Blog del Narco Alexa

Enfrentamiento entre “Los Metros” y “Los Escorpiones” dejó 6 sicarios muertos en Tamaulipas

La violencia en el estado de Tamaulipas no cesa. Durante la noche de este martes 2 de marzo, se dio a conocer un posible enfrentamiento armado.

Enfrentamiento entre “Los Metros” y “Los Escorpiones” dejó 6 sicarios muertos en Tamaulipas

Entre dos facciones del Cártel del Golfo, el cual dejó un saldo de seis sicarios muertos.  De acuerdo con fuentes extraoficiales, una denuncia anónima alertó sobre seis cuerpos encontrados en una brecha del Ejido Los Corrales, ubicado en Reynosa. Algunos de los cadáveres tenían puestos chalecos antibalas con las siglas CDG.

Según los reportes no confirmados, el combate se dio luego de que el “Grupo Escorpiones/Los Escorpiones” del CDG levantara a Roque Cruz Fuentes, conocido como el Comandante Roque, mientras eran escoltados por personal de la Guardia Nacional de Carreteras. El sujeto fue señalado como perteneciente a la facción “Los Metros”, escisión del propio CDG.

Este enfrentamiento revivió la rivalidad que estos dos grupos mantienen en Tamaulipas, por apropiarse de la plaza. A pesar de surgir de la misma organización criminal, ambos grupos se asesinan entre ellos para demostrar su poderío y para hacer saber su disposición a apropiarse del CDG.

La agrupación que fundara Juan García Abrego mantiene una guerra interna entre “Los Escorpiones” y “Los Metros”.

“Los Metros” son una facción del Cártel del Golfo con presencia en Reynosa. De acuerdo con versiones periodísticas, fue creada por José Eduardo Costilla Sánchez, El Coss, ex mano derecha de Osiel Cárdenas, con la intención de quitarle el poder a la familia Cárdenas Guillén.

Mientras que “Los Escorpiones” fueron conformados a imagen de Los Zetas, y lo integran ex policías estatales, municipales y judiciales. Esta facción fue creada como una guardia personal por Antonio Ezequiel Cárdenas Guillén, Tony Tormenta.

Tras la muerte de Tony Tormenta en noviembre de 2010, las autoridades creían que “Los Escorpiones” habían desaparecido, pero en 2015 se reportó que seguían operando en Madero y Tampico. Su líder fue Lázaro Martínez Rodríguez, El Escorpión, ex agente ministerial y ex jefe policial en Madero, pero tras ser ejecutado en 2015 se desconoce quién está al mando de tal organización.

A su vez, ellos pelean la plaza a La Tropa del Infierno, brazo armado del Cártel del Noreste, que es una fracción disidente de Los Zetas. Se disputan el territorio de Tamaulipas con organizaciones criminales como Los Zetas Vieja Escuela. El líder está identificado únicamente como El Werko, quien estaría casado con una sobrina de Miguel Ángel y Omar Treviño Morales, alias El Z-40 y El Z-42, respectivamente, quienes actualmente se encuentran en prisión.

Esta guerra interna entre ambas escisiones del Cártel más viejo de México ha dejado escenas cruentas, donde la sangre es la principal protagonista.

Por ejemplo, la acontecida la mañana del 27 de septiembre del 2019, cuando abandonaron el cadáver de un joven, quien habría sido atacado a unos cuantos pasos de su casa en la colonia Vamos Tamaulipas, Brecha E99 por la orilla del canal, en Reynosa, Tamaulipas.

Trascendió que el joven perteneciente a “Los Escorpiones”, presentaba impactos de bala en la cabeza y a su lado se encontraba un narcomensaje firmado por “Los Metros”: “Esto les va a pasar a todos los guardias de los Escorpions. ATTE: M 300” [sic], decía.

El Cártel del Golfo, a pesar de quedar debilitado por la fragmentación de 2010 debido a la ruptura de su brazo armado, Los Zetas, continuó dejando su sello en la entidad de Tamaulipas de una manera sangrienta e inconfundible.

Te puede interesar:  Esta fue la traición que separó a Emma Coronel la ex reina de belleza y los “Chapitos”

Cortaban cabezas, las arrojaban en lugares públicos, grababan sus torturas y mutilaciones. Hacían desaparecer los cuerpos en ácido y se extendieron por el noreste, siempre atentos a la frontera con la Unión Americana, el mayor mercado de droga en el mundo.