Blog del Narco Alexa

Luz Irene «La Madrina» del Cártel de Sinaloa conocida también como la «reina de la metanfetamina»

Cabello largo y castaño, cuerpo esbelto, joven y elegante, así se presumía Luz Irene Fajardo Campos en sus andares por México, Colombia, Honduras y Estados Unidos.

Luz Irene La Madrina del Cártel de Sinaloa conocida también como la reina de la metanfetamina

Sin embargo, detrás de esa apariencia había una poderosa narcotraficante de rango internacional.   Originaria de Culiacán, Sinaloa, Luz Irene era apodada como «La Madrina» o «La Comadre», lideraba una organización del tráfico de drogas junto a sus hijos.  Cocaína y metanfetamina, era las principales drogas que traficaba Fajardo Campos a Estados Unidos.

«La Madrina» tenía nexos con narcotraficantes de Colombia a quienes compraba cocaína, desde ahí utilizaba aviones para transportar la mercancía ilegal a Centroamérica y MéxicoLa metanfetamina era elaborada en un laboratorio ubicado en las afueras del desierto en Hermosillo, Sonora.

En tierras mexicanas, Luz Irene Fajardo Campos se alió con el cártel de Sinaloa, quienes le ayudaban a traficar la droga a Estados Unidos.

Tucson, Arizona, y Jackson, Mississippi, eran los principales centros de distribución de «La Madrina».

El reinado de Luz Irene Fajardo Campos terminó en abril del 2017 en Colombia, desde donde fue extraditada a Estados Unidos, prácticamente de forma inmediata.

Te puede interesar:  Lista de vídeos de ejecuciones, Interrogatorios y Balaceras

Las autoridades estadounidenses calificaron a «La Comadre» como la jefa de una «sofisticada organización multinacional de narcotráfico alineada con el cartel de Sinaloa que bombeaba grandes cantidades de cocaína y metanfetamina a Estados Unidos».

Luz Irene fue juzgada después de un juicio con jurado que duró siete días y declarada culpable el pasado 19 de diciembre.

El último clavo en el ataúd criminal para «La Comadre» será el próximo 26 de marzo de 2020, cuando sea condenado. La sentencia podría oscilar entre los 10 años y la cadena perpetua.