Blog del Narco Alexa

El Mata Amigos el capo que está preso, pero la cárcel donde paga su condena es un secreto

De Joaquín El Chapo Guzmán se sabe hasta cómo es la celda donde pasará -si es que no se abre otro juicio como busca su defensa- el resto de su vida.

Pero de otros narcotraficantes de alto perfil también juzgados y condenados en Estados Unidos sólo se conoce que están presos pero la cárcel que los mantiene alejados de la sociedad es un secreto.  Sí, El Chapo Guzmán está en una prisión de máxima seguridad en Colorado, conocida como El Alcatraz de Colorado por sus medidas estrictas de confinamiento.

Se puede ubicar en el mapa y es de dominio público donde está.  Sin embargo, hay otros que son un misterio y sólo se conocerá en qué prisión pagaron su condena por sus crímenes contra la ley estadounidense cuando prueben nuevamente la libertad.  Es el caso de Osiel Cárdenas Guillén quien fuera el líder del entonces poderoso Cártel del Golfo.

Osiel Cárdenas fundó también la organización criminal de la última letra, es decir, Los Zetas. Sus apodos hablan de su influencia: El Patrón o el Mata Amigos. Ese último mote se le atribuyó pues estuvo detrás del asesinato de Salvador Gómez Herrera en 1998, era su amigo y entonces jefe del Cártel del Golfo.

Cárdenas Guillén estaba en la lista de los narcotraficantes más buscados y peligrosos, según el gobierno de Estados Unidos. El 14 de marzo de 2003 el Ejército Mexicano y la entonces Procuraduría General de la República (PGR) lo arrestaron en Tamaulipas. En México, como preso, se conocía su domicilio: el penal de máxima seguridad de la Palma hoy conocido como El Altiplano, en Almoloya, Estado de México.

Su domicilio cambió y su destino también en 2005 cuando México otorgó a Estados Unidos la extradición de Osiel Cárdenas Guillén. Aunque la extradición se concretó hasta el 19 de enero de 2007, y su caso fue llevado en una corte de Houston, Texas.

Enfrentaba 12 cargos por narcotráfico y lavado de dinero producto de sus actividades ilícitas.

Se estimaba en México que el capo podría ser condenado a cadena perpetua por amenazar de muerte a agentes de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) y la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

Pero en 2010 es cuando se volvió a saber de él y que estaba en Texas. Reapareció el 24 de febrero de 2010 en la Fiscalía de Texas a puerta cerrada. Y su destino cambió porque había firmado un acuerdo con Estados Unidos, que fue clasificado como confidencial de por vida, de acuerdo con un reportaje del diario el Blog del Narco.

El pacto -reveló El Universal- con base en una transcripción desclasificada. El pacto: de los 12 cargos que tenía sólo de le imputaron cinco y entregó nada más y nada menos que USD 50 millones producto de sus ganancias como narcotraficante. Fuentes citadas por El Universal aseguraron que Osiel Cárdenas brindó información sobre la estructura y operatividad del Cártel del Golfo.

El narcotraficante está recluido en alguna prisión de Estados Unidos, su ubicación permanecerá en secreto hasta el 1 de noviembre de 2028, día en que recuperará su libertad.

El acuerdo se firmó con el gobierno de Barack Obama y se le impuso una pena de 25 años, a los que se le restarían los cuatro que pasó en una prisión mexicana y los tres que duró su juicio en Estados Unidos, de acuerdo con el diario.

Te puede interesar:  VIDEO: El Chapo Guzmán confiesa cual es su única adicción en grabación inédita

¿Y dónde está Osiel Cárdenas Guillén? Se sabe que en Estados Unidos pero la cárcel de la se saldrá en libertad el próximo 1 de noviembre de 2028 es un secreto. Quedó oculto.