Blog del Narco Alexa

Adela solo iba a visitar a su hija a Guanajuato y otra vez los poblanos mataron solo por un chisme

En el estado de Puebla, uno de los focos rojos por linchamientos en México donde tan solo en lo que va de año ya se registraron nueve personas asesinadas.

Adela solo iba a visitar a su hija a Guanajuato y otra vez los poblanos mataron solo por un chisme

En eventos de ajusticiamiento, el pasado domingo se sumó un nuevo caso: se trata de la abogada de 43 años Edmunda Adela Martínez, y de un hombre de 46 años identificado como Arturo.  La mujer asesinada vivía en la región de Orizaba, en la zona montañosa de la zona centro de Veracruz, donde tenía una casa en el municipio de Ixhuatlancillo, y viajaba rumbo a León, Guanajuato, a visitar a una hija.

De acuerdo con las primeras versiones del suceso que investiga la Fiscalía de Puebla, Adela y Arturo fueron retenidos cuando se encontraban de paso por el municipio poblano de San Nicolás Buenos Aires, en la junta auxiliar de Emilio Portes Gil, a unos 130 kilómetros de la capital de la entidad.

Los habitantes del lugar los acusaron de intentar robarse a un niño en una tienda, en la cual se habrían detenido para hacer unas compras. Hasta el momento, no ha trascendido la identidad del menor.

Según publica el diario El Mundo de Orizaba, tanto Adela como Arturo fueron retenidos por decenas de personas que se concentraron en la calle 5 Poniente, esquina con la 11 Sur, los sometieron y los amarraron a un poste de concreto.

La abogada vestía una blusa roja con jeans, y el hombre una camisa blanca y pantalones de mezclilla, tal y como puede apreciarse en videos publicados en redes sociales.

Tras ser amarrados, los pobladores golpearon a Adela y Arturo para obligarlos a confesar el presunto delito. Arturo falleció al momento como consecuencia de los fuertes golpes recibidos en la cabeza, y Adela aún quedó con vida tras la intervención de elementos de la Guardia Nacional. Sin embargo, tampoco sobrevivió ante el traumatismo severo de cráneo que presentaba.

El gobernador de Puebla, Luis Miguel Barbosa, confirmó el fallecimiento de la mujer y del hombre a manos de pobladores de la junta auxiliar de Emilio Portes Gil, y dijo que la Fiscalía ya se encuentra investigando los hechos.

En conferencia ayer martes, el mandatario aseguró que las autoridades ya tienen identificadas a las personas que incitaron a pobladores de Emilio Portes Gil a linchar a las dos personas la noche del domingo pasado.

“Voy con Dios… y si no regreso, estoy con él”

Edmunda Adela, licenciada en Derecho que estaba cursando un doctorado en Derechos Fiscal, es madre de cinco jóvenes, de entre 14 y 21 años. La mujer se dirigía rumbo a Guanajuato a visitar a una de sus hijas.

Su último mensaje en su perfil de Facebook fue: ‘Familia hermosa, no se preocupen. Estoy tranquila y en paz. Vine a un lugar hermoso. Les mando besitos. No tengo cargador. Voy para León, Guanajuato. Voy con Dios y si no regreso estoy con él”.

Este mensaje generó muchas preguntas entre sus familiares y amigos más cercanos. Un familiar de la abogada incluso aseguró que no conocen a Arturo, la persona que murió en el linchamiento con ella, por lo que desconocen qué pasó realmente la noche del domingo.

“Estamos conmocionados, horrorizados por la situación. Yo había hablado con Adela el jueves y no entiendo lo que pasó”, le dijo el familiar a El Mundo de Orizaba.

Además del post en redes sociales, la abogada mandó un mensaje el domingo cuando conducía su camioneta Durango, color blanca, por la carretera Veracruz-Puebla. Ahí, a la altura de las Cumbres de Acultzingo, informó a sus familiares que “se había encontrado con una persona”, sin dar más detalles.

Luego, su teléfono celular perdió la señal y eso fue lo último que se supo de ella ese domingo hasta que, horas después, apareció en videos publicados en redes sociales atada a un poste junto a su acompañante.

La pareja de la abogada, Octavio Barragán Vega, negó que ésta pudiera haber incurrido en un hecho delictivo, como el robo de menores, por lo que exigió castigo por su asesinato.

“Es muy lamentable todo esto. Exigimos justicia al gobierno de Puebla. Que den con los responsables y que nos den facilidades para recuperar sus restos y velarla”, dijo Octavio Barragán, en unas declaraciones recogidas por la agencia veracruzana AVC.

Puebla, foco rojo de linchamientos

Esta no es la primera vez que linchan a unas personas en Puebla. Ayer martes, David Méndez Márquez, titular de la Secretaría de Gobernación en Puebla, dijo que al corte del 25 de octubre de este año nueve personas han sido asesinadas en eventos de ajusticiamientos en distintas poblaciones del estado.

Además, dijo que llevan registrados 129 intentos de linchamientos en 41 municipios diferentes, aunque las policías de la entidad, la Guardia Nacional, y el Ejército lograron rescatar a tiempo a 192 personas.

En mayo de 2019, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos publicó un informe especial sobre los linchamientos en territorio nacional, en el que señaló precisamente a Puebla como un “foco rojo”. De hecho, esta entidad es la segunda de todo México, solo por detrás del Edomex, con más casos de linchamiento consumados: 182 en los últimos 30 años, de los cuales hasta 157 se cometieron apenas en los últimos cinco años.

Entre el Edomex (242 casos), Puebla (182), Ciudad de México (79) y Oaxaca (60), acumulan más del 50% de los 862 casos de linchamiento registrados por la CNDH desde 1988.

Te puede interesar:  Pese a huracán Zeta, sicarios aterrizan una narcoavioneta en Chetumal

En el estado de Puebla, la ciudad con mayor numero de linchamientos se da en la ciudad de Tehuacán, con 31 casos documentados. Le siguen la capital poblana, con 28 casos; y San Martín Texmelucan, con 15.

Fue linchada en Puebla, Adela solo iba a visitar a su hija a Guanajuato y otra vez los poblanos mataron solo por un chisme