Blog del Narco Alexa

Alejandrina y César Guzmán dos de los hijos del Chapo que no se dedicaron al narcotráfico

No todos los hijos del narcotraficante Joaquín “el Chapo” Guzmán se dedican a las actividades ilícitas, pues de los entre 13 y 23 que el exliíder del Cártel de Sinaloa (CDS) tuvo, algunos realizan actividades lícitas.

Alejandrina y César dos de los hijos del Chapo que no se dedicaron al narcotráfico

César Guzmán Salazar es uno de los que no se dedicó al narcotráfico u otras actividades ilícitas y enfocó sus negocios en ramos completamente distintos a los de su padre.  Aún así, su nombre comenzó a hacerse notar tras la boda de su hermana Gisselle Alejandrina, ambos son producto del primer matrimonio del narcotraficante y de María Alejandrina Salazar Hernández.

Con quien además tuvo a Iván Archivaldo, alias el Chapito; y Jesús Alfredo, quienes sí forman parte del Cártel de Sinaloa según las autoridades.  César Guzmán Salazar se ha dedicado al sector inmobiliario luego que en 2009 fundara JDOBLECG Construcciones, S.A de C.V., empresa que estaba inscrita en la ciudad de Guadalajara.

Pero tenía sede en Zapopan, Jalisco de la cual fue socio con 80% de las acciones, lo que no está claro es la procedencia de los recursos con los que fundó dicho negocio, pues no es ningún secreto que en México se necesita de fuertes cantidades de dinero para ser emprendedor.

También formó parte de Gissell Artículos Escolares y de Oficina, S.A de C.V. fundada en 1990 por miembros de la familia materna de César y Alejandrina Gisselle, empresa de la que ambos son socios al 50%.

Por su parte la hija mayor del exlíder del Cártel de Sinaloa es médico cirujano egresada en 2005 de la Universidad de Guadalajara y fue socia mayoritaria de Servicios Especializados en Vacunación, Cegival, S.A. de C.V., fundada en 2007 el municipio de Puerto Vallarta, en el estado de Jalisco.

Te puede interesar:  Sicarios atacan y aterrorizan otra vez a pobladores de Choix, Sinaloa

Una empresa que según medios mexicanos tenía como objetivos la comercialización de medicamentos y cosméticos; la recolección de células madre, banco de sangre y distribución de implantes y prótesis.  Actualmente Alejandrina Giselle es la propietaria de una línea de moda en homenaje a su padre a través de la marca El Chapo.701.