Blog del Narco Alexa

El Chapito junto sus hermanos Alfredillo y Ovidio Guzmán se rebelan ante el Mayo Zambada

Los hijos de Joaquín “el Chapo” Guzmán, conocidos como los Chapitos, han ganado terreno a Ismael “el Mayo” Zambada en el control del narcotráfico en Culiacán.

El Chapito junto sus hermanos Alfredillo y Ovidio Guzmán se rebelan ante el Mayo Zambada

Capital de Sinaloa, y centro de operaciones del Cártel de Sinaloa (CDS).  Informes de la Mesa Estatal de Seguridad, revelan que Iván Archivaldo Guzmán Salazar, alias el Chapito lidera ahora el negocio de las drogas en la capital del estado junto con su hermano Jesús Alfredo alias, Alfredillo, y su medio hermano Ovidio Guzmán López alias el Ratón o Nuevo Ratón.

En el puesto habrían desplazado a Miguel Ángel Gaxiola y/o Jesús Alejandro Sánchez, alias el Ruso, jefe de seguridad de Ismael “el Mayo” Zambada, actual cabeza del Cártel de Sinaloa, tras la detención del Chapo.  En los últimos cuatro meses, indican los reportes, han ocurrido distintos hechos que revelan una confrontación interna en la organización criminal.

La pugna la encabezan los jefes de sicarios de cada fracción: la de Guzmán Salazar, a través de Néstor Isidro García, alias el Nini, y la de Zambada, con el Ruso.

El primero es considerado el hombre que lidera las operaciones y comanda a los grupos de sicarios que protegen a los hijos de Guzmán Loera, y el segundo era el hombre de mayor confianza de Zambada para el tráfico ilegal de armas y estupefacientes, principalmente al norte de Culiacán.

Te puede interesar:   La guerra en Culiacán protagonizada por «Los Chapitos» y «El Mayo» Zambada

Desde agosto de 2016, luego de la recaptura del Chapo, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos identificó como líder del Cártel de Sinaloa al Mayo Zambada.

Pero las confrontaciones comenzaron el 26 de noviembre pasado, cuando el jefe de sicarios de Zambada atacó a 11 policías municipales de Culiacán, todos presuntamente vinculados con Guzmán Salazar.