Blog del Narco Alexa

El Pocho, el sicario al que confunden con José Rodrigo Aréchiga Gamboa El Chino Ántrax

Los Ántrax, una banda de sicarios a las órdenes del Cártel de Sinaloa, se caracterizó por la vida extravagante y ostentosa de sus líderes.

El Pocho, el sicario al que confunden con José Rodrigo Aréchiga Gamboa El Chino Ántrax

Como José Rodrigo Aréchiga Gamboa, alias El Chino Ántrax, quien fue vinculado incluso con la socialité Paris Hilton.  Pero no ha sido el único. Otros líderes de esa banda también tenían compartían ese estilo de vida y la popularidad del Chino Ántrax. Uno de ellos fue Redel Castro El Pocho Antrax, quien llegó a ser confundido con El Chino.

El Pocho Ántrax fue uno de los primeros cabecillas de Los Ántrax, un grupo criminal que surgió en 2008 luego que el Cártel de Sinaloa y el de los Beltrán Leyva se separaron. Su labor principal era proporcionar servicios de seguridad a Ismael El Mayo Zambada, líder de los sinaloenses junto con Joaquín El Chapo Guzmán Loera.

El Pocho Ántrax vivió como parte de la organización de ese grupo criminal dos años, pues en 2010 encontró la muerte como parte de las rivalidades y ajustes de cuentas del Cártel de Sinaloa con los Beltrán Leyva.

El joven líder de ese grupo de asesinos a sueldo murió en un enfrentamiento con sus rivales: Los Beltrán Leyva. Ocurrió el 1 de julio de 2010 cuando El Pocho y su gente que integraban un convoy de unas 50 camionetas fue emboscado por un comando armado de los Beltrán Leyva en Tubutama, Sonora. El Pocho Antrax murió en el enfrentamiento junto con alrededor de otras 26 personas del grupo del Chapo Guzmán y Zambada.

Versiones no oficiales señalan que El Pocho Ántrax no murió a causa de las balas de ese enfrentamiento sino que él mismo se quitó la vida, según comentarios anónimos de una publicación sobre Los Ántrax en el blog especializado sobre narcotráfico Borderland Beat. Entre los comentarios, apuntan que Redel Castro era oriundo de la ciudad de Los Ángeles, California, en Estados Unidos. En México, se les llama Pochos a las personas que en su habla incorporan palabras en inglés y español.

La popularidad del Pocho Ántrax en el mundo criminal fue tal que existen narcocorridos -canciones que relatan la vida de narcotraficantes- que incluso llevan su nombre de pila.

Uno de ellos interpretado por Régulo Caro, cantante y compositor de música regional mexicana, que se titula justamente Redel Castro. En la letra de esa canción también se dan algunas características del sicario y consigna el hecho de su muerte.

Se le caracteriza como valiente, activo, torturador y como “eminencia para dar levantones”. Se dice que le gustaba manejar vehículos como las Hummer blindadas, desde las que burlaba retenes militares. Otro de los corridos que describen su vida es de la agrupación Buknas de Culiacán, que título su corrido como El Pocho Ántrax. Se le describe como usuario de autos Mercedes y Hummers, avionetas. Ahí se dice que su tierra es Badiraguato, la localidad de donde es oriundo El Chapo Guzmán. En la letra se consigna la relación cercana con El Chino Ántrax, a quien se le identifica como “su maestro”. “Me gustó quedarle bien, no me gustaron las fallas”.

‘El Chino Ántrax’ formó este grupo en 2008, a raíz de la separación de la organización de Sinaloa y el Cártel de los Beltrán Leyva. Tomaron ese nombre en alusión al mortal virus del ántrax.

Te puede interesar:  Mariana era contadora, sicarios la persiguieron y la asesinaron frente a su hijo de 6 años

Además de Aréchiga Gamboa, la agrupación de sicarios también fue dirigida por los narcotraficantes Jesús Peña, alias ‘El 20’, y René Velázquez Valenzuela, alias El Sargento Phoenix, quienes eran responsables de realizar una gran cantidad de homicidios y proporcionar servicios de seguridad armada a Ismael El Mayo Zambada, el máximo líder del Cártel de Sinaloa.