Blog del Narco Alexa

Ellos eran El Timi y el El Chiricuao del CDN que murieron abatidos por Militares en NL

Nuevo Laredo Tamaulipas. – 13/01/21 Filtran imagenes de dos miembros de la tropa del infierno del Cartel del Noreste abatidos la tarde de ayer en Nuevo Laredo.

Ellos eran El Timi y el El Chiricuao del CDN que murieron abatidos por Militares en NL

Al tratar de emboscar y huir de elementos castrenses tras repeler agresión en la colonia Buena Vista.  Los militares habrían repelido la agresión y disparado contra el convoy de camionetas. Un miembro del CDN cayó al pavimento frente al centro comercial y fue abatido, y también fue asegurada una camioneta donde murieron acribillados otros dos integrantes de la organización.

Al parecer los militares continuaron la persecución y más adelante, ya sobre la carretera a Anáhuac, les dieron alcance a dos camionetas más y nuevamente hubo un enfrentamiento. En este segundo tiroteo fueron abatidos dos hombres más, que portaban armas de grueso calibre y vestían uniformes similares a los de la Secretaría de Marina (Semar).

Mientras ocurría la persecución, otro grupo de sicarios del CDN buscó evitar el arribo de otras patrullas de corporaciones federales y estatales con “poncha-llantas” y unidades secuestradas del transporte publico que fungieron como bloques carreteros.

Jesús Macías Olguin Alias El Timi o Calamardo o el Surrado de la Tropa Correlona que resultó ser alérgico a las balas del glorioso Ejército Mexicano y se quedó bien dormidote el flojonazo cinta negra ayer en el evento contra la SEDENA.

Otro de los abatidos de la Tropa Correlona del CDN era «El Chiricuao» se rumora era el que quedó tirado todo surrado afuera del Centro Comercial.  También en la siguiente foto con mejor calidad aparecen dos miembros de la Tropa Correlona escondidos bajo una camioneta misma que ellos iban manejando.

Te puede interesar:   FOTOS: Decomisan 6 vehículos con blindaje artesanal al Cartel del Golfo

Tal parece que la SEDENA se quedó un buen rato donde abatieron esas dos cucarachas y que vinieran por la revancha y recogieran sus compañeros caídos con una pala más nunca fueron por ellos.