Blog del Narco Alexa

Con Biden, habrá mayor presión al Gobierno para frenar al narco, el Mencho y el Mayo Zambada

Buscarán desarrollar acciones más intensas, que incluyen el descabezamiento de los diferentes cárteles, dicen expertos.

Con Biden, habrá mayor presión al Gobierno para frenar al narco, el Mencho y el Mayo Zambada

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador se verá sometido a una presión intensa, casi coacción, por parte del nuevo gobierno de Estados Unidos, que encabezará Joel Biden, para desarrollar acciones más intensas en el combate de la delincuencia organizada, que incluye el descabezamiento de los cárteles de la droga.

Así lo aseguraron a el Blog de Narco académicos de UNAM, especialistas en materia de Relaciones Internacionales.  “La estrategia de López Obrador es buena, de ir por las estructuras financieras, pero eso va a dar resultados a mediano o largo plazo, y yo creo que sí va a haber una presión para descabezar (a las organizaciones criminales)”, dijo la doctora María Cristina Rosas González, académica de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.

Explicó que actualmente hay una desconfianza hacia el gobierno de México y eso se vio reflejado en la detención de Salvador Cienfuegos, lo que tensó la relación bilateral.

“Si gana Biden, si me permite decirlo así, en realidad le van a aplicar la congeladora al Presidente (López Obrador), la ley del hielo, porque el Presidente jugó directa y abiertamente con el actual presidente de Estados Unidos, y eso va a tener claro secuencias”, agregó por separado Emilio Vizarretea, también académico de Ciencias Políticas.

“Si es Biden (como ya se confirmó en las últimas horas) no le va ir bien al presidente López Obrador en particular y, por cómo venían dándose las cosas, el vehículo de comunicación y la diplomacia militar es la que podría mejorar bajo este nuevo gobierno”, agregó.

“Este programa podría tener una diferencia, digamos de presión casi coacción, es decir, el margen de maniobra que vamos a tener va a ser menor… va a cambiar sensiblemente la idea que el Presidente ha externado de abrazos y no balazos”, agregó Vizarretea.

La doctora Rosas González aseguró que la ventaja es que Biden es una persona institucional, a diferencia de Donald Trump, “que se iba por la libre”, por lo que es previsible que se utilicen los canales existentes e incluso algunos renovados, como la Iniciativa Mérida.

Recordó que los tres temas torales en la relación bilateral México-Estados Unidos son comercio, seguridad y migración, los cuales “van a estar ciertamente bajo una fuerte presión y monitoreo por parte de la administración Biden”.

Indicó que en los tres temas se ve un conflicto con una administración de Biden, sin que eso quiera decir que con la administración Trump la relación haya sido muy estable o empática.

Recordó que, en septiembre pasado, el presidente Trump advirtió que llevaría México ante tribunales internacionales por no cumplir los acuerdos en materia de seguridad y días después se supo la detención del general Salvador Cienfuegos.

Rosas González expuso que Biden llega al gobierno de Estados Unidos “muy disminuido”, en materia de salud, por lo que la vicepresidenta Kamala Harris será fundamental.

“Kamala Harris fue legisladora en California y desarrolló muchas acciones para castigar a los cárteles que operan en California, y por eso tuvo una labor muy intensa en esa dirección, conoce el tema, conoce las operaciones de los cárteles mexicanos en Estados Unidos y creo que va haber una fuerte presión”, concluyó.

Deportaciones seguirán, aunque “no se separará a las familias”

La política migratoria del gobierno de Joe Biden no será muy distinta de la administración Trump, ya que es previsible que continúen las deportaciones, aunque sin separar familias y respetando derechos humanos, coincidieron especialistas.

Entrevistados por EL FINANCIERO, los investigadores Raúl Benítez Manaut, del Centro de Investigaciones sobre América del Norte de la UNAM, y Jesús Gallegos Olvera, del Centro de Relaciones Internacionales de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, consideraron que no se espera, incluso, que se modifique de manera inmediata el programa de protocolos de protección al migrante (PPM).

Por tanto, los migrantes no mexicanos seguirán siendo devueltos a nuestro país, donde deben esperar que sus solicitudes de asilo se procesen en los tribunales de inmigración de Estados Unidos.

Benítez Manaut aseveró que es mejor tener a un presidente como Biden, porque es una persona que da certidumbre y no sería agresivo con el tema de la construcción del muro.

Sin embargo, el también miembro del Latin American Studies Association (LASA) anticipó que Biden “será duro en temas migratorios”, aunque sin separar familias, ya que existe el antecedente del gobierno de Barack Obama, cuando Biden fue vicepresidente, que expulsó a una gran cantidad de personas (un millón 189 mil en los tres primeros años de su gobierno), más incluso que Trump (666 mil 106 en el mismo lapso de su gestión).

Gallegos Olvera, por otra parte, estimó que el programa PPM ha significado ahorros sustantivos al gobierno estadounidense, por lo que Biden podría seguir echando mano de él, aunque con ciertos matices humanitarios.

De acuerdo con el también egresado del Centro de Estudios Hemisféricos de Defensa William J. Perry, la contingencia sanitaria y la situación económica en Estados Unidos no necesariamente van a resolverse en lo inmediato, por lo que ambos empañan el tema migratorio.

Ambos analistas coincidieron, además, en que México deberá seguir echando mano de la Guardia Nacional para contener los flujos migratorios de Centroamérica.  “Durante la administración Obama, cuando fue vicepresidente Biden, una de las preocupaciones que tenían es que la migración se empleara como un mecanismo por el cual células terroristas se infiltraran en México y llegar a Estados Unidos.

Te puede interesar: Hallan a dos mujeres ejecutadas, una fue descuartizada y la otra degollada en su vivienda

Esa preocupación se mantiene y, por lo mismo, la Guardia va a seguir funcionando en materia de apoyo para atender migración”, añadió Gallegos. Con información de Eduardo Ortega.