Blog del Narco Alexa

Quién es ”el Ruso”, el sicario del “Mayo” Zambada que está en la mira de los “Chapitos”

La semana pasada quedó lista la escuela Extensión Bicentenario, primaria financiada por los hijos del Chapo, Alfredo, Iván Archivaldo y Ovidio Guzmán, en la colonia más pobre de Culiacán.

Quién es el Ruso”, el sicario del “Mayo” Zambada que está en la mira de los “Chapitos”

Hubo fiesta, y los pistoleros de los Chapitos repartieron pizzas y amenizaron con música disco para entretener a los invitados, de acuerdo con el semanario Río Doce, más de 90 niños de entre 4 y 13 años de edad asistieron a las primeras clases luego de ocho meses de pandemia.

“Nosotros no juzgamos lo que hacen esas personas, pero si agradecemos que nos hayan ayudado porque, como puede ver, somos muy pobres aquí, y no nos alcanza el dinero para nada, y nuestros hijos no recibían educación, y ahora con estos apoyos al menos se les ayuda con matemáticas, gramática e inglés”, dijo una de las madres al medio.

Sin embargo, hace un año en esa misma zona inició una disputa entre los comandos de Jesús Alexander Sánchez Félix, el Ruso, operador de Ismael Zambada, y los coordinados por Néstor Isidro García o Néstor Ernesto Pérez Salas, el Niní, jefe de pistoleros de los Chapitos.

Desde abril del año pasado distintas versiones periodísticas señalan una división en los mandos del Cártel de Sinaloa, que implica que los hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera ya no reconozcan a Ismael “El Mayo” Zambada como el sucesor de su padre al frente de la organización criminal.

En este guerra dentro del cártel de Sinaloa, hay un personaje al que se ubica como el punto de quiebre entre las dos fracciones: un sicario bajo el mando del Mayo Zambada al que apodan “El Ruso”.

El conflicto entre ambas facciones del Cártel de Sinaloa habría iniciado en noviembre pasado (2019), cuando un comando de ocho camionetas de los Chapitos irrumpieron en la zona de Agua Caliente, al norte de Culiacán, zona bajo el control del Ruso, uno de los jefes operativos del Mayo.

Al frente del comando iba un sicario conocido como “El Nini”, que al parecer quería reclamar el territorio. Diversas versiones recogidas por Ríodoce establecieron que durante la discusión uno de los sicarios dijo que ellos solo hacían caso al señor “Iván” y que “el Señor” -El Mayo- les valía madre.

Fue una irreverencia imperdonable. Días después los mayos pidieron al muchacho pero los Chapitos no se lo quisieron entregar. “A los pocos días apareció un muerto de un bando y luego uno del otro”, refirió la publicación.

Tras el incidente, los hijos del Chapo Guzmán exigieron al Mayo que entregara al Ruso, pero la respuesta fue negativa.

Siguió una ola de violencia. El 3 de diciembre se reportó la presencia de hombres armados en el área de Agua Caliente y Tepuche, lo que provocó nuevamente cierre de escuelas y comercios.

El enfrentamiento surgió entre dos cabecillas del Cártel de Sinaloa en esa entidad: Vicente Martínez González “El Güilo” y Felipe Eduardo Barajas Lozano “El Omega”. Ambos criminales tienen sus centros de operaciones en la ciudad de Mexicali, zona clave para el descenso de avionetas usadas para el trasiego de drogas.

A la escuela radicada en un terreno baldío asisten aproximadamente 90 niños. Este viernes, el centro de educación fue recorrido por el secretario de Educación de Sinaloa, Juan Alfonso Mejía López, quien aseguró que la acción de los supuestos narcotraficantes obedece a una necesidad, un reflejo “muy particular del impacto que se está viviendo a partir de la pandemia”.

En Sinaloa, el poder no se explica con los mismos esquemas que en otros sitios. En el estado se usan de manera diferente las palabras gobierno y autoridad.

Te puede interesar:  Declaración de guerra contra el Mayo, es la realidad detrás de la escuela que equiparon los “Chapitos”

El gobierno son las entidades públicas. La autoridad es otra cosa, es eso que, circulando por aquellas montañas no puedes ver pero que se sabe está en todos los caminos.