Blog del Narco Alexa

“El Chino Ántrax”: El sicario mas fiel del narcotraficante «El Mayo» Zambada de el C.D.S

Una tarde de diciembre del 2013 un sicario abordo de un vuelo de KLM, desde la Ciudad de México, llegó al aeropuerto Schiphol de Amsterdam, en Países Bajos.

“El Chino Ántrax” El sicario mas fiel del narcotraficante El Mayo Zambada de el C.D.S

Ese no fue un viaje de negocios: al criminal, de entonces 33 años, le gustaba viajar, y a menudo documentar en Instagram sus periplos por Europa. Llevaba ropa de diseñador y un pesado anillo de plata en forma de calavera haciendo muecas. Su pasaporte era falso y lo había usado con éxito muchas ocasiones. Pero momentos después de presentar sus documentos a la aduana holandesa fue arrestado.

La Administración Antidrogas de Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés) había presentado una ficha roja ante la Interpol, porque sabía que iba a llegar.  Sólo después de que las autoridades holandesas tuvieron al hombre bajo custodia, supieron su verdadera identidad: José Rodrigo Aréchiga, operador principal de la mayor organización de narcotráfico de la historia, Cártel de Sinaloa.

Aréchiga se hizo pasar por el caprichosamente malévolo “Chino Ántrax. Supervisó el brazo armado de Sinaloa, conocido como Virus Ántrax y coordinó los envíos de drogas para el líder del cártel, Joaquín, “El Chapo” Guzmán.

“El Chino Ántrax” fue un narcotraficante de la era digital, bromeando con otros delincuentes en Twitter y publicando selfies bebiendo, posando con mascotas exóticas, y acariciando una AK-47 chapada en oro.

Incluso algunos informes especularon después de su detención que la información publicada en su cuenta de Instagram podría haber contribuido a su captura.

Para la periodista Anabel Hernández la historia es diferente. Con la caída de Vicente Zambada “El Vicentillo”, el ahora criminal de 39 años, habría tomado el lugar de éste en cuanto a la logística y la coordinación de grandes cargamentos de droga que venían de Sudamérica a México, y que posteriormente eran enviados a suelo estadounidense.

Todo eso cambió cuando “El Vicentillo” decidió colaborar con el gobierno de EEUU y arrestaron al joven sicario.

Entonces, “El Chino Ántrax” fue sentenciado a siete años y tres meses de prisión que obtuvo tras su buena conducta.

Considerando que el cabecilla narco ha pasado seis años encarcelado, Aréchiga deberá salir de la cárcel a más tardar el 31 de marzo de 2021.

La irrisoria sentencia a “El Chino” es consecuencia de una serie de recomendaciones hechas tanto por los fiscales como por su abogado defensor, Frank Rage, quien dijo a los jueces que su cliente estaba arrepentido de todos los actos de vandalismo y tráfico de drogas en que estuvo involucrado.

Te puede interesar: “El Sargento Phoenix”, leal hasta su muerte, el Mayo Zambada lo entrego, esta es su historia

Los excesos del Chino Ánytrax no sólo fueron célebres sino también únicos. Se presume que fue él quien entró vestido de payaso a una fiesta infantil en Los Cabos, Baja California para asesinar a balazos a Rafael Arellano Félix, en 2013.

Cuando sucedió dicho crimen, “El Chino” ya no tenía necesidad de andar de pistolero porque ya era jefe, pero le gustaba el desmadre, documentó el portal Río Doce.

En su intervención ante la magistrada Sabraw, “El Chino» dijo que abandonó la escuela y al poco tiempo se integró a las filas del Cártel de Sinaloa, donde formó el grupo criminal de Los Ántrax, un grupo de asesino que operaba para Ismael “El Mayo” Zambada y Joaquín Guzmán Loera.

Cabecilla de “Los Ántrax”, famosos por sus lujos y excentricidades, el peligroso sicario del cártel de Sinaloa pronto será liberado tras declararse culpable en EU

Era el penúltimo día del 2013, lunes 30 de diciembre, cuando José Rodrigo Arechiga Gamboa arribaba al aeropuerto de Ámsterdam en Países Bajos, proveniente de la Ciudad de México. Entonces, autoridades locales lo detuvieron, pues no se trataba de un viajero más, sino uno de los sicarios más peligrosos del mundo del narcotráfico y por lo tanto buscado por autoridades estadunidenses: “El Chino Ántrax”.

José Rodrigo Arechiga Gamboa nació el 15 de junio de 1980 en Culiacán, Sinaloa, centro de operaciones de la organización criminal con mayor presencia en Estados Unidos: el cártel de Sinaloa.

“El Chino Ántrax” avanzó a pasos enormes dentro de dicho cártel, pasó de ser un pistolero más de la organización a ser uno de los sicarios favoritos de la cúpula criminal.

Formó su brazo armado, llamado “Los Ántrax”, y se encargó de proteger a la familia, así como al círculo cercano de Ismael Zambada García, “El Mayo”, líder fundador del cártel de Sinaloa.

Su violencia es tal que se le responsabiliza del asesinato de Rafael Arellano Félix, en 2013, cuando un sujeto vestido de payaso entró a la fiesta del líder del cártel de Tijuana, en Los Cabos, Baja California, y le disparó a quemarropa.

Al tener su auge criminal como líder de un brazo armado del cártel de Sinaloa, incursionó personalmente en el tráfico de drogas.

Toneladas de drogas, principalmente marihuana y cocaína, “El Chino Ántrax” traficó de México a Estados Unidos, siendo San Diego su centro de operaciones.

José Rodrigo siguió los pasos de varios de los que su brazo armado protegía, los hijos de “El Mayo”, y comenzó a presumir lujos y excentricidades en redes sociales: automóviles de lujo, enormes reticencias, bebidas, drogas, armas, animales exóticos, entre otros.

Hay quienes aseguran que mandaba confeccionar zapatos y ropa hecha a su medida y con los mejores diseñadores del mundo, y era normal verlo en eventos de talla internacional como peleas de box, pasarelas y presentaciones

“El Chino Ántrax”, como la mayoría de los “narcojuniors”, gustaba de presumir la compañía de mujeres, en su caso se le vio incluso con Paris Hilton y se dijo era su pareja sentimental.

Otra de las mujeres que se le relacionó al jefe de sicarios del cártel de Sinaloa fue la llamada “Emperatriz Ántrax”, de nombre Claudia Ochoa Félix.

Fue entonces, en medio de su auge criminal que fue detenido y rápidamente extraditado a Estados Unidos.

Se presume que quien dio información para facilitar la captura de “El Chino Ántrax” fue Vicente Zambada Niebla, “El Vicentillo”, hijo de “El Mayo”. Detenido en 2009, el primogénito de Zambada García ha fungido como importante informante para el gobierno de Estados Unidos.

Poco más de un año después de su detección, “El Chino Ántrax” se declaró culpable en Estados Unidos, aceptó haber traficado toneladas de drogas para el cártel de Sinaloa y de haber participado directamente en actos violentos contra enemigos.

En su momento, las autoridades estadounidenses lo calificaron como parte de “la próxima generación de narcotraficantes híper violentos que llevan a cabo las actividades de ‘Mayo’ Zambada y el cártel de Sinaloa”.

«Chino Antrax es uno de los capos del cartel de Sinaloa de más alto rango jamás procesado en los Estados Unidos», dijo la fiscal federal Laura Duffy.

Así, José Rodrigo Arechiga Gamboa escapó de la pena de muerta, sin embargo, la pena mínima para este tipo de delitos es de diez años, además le quitaron un millón de dólares de su fortuna.

Sin embargo, aquella década mínima que tendría que pasar en prisión no se cumplirá y saldrá antes.

De acuerdo con Elblogdelnarco.com, el capo fue sentenciado solo a siete años y tres meses de prisión, es decir, Aréchiga Gamboa debe salir de prisión a más tardar el 31 de marzo de 2021.

Esa fecha no significaría la libertad completa para “El Chino Ántrax”, pues será repatriado a México, donde sería detenido por sus vínculos con el crimen organizado.

Aun así, la fecha cumplida para Arechiga Gamboa se daría en un momento clave para el cártel de Sinaloa, donde este ha tomado un segundo aire y los hijos de Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, es decir, “Los Chapitos”, se han graduado en el mundo de las drogas tras el “Culiacanazo”.