Blog del Narco Alexa

Narcomensajes, amenazas y ejecuciones, el azote de la violencia en Baja California

El último día de marzo en Baja California destacó por diversos signos de narcoviolencia, una manta contra autoridades de Rosarito.

Otro video del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) con advertencias para el gobernador Jaime Bonilla y hasta 10 asesinatos en varios puntos del estado.  Aunque el primero de estos hechos se había mantenido oculto, para la tarde se confirmó que un grupo de la delincuencia organizada dejó el narcomensaje dirigido a Francisco Arellano Ortiz.

Secretario de Seguridad de Playas de Rosarito, gobernado por la morenista Araceli Brown Figueredo.  De acuerdo con reportes locales, los hechos ocurrieron en el puente de la calle Canseco lateral, carretera libre de Tijuana a Rosarito, a la altura del Fraccionamiento Loma Blanca.

Presuntamente, la narcomanta no pudo ser colocada porque el joven que lo intentaba fue sorprendido y huyó, sin embargo quedó extendida.  “Secretario de seguridad pública de Rosarito Francisco Javier Arellano Ortiz deja de proteger a los de Sinaloa tu sabes de que hablo te vamos a dar en tu madre Atte la mera ver*a”, se leía en el desplegado que se presume, fue puesto por rivales del grupo que lidera Ismael Zambada García, el Mayo.

Apenas el pasado 8 de marzo, a la altura de ese puente, fue secuestrada Farrah Fresnedo, ex cuñada de René Arzate, la Rana, operador del Cártel de Sinaloa en Baja California.

También fueron plagiados tres sujetos más, dos de ellos con antecedentes penales en Estados Unidos por cargos de narcotráfico y lavado de dinero. Heriberto Rosales Rico, Víctor Manuel Tirado Zatarain, Jay Souptrasit Sayarath, el Chino, junto con la familiar de la Rana, recobraron su libertad tras 17 días, de acuerdo con informes del semanario Zeta. En el mismo sitio, pero el reciente 27 de marzo, fue abandonado el cadáver de un hombre con un narcomensaje clavado con cuchillo en el pecho.

Además, Francisco Ramos, encargado de despacho de la Mesa de Seguridad en el estado, reportó al menos 10 asesinatos en el último día de marzo. Algo que el gobernador Jaime Bonilla calificó como un “día difícil” para la entidad.

“Se registraron 10 homicidios en el estado, de los cuales siete fueron en este municipio de Tijuana, dos más en Tecate y uno más en el municipio de Ensenada”, detalló el funcionario de Seguridad.

Entre las víctimas estuvieron una mujer ejecutada a bordo de una motocicleta en la colonia Cañón del Pato, otro sujeto calcinado la colonia Matamoros y una pareja ejecuta en medio de una balacera en Tecate.

Ya al finalizar la jornada, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) lanzó uno de sus acostumbrados narcovideos para amenazar al gobernador Jaime Bonilla, así como autoridades del gabinete de Seguridad, de la Fiscalía General de la República (FGR) y a la misma alcaldesa de Playas de Rosarito, Araceli Brown Figueredo.

En el metraje grabado de manera estática durante casi cinco minutos, se observaron al menos 14 sicarios con pasamontañas, chalecos antibalas con las letras CJNG en el pecho y diversas armas largas.

Sólo uno de ellos se encontraba sentado, en una mesa blanca con las siglas de la organización delictiva en negro, y fue quien emitió el discurso, enmarcado por sus compañeros, un techo de lámina metálica con madera y por una pancarta blanca.

En un primer momento, los sicarios de Nemesio Oseguera Cervantes, el Mencho, advirtieron que el fiscal de la entidad, Guillermo Ruiz Hernández, debería poner atención en sus subordinados, lo mismo que el gobernador Jaime Bonilla. Después, les exhortaron a ya no recibir dinero del Cártel de Sinaloa ni de los Arellano Félix.

El CJNG también amenazó a Felipe de Jesús Gallo Gutiérrez, titular de la Coordinación de Métodos de Investigación de la FGR, ligado a Genaro García Luna y Luis Cárdenas Palomino, ex funcionarios de Seguridad con Felipe Calderón que están acusados en Nueva York por nexos con el Cártel de Sinaloa.

Oseguera Cervantes acusó a funcionarios de la FGR en Baja California, quienes le habrían robado un cargamento de drogas y acordó pagar cuatro millones de pesos para su devolución, algo que supuestamente fue solicitado por los subordinados de Gallo Gutiérrez. Pero tras efectuado el pago, los narcóticos no fueron regresados.

Fue así como pasó uno más de los capítulos violentos que azotan a la entidad gobernada por el morenista Bonilla Valdez. Baja California, a su vez, fue el estado con mayores casos de muertes violentas de mujeres en el primer bimestre de 2021 a nivel nacional.

Te puede interesar:  La narcoguerra en el bajío del Cártel Jalisco Nueva Generación y los Marros

De 38 víctimas en enero y febrero de 2020, esa cantidad se incrementó 63% en el mismo periodo del año en curso al pasar a 62 registros, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres del 25 de marzo pasado.