Blog del Narco Alexa

Mario Cárdenas Guillén, el violento líder del C.D.G, ante la peor pesadilla de los narcos

El violento líder del Cártel del Golfo, Mario Cárdenas Guillén, alias el “M1”, encara ahora su mayor miedo: la posibilidad de ser juzgado por las autoridades estadounidenses.

Mario Cárdenas Guillén, el violento líder del C.D.G, ante la peor pesadilla de los narcos

Este miércoles, la juez federal, Abigail Ocampo Álvarez, autorizó al gobierno de México proceder en la extradición del narco mexicano, acusado de delincuencia organizada.  La aprobación tiene lugar, luego de que la juez Primero de Distrito en Materia de Amparo y Juicios Federales en el Estado de México, rechazara amparar al “M1”.

Quien alegó que la petición de entrega a EEUU fue admitida hace más de un año y medio, después de lo que establece el Tratado de Extradición.  Ocampo Álvarez consideró que la demora que argumenta Cárdenas Guillén sobre su extradición no causa perjuicio alguno y mucho menos significa una ventaja para la Fiscalía General de la República.

Al también hermano de Osiel Cárdenas Guillén —fundador del Cártel del Golfo y de su antiguo brazo armado Los Zetas— , lo requiere la corte Federal del Distrito de Texas (EEUU) por su presunta responsabilidad en delitos contra la salud y asociación delictuosa.

Mario Cárdenas Guillén también ha manifestado su temor a contagiarse de COVID-19 en caso de ser entregado a Estados Unidos, debido a que esta nación es considerada el epicentro mundial de la pandemia. La presunción del narco se basa en que es mayor de 60 años y tiene obesidad e hipertensión, lo que lo convierte en población vulnerable.

El sanguinario líder del Cártel del Golfo fue capturado por las Fuerzas Especiales de la Secretaría de Marina, en septiembre de 2012, en Altamira, Tamaulipas.

El “M1” y/o el “Gordo” es un viejo conocido de la justicia mexicana. De 1995 a 2007 estuvo preso en los penales de máxima seguridad de Matamoros (Tamaulipas) y Puente Grande (Jalisco), por los delitos de delincuencia organizada y contra la salud.

Según informes de inteligencia, el “M1” traficaba desde el interior del penal de Matamoros grandes cargamentos de cocaína y marihuana, por lo que fue necesario en 2003 enviarlo al penal de Puente Grande. Cuatro años después salió libre.

Mario asumió el liderazgo del Cártel del Golfo, en 2010, luego de que su hermano, Ezequiel Cárdenas, apodado el “Tony Tormenta”, fuera abatido por las Fuerzas Especiales de la Marina, el 5 de noviembre de 2010.

En septiembre de 2012, Mario Cárdenas fue detenido cuando entraba a un inmueble. Le fueron decomisados un arma larga, tres cargadores, 30 cartuchos, dos granadas, 129,000 pesos y cuatro sobre de cocaína.

Te puede interesar: IMAGENES: Tropa del Infierno del Cártel del Noreste abandona arsenal tras atacar a policías

En ese entonces el Cártel del Golfo, fundado por Osiel Cárdenas Guillén, detenido en 2003 y extraditado a Estados Unidos por el gobierno del presidente Felipe Calderón (2006-2012), y su antiguo brazo armado de Los Zetas, se disputaban el control del noreste de México, particularmente las entidades de Tamaulipas, Nuevo León y Veracruz.