Blog del Narco Alexa

Roberto Abouchard, el empresario que lleva 330 días secuestrado por la Familia Michoacana

Esta historia —traída a la mesa por el periodista Óscar Balderas— tiene como protagonistas a la violencia y el crimen organizado.

Roberto Abouchard, el empresario que lleva 330 días secuestrado por la Familia Michoacana

La brutalidad inusitada y el fanatismo del cártel la Familia Michoacana, cuyo bastión se encuentra en el estado de Michoacán, atrajeron la atención del periodista, asombrado por la vesania de la banda criminal que levantó y desapareció al empresario Roberto Abouchard Valdés, un comerciante de Zitácuaro, Michoacán, quien hasta el momento lleva 330 días secuestrado.

Ese cártel no sólo mata a la policía y se lucra con el narcotráfico, sino que también se ha adentrado al secuestro. El 11 de febrero de 2020, “Don Roberto”, de 73 años —describe Balderas— acudió a una cita en el kilómetro 87 de la carretera federal Toluca-Morelia, para mostrar una bodega que poseía. Durante meses, Romero Gonzáles, presunto miembro del cártel, le había exigido que le rentara ese espacio.

En Michoacán, la Familia Michoacana ha impuesto una especie de “gobierno alterno”, por lo que Roberto se presentó a la cita.

Balderas relata que la familia de la víctima especula que “en cuanto Roberto llegó a su bodega a mostrarla, supo que su vida se había cruzado con la Familia Michoacana; lo subieron a un auto y le informaron que estaba secuestrado”.

La maniobra de los captores sorprendió a los allegados de Roberto. Para regresarlo a brazos de su familia, los supuestos criminales exigieron un rescate difícil de pagar: 50 millones de pesos. La cantidad fue fijada por un sicario identificado como Nelson.

En todo este tiempo, los familiares han recibido, por parte de las autoridades, promesas de todo tipo, promesas que se convirtieron en burocracia y que a través del tiempo han empujado el caso abajo en la lista de prioridades del gobierno.

Las investigaciones de la propia familia han revelado que Roberto Abouchard podría encontrarse en un lugar llamado Caja de Agua, Estado de México, una zona peligrosa y remota de la región de Tierra Caliente, donde la Familia Michoacana cuenta con decenas de casas de seguridad.

Hace unos días, el hombre encargado de fijar el rescate de “Don Roberto” fue capturado por la autoridades. De acuerdo con Balderas, el “Nelson” ofreció contar dónde se encuentra el empresario a cambio de una reducción de sentencia.

La Familia Michoacana ataca con tácticas guerrilleras, aprovechando el agreste territorio de Michoacán, donde extorsiona a empresarios y vigila a los recién llegados. Sus sicarios administran la justicia divina a violadores, ladrones y corruptores de jóvenes y algunas de sus proclamas se alzan contra la delincuencia desenfrenada.

Te puede interesar:  El “Pelón”, el sanguinario líder de los Zetas que levantaba migrantes y cuya sentencia sería anulada

Actualmente, este cártel, que mantiene una tregua con otros grupos criminales michoacanos, guerrean contra el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) para recuperar los territorios perdidos tras la detención y abatimiento de sus principales líderes.