Blog del Narco Alexa

Adrián LeBarón recordó a sus nietos calcinados a un año de su nacimiento, “los quiero hijos míos”…

Adrián LeBarón ha gritado un adiós rápido a su hija, Rhonita LeBarón de Miller y sus nietos, Titus y Tiana, quienes fueron acribillados y calcinados, el pasado 4 de febrero.

Adrián LeBarón recordó a sus nietos calcinados a un año de su nacimiento “los quiero hijos míos”...

“Mi hija RHONITA mi nietos Titus y Tiana hoy es el día en que nacieron Mija acaba de DAR A LUZ el 13 de marzo del 2019 y el 4 de noviembre me los acribillan y calcinan siempre los recordaré” […], escribió Adrián LeBarón a través de Twitter.  El hombre robusto y de voz contundente publicó el mensaje antes mencionado seguido de una imagen en la que aparecen Rhonita y sus hijos.

Quienes nacieron el 13 de marzo del 2019 y perdieron la vida ocho meses después tras un ataque del grupo criminal La Línea.  En una segunda imagen aparecen sólo los gemelos: “Ayer 13 de marzo estarían cumpliendo UN AÑO los quiero hijos míos así los quiero y así los recuerdo no como me los DEJARON”,escribió.

El pasado 4 de noviembre, la tragedia golpeó con fuerza a la familia mormona LeBarón, cuando nueve miembros del clan, tres mujeres y seis niños, fueron asesinados en una carretera entre los Estados de Chihuahua y Sonora.

Como parte de los cuerdos logrados de la familia con el gobierno federal, las autoridades construirán un memorial a las víctimas de la masacre del 4 de noviembre del 2019 y también pondrá instalaciones de la Guardia Nacional en el municipio de Bavispe, Sonora.

Tras el encuentro con integrantes de estas familias, el presidente informó que en tres y seis meses se reunirá de nuevo con ellos.

Hasta el momento lo único que se sabe es que hay varias personas detenidas por la masacre dos tres mujeres y seis niños; no obstante no se han ofrecido más detalles al respecto.

Los LeBarón pertenecen a la Iglesia del Primer Nacido, una escisión fundada en Chihuahua en 1924 de Iglesia de Jesucristo de los Santos de los últimos Días. Los primero colonos huyeron de la prohibición de la poligamia instaurada en el seno de la iglesia mormona en 1890. Esto fue lo que hizo que algunos llegaran al norte de México en los años veinte del siglo pasado.

La familia ha estado envuelta en situaciones de violencia en el país. El 2 de mayo de 2009, Erick LeBarón, de entonces 17 años, fue secuestrado en esa zona de Chihuahua. Sus captores exigieron un USD 1.000.000 de rescate. La gran familia mormona se negó a pagar. Erick fue liberado una semana después. Esta experiencia dejó una peligrosa herencia en el seno de la familia.

El clan es conocido por su incursión en la política y activismo en pro de los campesinos, actualmente Joel LeBarón, es quien lleva a cabo la representación de la comunidad en el municipio de Janos y cuenta con protección especial del Gobierno Federal.