En el año de 1995, su éxito en el negocio de las drogas lo colocó en la mira de Estados Unidos, incluyéndolo entre los 10 más buscados por el FBI; fue el primer narcotraficante “mexicano” en entrar a esa popular lista.

Ese mismo año se dijo que García Ábrego se había comunicado con la entonces Procuraduría General de la República (PGR) para negociar su aprehensión en agosto de 1995, a cambio de que su familia no fuera molestada y conservar una parte de su fortuna como beneficio.

Sin embargo, gracias a la conocida “Operación Leyenda” efectuada por elementos de la DEA, finalmente las autoridades de justicia lograron la detención de García Ábrego sin que hubiera un solo disparo.

Fue extraditado a Estados Unidos al día siguiente, donde tenía más de 100 cargos en su contra, no obstante, pese al número de cargos, el capo que le tenía miedo a los aviones no quiso colaborar con las autoridades estadounidenses y por tal motivo éstos le dictaron una sentencia de 11 cadenas perpetuas por delitos contra la salud.

Te puede interesar:   «Los Chapitos» ordenan a sus Sicarios implementar el toque de queda a partir de las 10 de la noche

Estas misma autoridades calcularon una fortuna de más de 2,000 millones de dólares al momento de su detención. Sus ranchos sumaban una extensión total de unas 24,000 hectáreas donde había ganado de registro y caballos de carreras. Su favorito era “El Tejano”, un purasangre que hasta corridos inspiró.

Y a pesar de que se encuentra recluido en una cárcel de Colorado purgando su condena desde hace 25 años, su nombre salió a la luz tras la segunda temporada de la serie de Netflix Narcos México.