Blog del Narco Alexa

Hipopótamos de Pablo Escobar podrían ser exterminados por autoridades de Colombia

Los hipopótamos producto de las excentricidades del legendario narcotraficante colombiano, Pablo Escobar son una plaga por lo que podrían ser sacrificados por las autoridades de ese país.

Hipopótamos de Pablo Escobar podrían ser exterminados por autoridades de Colombia

Y es que la presencia de entre 65 y 80 hipopótamos en la Hacienda Nápoles y el Magdalena Medio, es un problema para la ecología y las especies locales.  Los hipopótamos no son especies benefactoras para el ecosistema, así que algunas de las posibles soluciones que se han considerado ante esta problemática son el sacrificio y la castración, a fin de evitar la reproducción de estos animales en el país.

Según el biólogo y coordinador de Bosques de Cornare, David Echeverri.  Por su parte, otros especialistas e incluso el Ministerio de Ambiente de Colombia también coinciden en que los hipopótamos ponen en riesgo el hábitat de otras especies autóctonas, así como la vida de las personas que transitan en la zona o que trabajan en la pesca.

Actualmente hay varios hipopótamos en la cuenca media del río Magdalena y es por ello que especialista insisten al Gobierno que actúe y detenga la expansión de una especie invasora que está acabando con ecosistemas y fauna nativa ya que no están preparados para enfrentarlos ni competir por el alimento con ellos

Por su parte defensores de animales piden que en lugar de sacrificarlos se busquen alternativas que permitan el equilibrio ecológico del río Magdalena.

Actualmente y de acuerdo a los cálculos de ambientalistas, si no se controla la reproducción de los hipopótamos, para 2030 Colombia pasará tendrá 150, es decir, habría 15 nacimientos por año.  Ante ello, otra de las opciones es la castración de los animales, pero también es uno de los métodos más caros.

Te puede interesar:  Sangre Nueva Z, el cártel que nació Huachioleando en Puebla y ahora trabaja con el CJNG

Pablo Escobar era amante de los animales salvajes, por lo que entre 1982 y 1984 el capo transportó a Colombia, de manera ilegal, un macho y tres hembras de hipopótamos, pero tras la muerte del narcotraficante, los animales quedaron a su suerte y ahora son un problema para Colombia.