Blog del Narco Alexa

Rosana Patricia, la hermana de El Betito que es activista y temida criminal…

Bajo el disfraz de una benefactora social y con un perfil bajo, Rosana Patricia, hermana de José Alberto El Betito, líder del grupo criminal La Unión.

Rosana Patricia, la hermana de El Betito que es activista y temida criminal...

Dirige una de las mafias más poderosasdedicadas a la invasión de inmuebles en la Ciudad de México.  De acuerdo con los reportes realizados en 2017 por el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) y compartidos con el portal La Silla Rota, la alcaldía Cuauhtémoc es el centro de operaciones del grupo delictivo que encabeza Rosana.

Las ganancias de la organización criminal residen en las rentas que se cobran por cada espacio ocupado, un solo edificio de unos 20 apartamentos produce alrededor de 100 mil pesos mensuales.  Sin embargo, esta mafia podría tener entre sus manos al menos 30 predios tan solo en la Ciudad de México, pues se sabe que también operan en el Estado de México; lo que generaría un aproximado de 3 millones de pesos al mes.

Rosana es la cabecilla de la corporación, y cuenta con el respaldo de casi un centenar de personas, algunas afiliadas a grupos de choque y con antecedentes penales. Según informa Cisen, Rosana fue aprehendida y sentenciada el 26 de junio de 1995 a pasar en la cárcel cuatro años con once meses, pero salió libre el 14 de septiembre de ese mismo año.

Información federal indica que la hermana de El Betito, de 42 años de edad, está al frente de otros edificios ocupados, uno de ellos un hotel, el Camelia, asentado en el 14 de la calle con el mismo nombre.

Se tiene información de que este inmueble era un hotel denominado Hotel Camelia. Fue vendido por Manuel S. y adquirido por José F. por 100 mil pesos. Permanece cerrado durante el día; habitantes hacen guardias para observar el entrar y salir de personas.

En ese lugar presuntamente hay acopio de armas de fuego y venta de droga.

Por lo menos seis predios más en el centro pertenecen a esta organización, y la forma en que se hacen de ellos es averiguando si están en litigio, o si se encuentran abandonados.

A través de grupos de choque los invaden y ocupan por meses, hasta que logran hacerse del lugar pagando cantidades absurdas al dueño, que si llega a negarse es intimidado.

En los datos que ha reunido el Cisen, Rosana aparece como una mujer que no tiene descanso, ya que participa en un sinfín de actividades, incluyendo algunas que aparentan ser útiles para la comunidad.

Un ejemplo de lo anterior es que Rosana tiene una asociación civil denominada Líderes GAP, cuyo lema es: ‘inspiramos vidas, creando líderes plenos, amorosos y libres’.

Asimismo, tiene una página en Facebook para la asociación en donde la mayoría de sus post son para ayudar a gente sin recursos y compartir frases motivacionales.

Hasta el momento se desconoce el fin por el que la hermana de El Betito mantiene al grupo.