Blog del Narco Alexa

‘El coraje y odio al Mencho me levantó‘, un sobreviviente de el ataque del CJNG en Chinicuila

CHINICUILA.- Tres pobladores de Chinicuila, municipio de Michoacán, sobrevivieron al último ataque del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), perpetrado en la comunidad de Villa Victoria.

‘El coraje y odio al Mencho me levantó‘, un sobreviviente de el ataque del CJNG en Chinicuila

Uno de ellos -de quien se reserva el nombre por seguridad-, habló para La Silla Rota y cuenta como fue ese momento del que, dice, el coraje y odio al Mencho, por el amor a su familia y a su pueblo lo levantó de entre el charco de sangre y sus heridas.  El corpulento hombre narra que ese día salió con otros autodefensas a hacer un recorrido de Villa Victoria (Michoacán) hacia el pueblo de Tehuantepec, Jalisco.

Recuerda que los pobladores de esa parte serrana de la Tierra Caliente de Michoacán, les había avisado que había gente armada del CJNG en la zona y por ello, les pidieron el apoyo.  Afirma que antes, las autodefensas le habían pasado la información a la Guardia Nacional y los de fuerzas federales no quisieron ir.

Los autodefensas decidieron peinar el área y, en un primer momento, no localizaron al grupo armado.

«Pero ya de regreso, ya nos tenían una emboscada puesta los del Cártel Jalisco Nueva Generación y nos empezaron a disparar», relata el guardia comunitario.

Describe que los disparos en su contra provenían de diferentes puntos, por lo que respondieron el ataque armado del grupo criminal.

Durante el enfrentamiento, dos de sus compañeros y él resultaron lesionados; uno traía disparos en el cuello, otro en una pierna y en su caso, le perforaron el estómago a tiros.

Pero, destaca, que a pesar de que eran varios sicarios los que atentaron en su contra, los integrantes de las autodefensas sobrevivieron, todos.

Narra que en ese momento, cuando se vio lesionado, lo único que pasó por su mente fue sobrevivir para seguir en la lucha civil armada y defender a su familia ya a la comunidad.

Empero, enfatiza, que fue el coraje de saber «que el pinche gobierno n quiere hacer nada por ayudarnos y darnos seguridad; para acabar con esos criminales».

Eso, describe, fue lo que lo hizo levantarse y sobrevivir a como diera lugar, a pesar de que sus lesiones en el tórax eran de gravedad.

«Le habíamos informado todo a los de Guardia Nacional y no quisieron hacer nada, No se ponen las pilas los cabrones, a pesar de que el trabajo de la seguridad es de ellos».

«Nosotros que necesidad tenemos de andar armado, arriesgando la vida, pero con este gobierno no nos queda de otra más que defendernos y cuidar a nuestra gente», señala.

Mientras muestra la apertura en su estómago y pecho de casi 40 centímetros, cerrada con decenas de grapas quirúrgicas, el autodefensa levanta la voz y denuncia:

«El gobierno se está haciendo menso nomás. En lugar de cuidar, cuando hay desmadres o presencia del grupo criminal, hasta nos piden a las autodefensas que vayamos a resolverlo».

Postrado en una cama, en recuperación, el también jornalero, expone que cuando se levantó la primera vez la lucha civil armada, lograron vivir en paz por varios años.

Explicó que eso les permitió dejar las armas y regresar a sus actividades cotidianas, sin embargo, asegura, los ataques a la población de CJNG, los orillaron a volver a armarse.

Más aún, insistió, cuando ningún gobierno hace algo por garantizarles una vida de paz y tranquilidad; por el contrario, denuncia, «tal parece que están coludidos con la delincuencia».

Dijo que el asesinato de Salvador Esparza, fundador de la guardia comunitaria en ese municipio colindante con Jalisco, fue la señal para que se volvieran a levantar en armas.

Y es que expuso que a partir de ese momento aumentaron los ataques del CJNG contra quienes habían levantado a sus pueblos en defensa y contra las comunidades.

«Y ahorita que ya estamos levantados, el gobierno nos pide ayuda y luego nos quiere desarmar; pero cabrón, ¿por qué no desarman al Cártel Jalisco, que sí son delincuentes?».

A una semana del ataque al que sobrevivió y todavía convaleciente de las lesiones, el guardia comunitario solo piensa en recuperarse y volver a combatir a los criminales.

EL BLANCO

Chinicuila, ubicada a 371 kilómetros de la capital michoacana, tenía una población hasta el último censo 2015, de más de 5 mil habitantes.

Chinicuila colinda en la parte norte con el estado de Jalisco; al este con el municipio de Coalcomán; al sur con Aquila y al oeste con Coahuayana y con el estado de Colima.  En recientes meses, ese municipio y sus poblados, han sido blancos de ataques armados del Cártel Jalisco Nueva Generación.

Te puede interesar:  Sicarios motorizado acribillan a balazos a dos hombres en Guadalupe, Nuevo León

Esas célula del CJNG han atacado desde rancherías completas, hasta la cabecera municipal y propia alcaldía. Sin embargo, los ataques han sido repelidos y contenidos por los pobladores y el grupo de autodefensas.