Blog del Narco Alexa

Habitantes de Aguililla, Michoacán, denunciaron que son usados como escudo humano por el CJNG

El municipio de Aguililla, en el suroeste de Michoacán, se ha convertido en el escenario de enfrentamientos entre el Cártel de Jalisco Nueva Generación.

Habitantes de Aguililla, Michoacán, denunciaron que son usados como escudo humano por el CJNG

La organización criminal Cárteles Unidos, y las fuerzas de seguridad estatales y federales. Según testimonios retomados por el medio de comunicación mexicano, La Silla Rota, son los pobladores del municipio los más afectados.  A la llegada de elementos de la Guardia Nacional y el ejército mexicano a Aguililla, las y los pobladores de las diferentes localidades.

Al interior del municipio han percibido que la violencia en su contra ha aumentado. Mientras que anteriormente las confrontaciones estaban orientadas a la disputa entre organizaciones criminales por el control territorial, ahora se han registrado casos de habitantes obligados a salir a manifestarse contra las fuerzas de seguridad mexicanas bajo amenaza del CJNG.

Así lo narra para La Silla Rota un habitante de la Aguililla que prefirió mantener oculta su identidad por seguridad: “Aquí en El Aguaje y en El Limón, no están obligando los del Cártel Jalisco a que salgamos a confrontar al gobierno, a no dejarlo pasar. Nos están obligando a todas las familias, que si no los apoyamos nos van a quitar todo, que nos van a correr y hasta a matar”.

“Está fea la cosa y quieren que vayamos, y pues no, tenemos mucho miedo”, reiteró la persona al portal mexicano.

El pasado viernes se vivió el enfrentamiento más fuerte, hasta el momento, entre elementos de las fuerzas de seguridad estatales y miembros del CJNG, grupo criminal encabezado por Nemesio Oseguera Cervantes, el “Mencho”. Durante varias horas del pasado 29 de enero, se desencadenaron balaceras esporádicas a lo largo de Aguililla.

Por otro lado, también han ocurrido bloqueos de carreteras haciendo uso de vehículos incendiados. En un video difundido en redes sociales, una habitante de Aguililla denuncia que los Cárteles Unidos han recurrido a dejar sin medicinas, alimentos y energía eléctrica a la comunidad de El Aguaje. La grabación está dirigida al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, a quien piden auxilio ante la situación.

Muchas familias, víctimas de la disputa territorial entre los grupos de narcotraficantes, se han visto forzadas a abandonar la Aguililla. Al menos 267 familias han pedido ayuda de Andrés Manuel para que se tomen medidas suficientes para la pacificación de la región.

Las y los habitantes de la Aguililla han identificado a algunos de los personajes que les han intimidado con para usarlos como escudo humano antes las fuerzas de seguridad mexicanas: Miguel Fernández “El M2”, una persona bajo el nombre de “El Alacrán” y alguien más que se identifica como “El Delta Jaguar”.

Les han obligado, por ejemplo, a vestirse de blanco y salir a las calles para impedir el paso de las autoridades al municipio “Y la verdad, se tiene mucho miedo para ir a hacer eso, porque ya es a balas y nos están obligando a que tenemos que ir y que si no, nos van a matar ellos. Porque, sí es muy fuerte el enfrentamiento, porque cayó un operativo. Está fea la cosa y quieren que vayamos y pues no. Tenemos miedo, mucho miedo”.

Ante el debilitamiento del Cártel de Sinaloa, cuando quedó sin su líder natural, Joaquín “El Chapo” Guzmán, luego de que este fuera capturado y juzgado en los Estados Unidos (EEUU), el CJNG ha tomado fuerza y se ha impuesto como una de organizaciones criminales más fuertes de México.

El CJNG produce y trafica drogas como el fentanilo, opioide que ha levantado las alertas en los EEUU por el número de muertes por sobredosis que ha provocado. Esta droga, según autoridades sanitarias del país norteamericano, es 50 o 100 veces más fuerte que la morfina, además de que genera una dependencia fuerte entre sus usuarios.

Te puede interesar: “El Mayo Zambada del Cartel de Sinaloa va a tener una muerte tranquila y sin pisar la cárcel”

Además, es mezclado por los cárteles con otras drogas, como la cocaína, provocando también un aumento en las muertes por sobredosis de este narcótico.