Blog del Narco Alexa

El día que el CDG y Los Zetas mancharon de sangre la fiesta de Independencia de México

El Cártel de los Zetas (CDZ) y su entonces brazo armado el Cártel del Golfo (CDG) fueron señalados de estar detrás de uno de los ataque más sangrientos.

El día que el CDG y Los Zetas mancharon de sangre la fiesta de Independencia de México

Y que tiñeron de rojo la celebración de la Independencia de México el miércoles 15 de septiembre de 2008 en Morelia, capital del estado de Michoacán en México.  Aquella noche los mexicanos fueron testigos de lo que es considerado uno de los primeros atentados narcoterroristas.

El entonces gobernador Leonel Godoy daba por primera vez el “Grito de Independencia” en el centro histórico de Morelia. Al final de la arenga, dos explosiones cimbraron la zona.  Una fue en la plaza Melchor Ocampo, a un costado de la Catedral de Morelia y enfrente del Palacio de Gobierno de Michoacán.

Y la otra en el cruce de la Avenida Francisco I. Madero y la calle Andrés Quintana Roo, a un lado de la Parroquia de la Merced. El saldo fue de ocho muertos y más de 100 heridos.

Tras los ocurrido, aparecieron narcomantas firmadas por el Cártel de La Familia Michoacana (LFM) y Los Zetas, ambos se deslindaban de las explosiones.

Días después, la entonces Procuraduría General de la República (PGR) presentó a tres sujetos señalados como los responsables de lanzar las granadas.

Se trataba de Juan Carlos, Julio Cesar y Alfredo “N” quienes confesaron a las autoridaades que habían participado en el atentado.

Según investigaciones, testigos protegidos los señalaron como miembros del Cártel del Golfo, que a su vez dependía de Los Zetas.

Sin embargo, el periodista José Reveles en su libro “Las historias más negras del narco, impunidad y corrupción en México”, publicado en abril del 2009, señaló que la captura de los tres detenidos fue luego de una “llamada anónima” que los ubicó en una inmueble del municipio de Apatzingán y que cuando las autoridades llegaron al lugar, encontraron a tres sujetos maniatados, con los ojos vendados y con huellas de tortura.

Las parejas de los tres detenidos aseguraron que fueron “levantados” días después del atentado e incluso todas presentaron denuncia por la desaparición de sus esposos.

Te puede interesar:  El Chapo Guzmán escapó desnudo junto a su amante de casa rifada por $12,50 dólares

De igual forma más de 30 testigos señalaron que los tres detenidos estaban a varias millas de distancia el día de los atentados, en el municipio de Lázaro Cárdenas. Así a 13 años de los atentados no hay certeza de qué cártel estuvo detrás de ellos, pues los detenidos por lo ocurrido ya están liberados.