Blog del Narco Alexa

Tecate: ‘ya nos acostumbramos a vivir con la violencia‘

TIJUANA. – A unos metros del callejón Libertad, ubicado en la Zona Centro, donde la tarde del miércoles fue asesinado a tiros el regidor Alfonso Zacarías.

Tecate ‘ya nos acostumbramos a vivir con la violencia‘

El señor José Jiménez observa fijamente las cuatro barajas que sostiene.  «La gente ya se acostumbró a que pase esto, ya no hay otra lucha, no se puede hacer nada, no hay una mano dura contra la delincuencia…».  «Hace unos tres días hubo una muerte y la gente como si nada, como si hubieras matado un perro, se necesita una persona con huevos para que ponga el freno», añadió Enriqueta Pérez, mientras observa las partidas.

El hecho de que los ciudadanos de Tecate aprendieran a vivir entre la violencia era de esperarse y es que el asesinato del regidor de la comisión de Seguridad Pública, Alfonso Zacarías, no fue la primera de un funcionario público ni la primera en la zona centro.  En los primeros 35 días del 2021, Tecate, el «Pueblo Mágico» de Baja California suma 43 muertes violentas.

Tan solo el 5 de enero, fueron localizados cinco cuerpos en el patio de una vivienda de la sección Cerro Azul de la colonia Nueva Hundú, señalada como una de las más afectadas por el crimen organizado.

Además, el pasado 24 de enero un elemento de la Guardia Nacional fue blanco de un ataque armado en la colonia Miguel Alemán, por el cual perdió la vida.

De acuerdo con una investigación de El Imparcial, las ejecuciones de 2021 han sido la continuación de lo que ocurre desde el año anterior, en el que la violencia alcanzó hasta a la Policía Municipal.

A finales de mayo de 2020, dos agentes de dicha corporación, Rosalba Santillán Esqueda y Pedro Ignacio González, comisionados como escoltas del director de Seguridad Ciudadana, fueron ejecutados a balazos mientras circulaban por la colonia El Refugio.

En los primeros días de febrero, el jefe de departamento de Responsabilidades de Sindicatura Municipal de Tecate, José Martínez, fue ultimado con arma de fuego frente a la iglesia Nuestra Señora de Guadalupe, en una de las zonas más céntricas del municipio.

«Llevan tres directores de Seguridad Pública en menos de dos años, poquito más de un año, simple y sencillamente no se ve una estrategia correcta; este tipo de delitos, que son del fuero común, dada la situación, la Fiscalía General de la República debe considerar la posibilidad de atraer el delito e investigarlo como un asunto de crimen organizado», consideró el presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública del estado, Juan Manuel Hernández Niebla.

SE LES DIO OPCIONES: BONILLA

Tras el asesinato de Alfonso Zacarías Rodríguez, regidor de Tecate, el gobernador Jaime Bonilla Valdez dijo que hubo opciones para atender la disputa de cárteles del narcotráfico y se deslindó de solucionar la inseguridad en esa alcaldía.

Al ser cuestionado durante su conferencia por la ejecución del regidor Alfonso Zacarías, el gobernador reconoció que tanto Tijuana como Tecate son focos de violencia y plazas en pugna por grupos delictivos. Y pese a sus facultades como Ejecutivo de la entidad, aseguró que hay temas en los que no puede actuar, aún cuando la población esté desesperada.

Que quede claro que, cuando se le quiso ayudar (a la alcaldesa Olga Zulema Adamas), a través de la fiscalía del estado, recomendándole a un ex militar, lo dieron de alta la fiscalía con la Sedena y Guardia Nacional y hubo por ahí un conflicto, intereses. Unilateralmente, la alcaldesa, todavía alcaldesa, lo dio de baja. Es más, cuando llegó el ex militar le mataron a su secretario particular, al otro día, a los dos días

El gobernador dejó ver que, aún cuando intentó ayudar a la alcaldesa Zulema Adams, con quien mantiene una rivalidad política, tampoco puede operar con mayores participaciones.

Les puedes llevar (decía mi papá) el caballo al río, pero no lo puedes hacer tomar agua. Se les dieron opciones, tenemos un pueblo mágico convertido en un pueblo trágico en esta última administración

SE RECRUDECE LA VIOLENCIA EN TIJUANA

El pasado 8 de enero, La Silla Rota publicó que la violencia no se ha detenido en Tijuana al inicio de este año, pero es su vecina Tecate la que atrajo la atención de autoridades federales y locales que ya desplegaron un operativo para combatir al crimen organizado.

Las alertas se encendieron esta misma semana cuando el «Pueblo Mágico» acumuló una docena de asesinatos en 48 horas, y durante la madrugada del miércoles 6 de enero registró un ataque en contra de la Fiscalía General Estatal (FGE).

Los 12 homicidios se distribuyeron sobre todo en dos agresiones, una con cinco víctimas y otra con seis, mientras que el intento de prenderle fuego a una unidad estatal en instalaciones de la fiscalía provocó una persecución.

Según reportes policiacos, el vehículo en el que viajaban los presuntos responsables se volcó luego de un intercambio de disparos con los agentes que los seguían.

La policía de Tecate, que respondió a la solicitud de apoyo, confirmó que fue detenido un hombre, pero también que no han sido requeridos para apoyar en el operativo que recién empieza.

Esto era de esperarse luego de que Isaías Bertín, el representante del gobierno de México en la mesa de seguridad, ha señalado a esa corporación de no cooperar con el resto de las autoridades.

«Existe información, y ayer lo comentamos, de muchos elementos en activo de la policía municipal de Tecate que están vinculados a algunos grupos del crimen organizado», dijo el funcionario durante la transmisión diaria vía redes sociales que realiza el gobierno estatal.

De acuerdo con Hiram Sánchez Zamora, fiscal central, al exponer la situación de violencia en Tecate a la mesa de seguridad fueron enviados elementos de la Guardia Estatal, el Ejército mexicano y la Guardia Nacional (GN).

«Están haciendo patrullajes en las principales vialidades, están revisando el cumplimiento de órdenes de aprehensión. Se están llevando a cabo diversos cateos, actos de investigación por parte de la gente del ministerio público. Estamos en búsqueda de los generadores de violencia, se tienen sus fotografías».

El operativo policiaco no estuvo exento del conflicto político, y la alcaldesa de Tecate Zulema Adams, que mantiene un enfrentamiento abierto con el gobernador Jaime Bonilla, aseguró en cambio que la llegada de fuerzas federales obedeció a una solicitud del municipio a la federación.

«Fue uno de los temas que toqué en la carta que le entregué al presidente de la República ante la falta de ayuda del gobierno del Estado así como falta de personal de la Fiscalía del Estado en Tecate, municipio que también pertenece a Baja California», publicó en su cuenta de Facebook.

Isaías Bertín respondió en la misma transmisión del gobierno estatal a la alcaldesa Adams Pereira, le pidió compartir información y acusó la falta de un mando fijo para la policía.

«Estuvo un teniente a cargo de la corporación que estaba tomando cartas en el asunto, estaba haciendo la labor que ocupaba la policía municipal de Tecate, y se tomó la decisión de quitarlo por cuestiones políticas».

Te puede interesar:  La lujosa vida de ‘El Chapo’ Guzmán en la cárcel, Fiestas con vino, langosta y baño turco

Pero más allá del origen del reforzamiento de la vigilancia en aquella ciudad, sus residentes y el Comité Ciudadano de Seguridad Pública ya tenían tiempo denunciando el alza de delitos como la desaparición de personas y la presencia de cárteles de la droga sin que ninguna autoridad atendiera su llamado.