Loading...

El poder detrás del trono, la historia de “El Mayo” Zambada, el supuesto jefe del Cártel de Sinaloa

Mientras a Joaquín «El Chapo» Guzmán le espera una eternidad en la cárcel, su viejo socio- y amigo-, Ismael «El Mayo» Zambada, continuaría manteniendo a flote el Cártel de Sinaloa.

El poder detrás del trono: la historia de “El Mayo” Zambada, el supuesto jefe del Cártel de Sinaloa

Zambada García, un humilde ranchero de Culiacán, Sinaloa, se volvió de manera sigilosa en el capo más antiguo y poderoso de México. «Hijo del monte», como le gusta definirse, fue discípulo de Miguel Ángel Félix Gallardo — socio de Pablo Escobar en los 80 y jefe de la primera organización mexicana clasificada como cártel por el gobierno de EEUU — vio caer a Amado Carrillo Fuentes, «El Señor de los Cielos» — del cártel de Juárez.

En los 90–, combatió a los Arellano Félix— que continúan traficando en Tijuana, BC— , y ayudó a escapar de dos prisiones de máxima seguridad a «El Chapo» Guzmán, hasta hace poco el único jefe del Cártel de Sinaloa.  Su dinastía: seis mujeres, diez hijos y más de 15 nietos, no ha gozado de las misma suerte que él, pues han sido asesinados o extraditados a cárceles de norteamérica.

Su hijo Vicente, quien recibirá una sentencia por un juez de Illinois, EEUU, dirigía aeronaves, barcos, trenes y camiones para la importación de droga que enviaba al país vecino. Por su parte, su hermano Jesús alias «El Rey», cooperaba con la logística de la Ciudad de México a través del Aeropuerto Internacional.

Heroína, metanfetaminas, marihuana y cocaína, son algunas de las drogas del mercado negro que Zambada sabe producir y transportar a lo largo del mundo. Las autoridades «gringas» también le han atribuido la administración de negocios legales como la leche, el atún, la ropa, muebles, bienes raíces y los autos de carreras.

Aunque es famoso por su discreción, es de saber público que en Sinaloa posee un rancho llamado «Puerto Rico», se ha hecho cirugías y es acusado de haber planeado un atentado contra el ex presidente, Felipe Calderón. Tiene más narcocorridos que ningún otro traficante y confesó que si no se entrega es porque «el narco está en la sociedad, arraigado como la corrupción».

Imperio de los 90

El cartel de Sinaloa se consolidó en los años 90. Parte de ese poder puede atribuirse a la habilidad de Zambada para formar alianzas y coordinar con otros ex miembros del Cártel de Guadalajara.

De acuerdo al departamento de EEUU, el narco fue miembro principal del Cártel de Juárez, que dirigía Amando Carrillo, «El Señor de los Anillos».

La muerte del Carrillo en 1997, ayudó al Cártel de Sinaloa a absorber muchas de sus fracciones.

«Traficar desde el monte»

¿Qué tipo de narco necesitas ser para cumplir medio sigo traficando, estar vivo, y no haber pisado la cárcel? ¿Cómo puedes dirigir la célula más grande del país detrás de una sierra?

Aunque pareciera que Zambada tiene la guerra ganada, por traficar drogas durante más de 40 años, sin haber pisado la cárcel, la cabeza del capo tiene precio: USD 5.000.000.000 que ofrece el gobierno de EEUU.

Las autoridades de ese país han congelado las empresas y cuentas bancarias a su organización. Varios de sus familiares, incluido uno de sus hijos, están detenidos.

Según abogados de «El Chapo», su viejo amigo, ha logrado escapar de las persecuciones por sobornos millonarios que han llegado hasta lo más alto del gobierno de México.

También, agencias estadounidenses sugieren que «El Mayo»suele actuar más como empresario que como capo de las drogas. La Oficina de Control de Activos Extranjeros de EEUU señala que el hombre se ha encargado de muchas operaciones financieras del Cártel de Sinaloa, y a diferencia de otros líderes, pocas veces usa la violencia.

Un pueblo a favor del narco

Otro de los secretos de supervivencia de narcos como «El Mayo», es la protección del pueblo. Hasta hace unos años, Zambada patrocinaba los festejos en El Álamo, ranchería donde nació. Una de sus hijas era dueña de una guardería infantil, y su esposa de una distribuidora de leche.

Ofrecer empleos, seguridad, salud, y otros servicios que no cubren las autoridades locales han permitido tejer una red de protección, en las que muchas veces participan los pobladores de las zonas donde se mueven.

El capo «calladito»

El respaldo del pueblo serviría de muy poco si «El Mayo»se comportara distinto a como lo ha hecho desde hace décadas.

Pese a que el narco cuenta con protección personal — sicarios con armas de guerra, y un efectivo sistema de comunicación —, su perfil es discreto. La forma de comportarse es distinta a la del «Chapo» y sobre todo a la de los jóvenes que incursionan en el narcotráfico.

Sin embargo, las acusaciones de su viejo socio (Joaquín Guzmán), que aseguran que Zambada es el verdadero jefe del Cártel de Sinaloa, lo han puesto bajo los reflectores que siempre había evitado.

Le quitan el «trono»

Aunque a sus 70 años, el narco sigue liderando el Cártel de Sinaloa, su enfermedad (diabetes) y edad no lo dejarán gobernar para siempre.

Por ello, se espera que pase los últimos días de su vida como lo ha hecho hasta ahora: encerrado en las montañas de la región de Sinaloa.

«El Mayo»es uno de los narcotraficantes más astutos que México ha generado.

Loading...