Blog del Narco Alexa

La infructuosa cacería a El Mencho de el CJNG el nuevo Chapo de México

No consumir drogas y no matar sin la orden del jefe. Esas son las reglas por las que se ha hecho famoso el narco mexicano Nemesio Rubén Oseguera Cervantes, alias “El Mencho”.

La infructuosa cacería a El Mencho de el CJNG el nuevo Chapo de México

El líder del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG). Su acelerado ascenso ocurrió tras el arresto de Joaquín “El Chapo” Guzmán en 2016, motivo por el cual el Cartel de Sinaloa bajó considerablemente su influencia y poder. Así, el CJNG sería el principal sospechoso de la distribución de las toneladas de metanfetamina y fentanilo que ingresan mensualmente a EE.UU.

Según la Administración de Control de Drogas (DEA), que califica a este cartel como la tercera organización más peligrosa a nivel mundial después de la mafia rusa y las tríadas chinas.  El Mencho nació en Naranjo de Chila, un pueblo al sureste de Michoacán, en 1966, en el cual no viviría mucho tiempo, ya que su familia se mudó luego a California, en EE.UU.

En 1980 fue detenido por venta de drogas, en un hecho que marcó su debut en el mundo del tráfico de estupefacientes. Tras unos años, volvió a Guadalajara para participar en el Cartel Milenio, una de las agrupaciones subsidiarias del Cartel de Sinaloa, dirigido por El Chapo.

Antes de que se disolviera el Cartel Milenio en 2010, El Mencho fue ascendido de rango en la organización para transformarla en lo que hoy se conoce como el CJNG. El nuevo cartel desató una nueva ola de violencia en México sobre sus rivales, principalmente el Cartel de Sinaloa, una situación que solo empeoró después del arresto de El Chapo.

La organización criminal es considerada actualmente como el cartel más peligroso y letal de todo México, motivo por el cual la DEA ofrece US$ 10 millones por cualquier tipo de información que garantice el arresto de El Mencho, pero no ha obtenido ninguna pista. Desde agosto de 2018, el gobierno mexicano ofrece 30 millones de pesos (US$ 1,4 millones) por información para arrestarlo. Presuntamente, se mantiene oculto en Jalisco y regiones aledañas.

A más de dos años de que las autoridades de EE.UU. identificaran en 2018 a los 15 principales operadores del CJNG, al menos cinco están en libertad, incluido El Mencho, y otro más fue asesinado. El resto están tras las rejas, según destaca el portal Infobae.

El cuñado y brazo derecho de El Mencho, Abigael González Valencia, líder del grupo criminal Los Cuinis, permanece recluido en el penal del Altiplano, Estado de México, desde que fuera detenido en abril de 2015. Se mantiene vigente su proceso de extradición y ha denunciado malos tratos en el penal.

Mientras tanto, Rubén Oseguera González, “El Menchito”, e hijo del cabecilla del CJNG, fue recapturado en 2015 y extraditado a EE.UU. en febrero de 2020, donde enfrenta su proceso judicial en el Distrito de Columbia por cargos de narcotráfico.

Pese a ello, los negocios e influencias alrededor de las drogas del CJNG ocupan lugar en 23 de los 32 estados de México, además de la mayor parte de los continentes del mundo, según la Evaluación Nacional de la Amenaza de Drogas 2020 de la DEA. El Cartel de Sinaloa, que una vez tuvo el control mayoritario del tráfico de drogas en México y EE.UU., ahora solo mantiene el dominio en 15 de los 32 estados mexicanos además del área estadounidense entre California y Arizona.

Aún así, la rivalidad de los dos carteles más grandes de México ha ocasionado que decenas de miles de personas desaparezcan y otras miles sean asesinadas principalmente en Jalisco, estado donde el CJNG tiene su bastión. Muchos de los cadáveres que se encuentran vienen con una tarjeta de viajes con el logo de la marca de lujo Louis Vuitton, grabada con las siglas del cartel.

Los sicarios que trabajan para El Mencho tienen que pasar por múltiples pruebas físicas, psicológicas y de lealtad con el objetivo de llegar a ser insensibles al dolor y la compasión, destaca el podcast El Sicario de Telemundo.

El Mencho mantiene el control de varias ciudades fronterizas conocidas por ser importantes corredores de droga, como Tijuana, en el estado de Baja California, y Nuevo Laredo, en Tamaulipas. El reporte de la DEA también denuncia que el CJNG estaría asociado con otras organizaciones criminales como el Cartel del Golfo, que opera en 12 estados mexicanos; la Familia Michoacana, asentada en tres estados al suroeste del país, y Guerreros Unidos, en la frontera con el estado de Texas, en Estados Unidos.

El imperio de drogas de El Mencho no ha tardado en expandirse por el mundo, incluso supuestamente llegando a Chile. En diciembre del año pasado, aumentaron las sospechas de la presencia del CJNG en el país después que autoridades locales incautaran 3,5 toneladas supuestamente provenientes de México, avaluadas en US$ 23,5 millones.

Una de las hipótesis más fuertes, según la Policía de Investigaciones (PDI), es que la carga haya salido del puerto de Manzanillo, al suroeste de Guadalajara, donde el CJNG tiene una presencia activa vendiendo estupefacientes. El hallazgo ocurrió en el puerto de San Antonio, en medio de una operación protagonizada por la Policía Marítima, la PDI, la Armada y el Servicio Nacional de Aduanas.

Sin embargo, el CJNG recibió un duro golpe que podría acabar con las finanzas de la organización criminal. Juan Manuel Abouzaid, también conocido como “El Árabe”, uno de los principales operadores financieros del Cartel Jalisco Nueva Generación, fue detenido esta semana por agentes de la Fiscalía General de México. El presunto criminal es acusado por los delitos de narcotráfico y lavado de dinero por autoridades de EE.UU.

Durante la semana pasada, el Departamento del Tesoro de EE.UU. incluyó a Abouzaid en su lista de narcotraficantes internacionales buscados. Fue identificado como un miembro de “alto rango” del CJNG. El Escorpión, El Hermano, Nene, o El Árabe, es identificado por las autoridades estadounidenses como uno de los cuatro capos que pertenecen al círculo de El Mencho.

Te puede interesar:  Ejecutan en su oficina a funcionaria de Promotora de Vivienda en Chiapas

Los otros tres capos más allegados a Nemesio Rubén Oseguera Cervantes son Erick Valencia Salazar, El 85, cofundador detenido y liberado -por encontrarse irregularidades en su detención- en 2017; Ulises Yovani Mora, figura clave en la infraestructura del grupo de Los Cuinis, estructura paralela y aliada al CJNG bajo las órdenes de la familia González Valencia, y Alfredo Galindo Salazar, El Tucán, acusado en el Distrito de Columbia.