Blog del Narco Alexa

La absolución del “Güero” Palma, crudo testimonio de un sistema judicial roto

La posibilidad de que quede libre uno de los más famosos narcotraficantes mexicanos hizo girar nuevamente los reflectores hacia el Poder Judicial.

La absolución del “Güero” Palma, crudo testimonio de un sistema judicial roto

Y la procuración de justicia en México. Para los expertos, el caso es otro ejemplo, de los más graves, del fracaso que ha sido desde hace varios sexenios el sistema judicial mexicano y la lucha contra el crimen organizado,  “La posible liberación de Héctor Luis Palma Salazar, lo único que confirma es el fracaso del Sistema de Justicia Penal en México.

En específico del Código Penal Federal, de los tipos penales que regulan los delitos contra la salud y la delincuencia organizada”, señala en exclusiva para Infobae contundente el maestro en Ciencias Penales y especialista en Inteligencia y Procesos de Seguridad, Ramón Celaya Gamboa.

La posible liberación de Héctor Palma Salazar, lo único que confirma es el fracaso del Sistema de Justicia en México

La madrugada del sábado 1 de mayo, el secretario del juzgado segundo de distrito de procesos penales de Jalisco, Víctor Francisco Chávez Romero, dictaminó la absolución de Héctor Luis Palma Salazar por cargos de crimen organizado, por los que había permanecido en prisión, sin sentencia, 26 años.

El “Güero” Palma, que en otros tiempos compartió el trono criminal del Cártel de Sinaloa con Joaquín “El Chapo” Guzmán, fue declarado inocente y se ordenó su inmediata liberación.

“Esta liberación no es que haya cumplido su sentencia, como el caso de otros narcotraficantes, esto es una absolución, es decir, se le dictó sentencia absolutoria por el delito delincuencia organizada, es casi un ´usted disculpe´, ´usted es inocente de lo que se la acusó y puede salir´. Eso es grave porque refleja que toda la lucha contra el narcotráfico en México ha fracasado desde su origen.

Es casi un usted disculpe, usted es inocente de lo que se le acusó y puede salir

Pero esto no tiene que ver, como en otros casos con la parte operativa, tiene que ver con el Poder Judicial, con las leyes que regulan esta materia y que no han servido para combatir ni para contener el fenómeno; por eso es profundamente grave esta posible liberación con una sentencia absolutoria, que lo único que reflejaría es que la antigua Procuraduría General de la República, y la hora Fiscalía General de la República, en realidad son instituciones que no sirven, que tendrían que replantearse de origen y dotarlas de un marco jurídico adecuado, robusto que pueda combatir la delincuencia organizada.

Porque no entendemos como uno de los principales líderes del Cártel de Sinaloa, aliado del “Chapo” Guzmán, como fue el “Güero” Palma, quede absuelto, es decir, es inocente ante el derecho penal mexicano”, subraya el analista.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, condenó la orden de liberación y lo calificó como un “sabadazo”, es decir, que, aprovechándose de que el 1 de mayo es un día inhábil, se intentó que pasara desapercibido el hecho de que se dejaría en libertad a uno de los más famosos narcotraficantes mexicanos.

“Esta decisión del Poder Judicial, con un procedimiento que no es lo más adecuado, no se puede emitir una orden para liberar a un recluso acusado de delincuencia organizada , un sábado en la madrugada, eso coloquialmente se conoce como sabadazo, y luego de manera terminante ordenar que se le liberara en la noche”, señaló en su conferencia de prensa el lunes 3 de mayo.

A Celaya Gamboa también le causa extrañeza este procedimiento. “Es muy extraño el argumento que están describiendo los jueces a manera de defensa… La fiscalía no puede dilatar el proceso de liberación porque se está violentando la presunción de inocencia, las garantías del detenido, está afectando su libertad personal, pero la verdad es que si analizamos, los años que pasan los detenidos, que van desde los 3 años hasta los 14 o 15 años, en un proceso; si es sospechoso, llama demasiado la atención. No puede pasarse por alto que los jueces están resolviendo cuando precisamente son días de descanso”.

Sin embargo, la propuesta del presidente mexicano, de reformar las leyes para que no se puedan tratar este tipo de casos en días inhábiles, a Celaya Gamboa le parece que es como poner “un curita” en una herida profunda, “no sirve de nada”, además señala que al presidente nadie lo está asesorando.

“No soluciona nada. La solución de fondo es revisar la Ley Federal contra Delincuencia Organizada… al presidente nadie lo está asesorando, al presidente nadie le está diciendo que el problema no es que resuelvan en horas inhábiles, el problema es que no se está aplicando la ley, y que la ley ha quedado rebajada y la mejor prueba para sustentar este dicho es la solución del “Güero” Palma, porque con la ley, con las pruebas y con el personal que actualmente integra la Fiscalía de la República, un proceso penal de esa envergadura se cayó, se fue a la basura”.

  • El “Güero” Palma: dos décadas en prisión sin sentencia, lo declaran inocente y ahora el gobierno de México busca desesperadamente “algún” cargo en su contra

El “Güero” Palma había permanecido en prisión desde junio de 1995, cuando fue detenido por las autoridades mexicanas en una casa de seguridad donde se encontraba, luego de que el avión ejecutivo en el que viajaba de Ciudad Obregón, Sonora, a Guadalajara, Jalisco, presentó problemas técnicos y sufrió un accidente.

El socio del Chapo permaneció hasta el 2007 en la cárcel de máxima seguridad de Puente Grande en Jalisco, donde también se encontraba Guzmán Loera.

Tras estar preso por 12 años en México, Palma fue extraditado a Estados Unidos donde purgó una condena de solo nueve años por narcotráfico luego de colaborar con el Departamento de Justicia de ese país.

En 2016 fue entregado al gobierno mexicano en el cruce fronterizo de Puente Nuevo en Matamoros y nuevamente encarcelado en el Altiplano. En ese momento se le acusó de cometer dos homicidios en el estado de Nayarit.

El pasado 4 de mayo, el que fuera socio del Chapo Guzmán salió libre y por su propio pie del Centro Federal de Readaptación Social Número 1 “El Altiplano”, en virtud de la sentencia absolutoria dictada por una autoridad judicial.

El “Güero” Palma no tenía sentencia, estaba sujeto a un proceso penal que se venía alargando por diversos recursos que interponían sus abogados

“El Güero Palma no tenía sentencia, estaba sujeto a un proceso penal que se venía alargando por diversos recursos que interponían sus abogados y finalmente lo que sí se resolvió, por así decirlo, fue que él era inocente del delito que lo acusaron. No se pudieron sustentar estas acusaciones.

Es muy claro lo que ocurrió, es una incompetencia de proporciones mayúsculas de la autoridad ministerial, de los ministerios públicos encargados del caso, de los jueces del Poder Judicial. El Código Penal Federal sobre delincuencia organizada es una herramienta que debió haber servido para sustentar la acusación, desde el punto de vista jurídico, con todas las pruebas periciales y todos los elementos materiales que se necesitan para sustentar la acusación”, y no fue así, asegura.

Celaya Gamboa señala que históricamente este ha sido el problema. A pesar de la Ley Federal contra la delincuencia organizada promulgada en 1996, que dotó a la fiscalía de métodos de investigación que no se pueden aplicar a todas las personas, porque incluso, resultan violatorios de derechos humanos, y de las múltiples reformas que se han hecho en la materia; no se han tenido los resultados que se esperaban para combatir el narcotráfico en México.

“Es una Ley que se consideró necesaria en el Estado mexicano para combatir a la delincuencia organizada, ahora lo que vemos esta ley no rindió los frutos que esperaba. Urge meterle mano a esta Ley para replantearla, porque nos estamos dando cuenta que el tipo penal contra delincuencia organizada no sirve, no está sirviendo”.

Aunado a esto, el experto considera que” los ministerios públicos ni la FGR tienen ni la capacidad, ni la preparación técnica, ni la experiencia para llevar este tipo de casos, para sustentar todo un proceso penal ante los jueces, se los están tirando están perdiendo en los juzgados”.

Sin embargo, Celaya Gamboa aclara que también, además del criterio de los jueces, los vacíos legales y las maniobras jurídicas, existe claramente la sombra de la corrupción en este tipo de casos.

“Aprovechan el problema de origen, en esa circunstancia los ministerios públicos integran de manera indebida las investigaciones con el objeto de que en algún momento del proceso el sujeto pueda salir, y al final del día aplicaron la ley como está exactamente, pero pues es un caso de corrupción a nivel de preparación.

También, hay que tomar en cuenta la inmensa corrupción que no ha podido ser extirpada de las fiscalías y que permea en todos los casos”.

-Las diferencias entre la liberación del “Güero” Palma y la de Rafael Caro Quintero: “Lo declararon inocente”

Gamboa Celaya explica que a diferencia de Rafael Caro Quintero (quien permaneció 28 años en prisión y luego fue liberado porque cumplió las condenas que se le impusieron por tráfico de drogas, y también porque el caso que tenía en su contra por el secuestro y asesinato de Enrique Camarena, agente de la DEA, fue desechado por un fallo de jurisdicción); la posibilidad de que quede libre el “Güero” Palma, absuelto de cargos de crimen organizado, retrata de cuerpo entero el fracaso que ha sido la lucha contra el narco desde su origen.

El Güero Palma es inocente y eso es totalmente absurdo por todos los hechos ilícitos que cometió

“El Güero Palma es inocente y eso es totalmente absurdo por todos los hechos ilícitos que cometió, y bueno un acto de mucha preocupación que el Estado mexicano. La sentencia absolutoria significa que todos estos años que pasó el “Güero” Palma en prisión en realidad no sirvieron para sustentar este proceso penal con el antiguo sistema.

La conclusión de que es inocente el “Güero” Palma, a diferencia de otros, no sale por compurgar la pena, sale por una absolución, o sea, es es diferente a lo de Caro Quintero, que él sí cumplió la mayor parte de su condena, él junto con sus abogados invocaron diversos beneficios legales, que la misma ley, en ciertos delitos, de manera irregular y por lo oscurito, aprovecharon estos vacíos legales y algunos beneficios previstos en la normatividad para solicitar su liberación anticipada.

Sin embargo, en el caso de Héctor Palma Salazar no fue así, fue un caso totalmente irregular, un caso en el absurdo jurídico donde lo declaran absuelto, una absolución de los delitos de crimen organizado, y hasta este momento no sabemos que el “Güero” Palma tenga alguna otra causa abierta”, explica Celaya Gamboa.

Hasta este momento no sabemos que el Güero Palma tenga otra causa abierta

La secretaria de Seguridad Pública, Rosa Icela Rodríguez, luego de que se diera a conocer la orden de liberación del narcotraficante mexicano, durante la conferencia de prensa de López Obrador explicó que se comenzó con las consultas necesarias con las fiscalías estatales y el Departamento de Justicia de Estados Unidos, para encontrar “algún” otro proceso judicial en contra de Palma.

“Estamos en el seguimiento de este y de otros casos para ver si se tiene alguna otra orden de aprehensión o proceso pendiente”, dijo, de lo contrario el mandatario mexicano agregó que se debía de acatar la orden del juez, es decir, dejar en liberta a Palma Salazar.

-El “Güero” Palma fue un hombre completamente libre por pocos minutos

Seis minutos después de que se cumplió la orden de liberación para Palma Salazar, fue reaprehendido por elementos de la Policía Federal Ministerial cuando Palma se disponía abandonar el lugar, puesto que “derivado de una investigación integrada en la Unidad Especializada en Investigación de Delitos Contra la Salud, de la SEIDO, el Ministerio Público Federal, emitió un acuerdo de detención por caso urgente respecto de dicho individuo, al existir riesgo fundado de que el indiciado podría sustraerse de la acción de la justicia”, informó la FGR.

Luego, dos días después, el 6 de mayo, al cumplirse las 48 horas que la FGR había solicitado para poder encontrar en algún estado de la República o en Estados Unidos, una carpeta de investigación en contra del narco mexicano; la fiscalía pudo obtener una orden para mantenerlo en arraigo por 40 días.

Con un fuerte operativo de seguridad, se traslado al narcotraficante al Centro Nacional de Arraigo tras ser interrogado.

El Güero Palma actualmente se encuentra arraigado hasta mediados del mes de junio, en el Centro Nacional de Arraigo ubicado el corazón de la Ciudad de México.

Ahí permanecerá hasta el 15 del próximo mes y luego se sabrá si, el que una vez fue uno de los líderes del poderoso Cártel de Sinaloa es nuevamente un hombre libre, o si la Fiscalía General de la República (FGR) pudo encontrar algún otro proceso o carpeta de investigación en su contra, o bien, si el gobierno de Estados Unidos tiene interés en reclamarlo para que no sea dejado en libertad el famoso narcotraficante.

Ahora lo que queda, y es una de las pocas posibilidades que existen, para que el que fue uno de los narcos más poderosos del Cártel de Sinaloa no quede en libertad, es que le gobierno mexicano cabildee con el gobierno de EEUU para averiguar si les “interesa” realizar un proceso en contra del “Güero” Palma, o bien, tienen los suficientes elementos para fincarle cargos y ser extraditado.

Pero para el experto en Seguridad las probabilidades de que se le otorgue la libertad a Palma Salazar son altas.

“En el caso de que Estados Unidos le interese, hace una solicitud una una solicitud de extradición, y pues técnicamente, una vez cumplidos los plazos legales se lo entregaría a Estados Unidos extraditado.

Sin embargo, hay que recordar que el “Güero” Palma es uno de los narcotraficantes más antiguos en la historia del narcotráfico en México junto con el “Chapo” Guzmán.

Desde sus años jóvenes fueron los que incursionaron en esta actividad con El Cártel de Sinaloa en Tijuana, en Guadalajara… pero esto fue hace muchos años, precisamente por la época en la que lo hicieron, yo veo poco probable que Estados Unidos tenga actualmente algo abierto en su contra; considero que es muy un poco probable porque ya es demasiado el tiempo”.

Celaya Gamboa puntualizó que en caso de que se le otorgará la libertad al “Güero” Palma, la relación con EEUU, en materia de combate al narcotráfico, se pondría nuevamente en una situación complicada luego de varios ásperos episodios , entre ellos la detención y posterior liberación del ex secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos.

“Se va a seguir resquebrajando. Se va a poner en otro punto delicado porque Estados Unidos… ellos ven el Sistema de Justicia en su conjunto, es decir, a diferencia de nosotros que repartimos culpa o responsabilidad entre jueces, fiscalías y gobierno federal, ellos ven una falla del Estado mexicano, que está claudicando en su función y en su responsabilidad de combatir el narcotráfico y de procesar a los narcos.

Porque no se entiende, cómo teniendo al narco detenido puedan decretar su absolución cuando hay muchas pruebas de las actividades ilícitas del Güero Palma junto con el Chapo Guzmán, que han sido los grandes líderes históricos del narcotráfico”.

El experto asegura que sí se pudo haber evitado este episodio vergonzoso para el Estado Mexicano, pero que las cartas en el asunto se debieron de haber tomado mínimo seis años atrás, cosa que no pasó, y que además el gobierno de López Obrador perdió estos dos años para evitar dejar en libertad, “por todas las de la ley”, a uno de los más famosos narcotraficantes.

“Definitivamente el Estado mexicano hubiera podido hacer algo, ha tenido muchas herramientas y muchas posibilidades de evitar esta posible liberación, pero no era de un día para otro, para que esto pudiera haber pasado se necesitaba que hubiera retomado el caso mínimo seis años antes, cambiar a los ministerios públicos, revisar todo el proceso, prácticamente se necesitaría crear una fiscalía especial para los casos relevantes como este, que es contra un líder del narcotráfico… la actual administración tiene 2 años, mismos que perdió, pero si tuviéramos un organismo especializado, se hubiera podido evitar”, asegura.

El pronóstico de Celaya Gamboa es que, si el ”Güero” Palma es dejado en libertad, ocurrirá lo mismo que con Caro Quintero, muy probablemente jamás se vuelva a saber su paradero.

“Palma si podría pedir una reparación del daño, interponer una demanda de carácter civil por todos los años que lo tuvieron en prisión sin sentencia, que no es el único caso, en realidad el caso El Güero Palma.

Te puede interesar:   ¿Quién mandó matar a El Zorro de Ojinaga? el rey indiscutible de las drogas en Ojinaga

Es una situación muy común en el Sistema Penal Mexicano, pero yo no veo una posibilidad de esa naturaleza, porque al contrario, va a ser como en el caso de Rafael Caro Quintero, una vez que salga de prisión, no lo vamos a volver a ver porque no va a permitir que otra vez lo capturen”.