Blog del Narco Alexa

Jesús Salazar, el Muñeco exigió ser atendido por brote de COVID-19 en el Altiplano

Jesús Alfredo Salazar Ramírez, alias el Muñeco, identificado como uno de los líderes del Cártel de Sinaloa, interpuso una medida cautelar.

Jesús Salazar, el Muñeco exigió ser atendido por brote de COVID-19 en el Altiplano

Para poder recibir atención médica fuera del penal de El Atiplano, que se encuentra ahora mismo en medio de un brote masivo de coronavirus.  A finales del año pasado, un juez federal había ordenado realizarle estudios de sangre y de urología al lugarteniente de Joaquín el Chapo Guzmán por los vértigos que padece.

Entonces, el Muñeco advirtió que dentro del penal de máxima seguridad donde se encuentra recluido no les hacían pruebas de COVID-19.  En septiembre de 2020, el Muñeco fue notificado de que podría seguir la ruta de su jefe el Chapo Guzmán y ser juzgado en suelo ajeno.

Hasta el momento, las autoridades penitenciarias han reportado que El Altiplano se encuentra en semáforo rojo debido a que varios reos de alta peligrosidad están contagiados de SARS COV 2.

En esa cárcel de máxima seguridad se encuentran recluidos otros cabecillas criminales del Cártel de Sinaloa como Héctor el Guero Palma, quien este martes fue reingresado al penal luego de permanecer 70 días en arraigo; Miguel Ángel Treviño, alias Z-40, ex líder de Los Zetas; Servando Gómez, la Tuta, fundador de los Caballeros Templarios.

En noviembre de 2012, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) detuvo a Salazar Ramírez, también conocido como El Pelos, con ayuda de la entonces Procuraduría General de la República (PGR), en el municipio de Huixquilucan, Estado de México.

Las autoridades mexicanas lo presentaron entonces como “uno de los lugartenientes más importantes de El Chapo Guzmán”. Lo señalaron por su presunta responsabilidad en el control de la siembra, producción y tráfico de droga en el estado de Sonora y parte serrana del estado de Chihuahua, la cual enviaba principalmente hacia los Estados Unidos.

Es por ello que el gobierno estadounidense busca su extradición, ya que la Corte Federal del Distrito Oeste de Texas cuenta con una orden de aprehensión girada en su contra desde el 24 de agosto del 2006 por el cargo de asociación delictuosa, por poseer con la intención de distribuir cinco o más kilogramos de cocaína, en violación al código de aquel país.

Además, El Muñeco cuenta con una orden de detención provisional con fines de extradición internacional por delitos contra la salud y asociación delictuosa, librada por el Juzgado Noveno de Distrito de Procesos Penales Federales en el entonces Distrito Federal (hoy Ciudad de México), desde el 13 de enero del 2009.

Salazar Ramírez también figura como líder del grupo delictivo “Los Salazar”, parte integrante del Cartel del Pacífico o de Sinaloa. El hombre es señalado como presunto autor de múltiples ejecuciones realizadas en los estados de Sonora, Chihuahua, Sinaloa y la capital mexicana.

Las autoridades lo acusaron por el asesinato del activista Nepomuceno Moreno Núñez, ocurrida en noviembre de 2011 en Sonora, quien integraba el llamado “Movimiento por la Paz” encabezado por el poeta Javier Sicilia, que se oponía a la estrategia del gobierno de Felipe Calderón conocida como “Guerra contra el narcotráfico” que arrastró al país a niveles inéditos de violencia e inseguridad.

Te puede interesar: Fotos de la Güera China, la mujer que dejó la Guardia para irse al cártel de Los Viagras

Además, El Muñeco también es señalado por el presunto asesinato del abogado Rubén Alejandro Cepeda Leos, en diciembre de 2011 en Chihuahua.