Blog del Narco Alexa

La guerra contra el Narco en altamar, una batalla poco conocida de la Marina

En México los narcos navegan en aguas tranquilas. Tanto que son éstos quienes les pisan los talones a las autoridades.

La guerra contra el Narco en altamar, una batalla poco conocida de la Marina

De acuerdo con un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la crisis causada por la pandemia de COVID-19 provocó la interrupción de las rutas de tráfico por tierra y aire, siendo las vías marítimas su única opción.  Desde entonces hasta ahora, estas rutas son cada vez más utilizadas por los criminales.

Téngase como ejemplo la historia de la embarcación TELFORD-28, de la Marina (Semar) y de la que hace referencia el especialista y periodista Óscar Balderas.  El pasado 14 de abril, la tripulación estaba anclada a 22 kilómetros de ciudad del Carmen, Campeche, cuando una nave interceptora de criminales comenzó a moverse hacia las coordenadas de los marinos.

El buque llevaba abordo hombres con equipo táctico, entrenados, con armamento diverso. La persecución por el litoral del Golfo de México tomó varias horas, resultando en un marino herido y todos los criminales fugados.

Uno de los decomisos en mar ocurrió a mediados de octubre, cuando la Semar detectó la presencia de lanchas rápidas frente a la costa de Chiapas. La pequeña embarcación cargaría dos toneladas de coca que caerían desde el aire.

Los cercos que la Secretaría de Marina ha aplicado en la zona del Golfo de México ha hecho que las mafias perfeccionen cada vez más sus formas de operar: captan a mas personas jóvenes, se mueven en nuevas rutas y aprovechan sus canales logísticos para mover la droga.

De acuerdo con el experto y periodista Óscar Balderas, la Marina pidió a Hacienda 1,000 millones de pesos para nuevas embarcaciones de respuesta inmediata que patrullan las aguas mexicanas para frenar traficantes y terroristas.

A demás, este año, se han cometido al menos 150 atracos en el mar, todos relacionados con el crimen organizado.

El Cártel de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación (CJNG), con apoyo de cárteles colombianos, han creado siete rutas marítimas en el océano Pacífico para el trasiego de cocaína desde puntos de partida o zonas de playa en Colombia, Ecuador y Perú, con destino a México, para que luego sea trasladada a Estados Unidos.

De acuerdo con informes de la Secretaría de Marina (Semar) y la Armada de Colombia, se ha detectado con inteligencia naval que los grupos del crimen organizado transnacional utilizan buques mercantes, contenedores, veleros y yates que zarpan de los puertos principales de Colombia, Ecuador y Perú para el traslado de clorhidrato de cocaína.

También detectaron otros puntos de partida con lanchas rápidas tipo go-fast semi-sumergibles y sumergibles, se ubican en zonas costeras selváticas de difícil acceso, como López de Micay, un municipio colombiano selvático con salida al mar, cuyas playas se habilitan como rutas o líneas del narcotráfico hacia México y Panamá.

Te puede interesar:  Por aire y tierra, extiende CJNG zona de ataques con drones y Barrett en Michoacán (VIDEO)

El cruce de información entre la Semar y Armada de Colombia, a través de sus áreas de inteligencia naval, en cooperación con la FGR, la Dirección Antinarcóticos de la Policía Nacional de Colombia y la DEA señalan que el Cártel del Pacífico y CJNG subsidian a diversas organizaciones criminales sudamericanas.

La guerra contra el Narco en altamar: una batalla poco conocida de la Marina