Blog del Narco Alexa

Sicarios del La Familia Michoacana repartieron juguetes en día de Reyes en el Edomex (VIDEO)

La infame presencia de La Familia Michoacana en el Edomex: así repartieron juguetes en día de Reyes.

Sicarios del La Familia Michoacana repartieron juguetes en día de Reyes en el Edomex (VIDEO)

Repartieron juguetes con motivo del día de Reyes en una localidad al sur de Toluca, Estado de México.  Según versiones extra oficiales, el regalo de los narcos ocurrió en alguna localidad rural de Tenancingo, Tenango o Villaguerrero. Mediante un video filtrado en redes sociales se aprecia que los obsequios fueron atribuidos al cabecilla de la región: El Comandante Mala.

En las imágenes se observa un poblado rural donde niños se arremolinan a la parte trasera de una camioneta cargada de juguetes. Por pelotas, carritos y muñecas, los niños estiran sus manos para recibir el regalo de Reyes.  A la distancia observan madres y padres de familia. El clip apenas dura 21 segundos pero muestra un momento de alegría gracias a la infame presencia del narco.

Al final de la grabación se oye decir a los pequeños: ”Muchas Gracias comandante Mala”.  De acuerdo con un análisis del International Crisis Group, los grupos delictivos aprovechan necesidades de quienes viven en comunidades vulnerables. Mediante una estrategia para ganarse mentes y corazones, regalan despensas, útiles escolares o pueden habilitar hasta una escuela.

Tal como se ha visto en las fiestas decembrinas, pueden organizar posadas, así como obsequiar juguetes, dulces y roscas de Reyes.  “Las entregas, que los grupos criminales publicitan en redes sociales, tienen como objetivo generar una mayor dependencia de comunidades particulares y comprar su lealtad frente a fuerzas estatales y grupos no estatales hostiles”, refiere la organización.

A su vez, los cárteles se presentan ante la población como aliados y para ganarse su confianza, regalan bienes básicos, al tiempo que compiten por el reconocimiento, pues en una región determinada puede haber más de una facción. Es decir, usan los obsequios como estrategia de expansión y afrenta a rivales.

En el mapa del narcotráfico, la Familia Michoacana, que ataca con tácticas guerrilleras aprovechando el agreste territorio mexiquense, domina la zona sur del estado bajo el liderazgo de Jhony El Mojarro y José La Fresa, los hermanos Hurtado Olascoaga, quienes son cabecillas del grupo criminal.

En ese sitio existe una alianza entre dicha organización delictiva y los Caballeros Templarios, con la cual han logrado desplazar a la célula delictiva Guerreros Unidos de buena parte del territorio.

El apellido Hurtado Olascoaga, comenzó a escucharse con fuerza en 2014, cuando las autoridades mexicanas ofrecieron una cuantiosa recompensa por su paradero.

Las investigaciones revelan que los hermanos fueron enviados a Estado de México por uno de los jefes de la Familia Michoacana, para que tomaran el control de la región limítrofe con Guerrero, que la componen los municipios mexiquenses de Bejucos, Luvianos, Tejupilco y Tlatlaya.

Los Hurtado Olascoaga y 18 sicarios que llegaron a “limpiar la zona” fueron responsables de la ola de secuestros que a principios de la década pasada se desató en Valle de Bravo; probablemente la zona más exclusiva de la entidad mexiquense.

Según registros de autoridades estadounidenses, La Familia Michoacana fue oficialmente disuelta en 2011, tras el arresto de su último líder, José de Jesús Méndez Vargas, el “Chango”, pero siguió operando en células dedicadas a la trata, secuestro y extorsión en Guerrero, Estado de México y la capital del país, especialmente en suburbios de la periferia hasta 2014, refiere el análisis del Servicio de Investigación del Congreso de EEUU. Aunque una Nueva Familia Michoacana sigue activa en partes de Guerrero y Michoacán.

De acuerdo con documentos del Departamento de Justicia de EEUU, citados por la revista Proceso en su edición del 20 de septiembre pasado, La Familia Michoacana estableció relaciones con 4 cárteles en Washington. Se trata de Mexican Mafia, Norteños, Sureños y Peckerwoods, para operar el trasiego de droga a Estados Unidos.

Te puede interesar:  Capturaron por secuestro y ejecución a “El Cabezas”, ex líder de la Fuerza Anti-Unión

A principios de julio del 2020, la brutalidad inusitada y fanatismo del cártel, cuyo bastión es el estado de Michoacán, atrajeron la atención de las autoridades del Estado de México. Esta organización no sólo mata a sus rivales y lucra con el narcotráfico y la extorsión, sino que también declararon la guerra a los policías de la entidad.