Blog del Narco Alexa

Bestial masacre en Cárcel de Ecuador por disputa entre Bandas locales del CJNG y el CDS, 116 muertos y 80 heridos

Quito, Ecuador.- Un total de 116 Presos murieron en una riña masiva en una prisión de Ecuador, relacionada con bandas del crimen organizado.

Bestial masacre en Cárcel de Ecuador por disputa entre Bandas locales del CJNG y el CDS, 116 muertos y 80 heridos

Que operan para cárteles mexicanos. Decenas de personas resultaron heridas en la que es calificada como la peor matanza en una penitenciaría en la historia de ese país.   De acuerdo con autoridades de Ecuador, la disputa entre las bandas “Los Lobos” y “Los Choneros” derivó en una riña masiva en la que se usaron armas de fuego.

Armas blancas y explosivos artesanales. Asimismo, 80 personas resultaron heridas.  El exdirector de Inteligencia Militar de Ecuador, el coronel Mario Pazmiño, dijo que “el crimen organizado transnacional se ha infiltrado en la estructura” penitenciaria de ese país.

“Quieren sembrar miedo”, dijo a la prensa el exfuncionario, señalando al Cártel Jalisco Nueva Generación y el Cártel de Sinaloa que operan en Ecuador a través de bandas delictivas.

Asimismo, sugirió entregar el poder de las prisiones, temporalmente, a la Policía Nacional.

En el origen de este motín se han identificado dos causales. El Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Privadas de Libertad (SNAI) señaló que se debió a «enfrentamientos entre bandas delictivas», mientras que la Fiscalía General del Estado (FGE) informó que también fue motivado por la intención de las autoridades de trasladar a cabecillas de las pandillas a otros centros penitenciarios.

En el país se han identificado al menos seis bandas que se disputan el control de los centros carcelarios en el territorio nacional, que son: Los Choneros, Pipos, Tiguerones, Chone Killers, Lagartos y Los Lobos.

Cuando ocurrieron los amotinamientos simultáneos de febrero, el entonces director de la SNAI, Edmundo Moncayo, dijo que las disputas comenzaron tras la muerte de Jorge Luis Zambrano, alias ‘Rasquiña’, quien era el líder de Los Choneros y fue asesinado el 28 de diciembre de 2020 por un sicario, en un centro comercial de Manta, ciudad costera donde residía.

Hasta entonces, Los Choneros mantenían el control al interior de las prisiones y tras la muerte de alias ‘Rasquiña’, el resto de las bandas han buscado tomar ese liderazgo en las cárceles que consideran vacante.

En la reciente masacre en ‘La Peni’, según medios locales, estarían involucrados Los Lobos, Tiguerones y Los Choneros.

De acuerdo con medios locales, el nuevo enfrentamiento se dio tras la celebración del cumpleaños de alias ‘Junior’, uno de los líderes de Los Choneros. La fiesta se realizó en el pabellón de máxima seguridad de la Penitenciaría del Litoral y, mientras celebraban, la banda envió el mensaje a sus contrincantes de que ellos tenían el poder en el reclusorio.

El alarde desató la furia de Los Tiguerones y Los Lobos, cuyos líderes estarían a punto de ser reubicados en otras prisiones. Entonces, hubo ataques a los pabellones 1 y 3, donde fueron decapitadas cinco personas —seis en total según la FGE—; también se registró el lanzamiento de una granada en el sector 5, donde fueron asesinadas 19 personas. Ante esto, Los Choneros respondieron también con armas.

Según el SNAI, los enfrentamientos comenzaron a las 09:30 del martes y alrededor de las 14:00 se logró retomar el control de la prisión por parte de las autoridades. Ese día informaron de 24 muertos, luego la cifra subió a 30 y posteriormente a más de 100, con el hallazgo de más de setenta cadáveres en los pabellones el miércoles, algunos mutilados.

El exdirector de inteligencia militar, coronel Mario Pazmiño, dijo, en entrevista con AP, que la disputa entre las bandas es por el control territorial tanto dentro como fuera de las cárceles, para dominar las actividades de narcotráfico y microtráfico de drogas.

Te puede interesar:  Aparecen Narcomantas contra Los Tlacos, el Cartel que levanto y descuartizo a 20 Sicarios de Guerreros Unidos

Además, apuntó que las pandillas locales responden a organizaciones delictivas internacionales, concretamente a dos cárteles mexicanos, el de Sinaloa y el de Jalisco Nueva Generación (CJNG). «El crimen organizado transnacional ha permeado la estructura del Estado», enfatizó.