Blog del Narco Alexa

México interceptó unas 46 narcoavionetas en los últimos dos años

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) ha informado que en los últimos dos años realizó el decomiso de al menos 46 aeronaves procedentes del Caribe, Centro y Sudamérica.

México interceptó unas 46 narcoavionetas en los últimos dos años

Que transportaban 12.6 toneladas de cocaína, Los vuelos ilícitos formaban parte de las 250 avionetas sospechosas que el Sistema Integral de Vigilancia Aérea (SIVA) detectó. En algunos de los casos, las avionetas aterrizaron en carreteras, terracerías de Quintana Roo, Campeche, Yucatán y Chiapas.

En 2019, el Ejército reportó el aseguramiento de 6,691 kilos de cocaína en la frontera sur, mientras que el año pasado incautó 5,958 kilogramos del polvo blanco. Asimismo, se registró que en 2019 decomisaron 17,670 litros de gasavión y 746,310 en 2020.

El último decomiso ocurrió el pasado 13 de diciembre, tras un seguimiento aéreo de la Fuerza Aérea Mexicana. La aeronave procedente de América del Sur se vio obligada a aterrizar en Ciudad de Carmen, Campeche. En tierra, hallaron 350 kilos de cocaína, cuatro armas y cientos de cartuchos.

En octubre se interceptó en una terracería de Quintana Roo un jet Hawker proveniente de Sudamérica con una tonelada y media de cocaína.

Un trágico final

A principios de 2020, el Ejército de Guatemala localizó una avioneta en la región de AltaVerapaz y el Quiché, cerca de los límites con México. Ahí, la aeronave buscaba una pista clandestina, pero terminó estampada contra los maizales.

Nueve horas antes el jet, operado por tres sujetos, se encontraba en el aeropuerto Mariano Matamoro, en Morelos, Cuernavaca (México). Según los datos, los hombres llegaron a las 09:00 horas (GMT-5) se identificaron como mecánicos y tras presentar la documentación pertinente se dirigieron al hangar donde estaba la aeronave marca British Aerospace modelo BAE125-800 A, número de serie 258018, matrícula XB-PYZ.

Voló sin radar de navegación y utilizando números de matrícula falsos. Durante dos horas, los falsos mecánicos revisaron el narcojet, incluso llenaron el depósito de combustible. Uno de los sujetos se dirigió a la salida y comentó que sus dos compañeros se preparaban para hacer un vuelo de prueba. La torre de control revisó las autorizaciones y los permisos de vuelo para ese día y en ninguno aparecía la aeronave.

Inmediatamente después del despegue se activaron los protocolos de búsqueda, “avisando a las autoridades federales destacamentadas en el aeropuerto, para iniciar las investigaciones, cada una en el ámbito de su competencia”.

Se supo que la aeronave abandonó territorio mexicano rumbo al sur.

Después de ser robada, la aeronave voló y aterrizó en Venezuela. Se detectó que despegó sin plan de vuelo ni autorización pero que llegó alrededor de las 16:00 horas al Aeropuerto Internacional del estado noroccidental venezolano de Zulia.

El jet dejó la ciudad venezolana a las 17:50 horas y voló con dirección al norte: se activó un plan de trazas del Ejército, el cual desplegó, en orden de alerta, a personal militar en distintos puntos del país.

Finalmente, se estrelló durante la noche del martes en Santa Marta Salinas, Chisec, Alta Verapaz, en Guatemala, informó el Ejército de Guatemala a través de su cuenta de Twitter. Unidades de la Sexta Brigada de Infantería de Guatemala mantienen las operaciones militares de búsqueda.

El coronel Juan Carlos de Paz, vocero del Ejército, quien indicó que en el lugar del accidente se encontraron dos cadáveres humanos, paquetes de droga, y armas de fuego.

De acuerdo con la información oficial, el aeronave se encontraba bajo resguardo de la empresa International Corporate & Cargo Services, S.A. de C.V. (ICCS) desde el pasado 10 de agosto. Actualmente se intenta localizar al propietario de dicho avión para que continúe con los procesos de denuncia y demás ante las autoridades correspondientes.

Te puede interesar:  Infiltraciones del narco y violación a los derechos humanos, los peligros del poder militar en México

El Aeropuerto de Cuernavaca S. A. de C. V., es una empresa de participación estatal mayoritaria, constituida como una sociedad mercantil, cuyo objeto en términos generales se podría definir en la administración, desarrollo y explotación del Aeropuerto Internacional General Mariano Matamoros, ubicado en el Municipio de Temixco, estado de Morelos.