Blog del Narco Alexa

La generación Ovidio Guzmán, quiénes son los relevos del Chapo, el Mencho y el Mayo Zambada

Cuando se habla de la nueva generación de narcotraficantes, generalmente solo se tiene en perspectiva a los hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera.

La generación Ovidio Guzmán, quiénes son los relevos del Chapo, el Mencho y el Mayo Zambada

Quienes actualmente pelean a Ismael “El Mayo” Zambada García la supremacía en el Cártel de Sinaloa (CDS),  Sin embargo, Joaquín, Iván, Alfredo y Ovidio Guzmán no son los únicos narcojuniors que dan de qué hablar, en el mundo del tráfico de drogas existe toda una serie de herederos dispuestos a tomar los lugares de sus padres ya sea en Sinaloa, Jalisco, Chihuahua, Baja California o en cualquier entidad donde opere el crimen organizado.

Si bien es cierto que los dos hijos de Nemesio Oseguera Cervantes El Mencho, cabecilla del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), Rubén y Jessica Johana están presos en Estados Unidos, distintas versiones señalan que el narcotraficante tendría otra hija y un hijo no reconocido que estarían llamados a ocupar su lugar.

Juan Carlos González, alias “El 03″, creció criminalmente al amparo del líder principal del CJNG. Algunos medios refieren que la relación que mantienen es de compadrazgo, aunque otros aseguran que podría ser un hijo no reconocido de Oseguera Cervantes.

Mientras que su otra hija se llamaría Laisha, de quien no existe fotografía ni descripción alguna que se pueda encontrar a través de redes sociales. Su nombre tampoco aparece en búsquedas por internet en las páginas de la DEA y del Departamento del Tesoro.

La única posible pista que pudiera existir sobre la misteriosa joven es una fotografía en la que El Mencho aparece con su hijo Rubén y una niña de cabello rojizo, aunque siempre se ha señalado que se trata de Jessica Johana, hay versiones de que en realidad sería, la hija menor, Laisha, ya que Jessica es mayor que Rubén y la niña en la foto se ve más pequeña que su hermano quien entonces ya era un adolescente.

Entre la nueva dinastía están los hijos de Rafael Caro Quintero, prófugo desde 2013 y que ahora se lo acusa de ser líder de una nueva organización que lleva sus apellidos.

Rafael, Roxana Elizabeth, Henoch Emilio y Mario Yibrán de apellidos Caro Elenes están registrados desde hace al menos 7 años por el gobierno de Estados Unidos y como parte de un grupo de personas que le sirven a la organización para blanquear activos a través de estaciones de gasolina, productos de higiene personal y belleza, zapatos, haciendas y spas.

En la lista de narcoherederos también están los hijos de Juan José Esparragoza El Azul, uno de los cabecillas del Cártel de Sinaloa, al que algunos dan por muerto, también lograron colocarse en el negocio.

Desde 2012, el gobierno estadounidense fichó a Brenda Guadalupe, Cristian Iván, Juan Ignacio y Nora Patricia, todos de apellidos Esparragoza Gastelum. Los señaló, junto con su madre, como dueños y socios de las empresas de bienes raíces Grupo Cinjab, S.A. de C.V., y de Grupo Inpergoza, S.A. de C.V. a través de las cuales blanquearían dinero en los estados de Sinaloa y Jalisco.

Otro de sus hijos es Juan José Esparragoza Monzón, jefe de escoltas de los hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán, quien se fugó de una prisión mexicana en 2017.

Cristian Iván, nacido en la ciudad de Guadalajara, fue detenido en 2014, acusado de blanqueo de lavado de dinero, se desconoce si fue liberado o permanece en la cárcel, pero se sabe que libró un juicio para evitar que le fuera decomisado el dinero que se le encontró el día de su detención.

A Nora Patricia se le han concedido amparos para que se descongelen sus cuentas bancarias y haga libre uso de su recursos, tras ser indiciada por lavado de dinero.

El Cártel de los Arellano Félix, de Tijuana, fue uno de los más poderosos de México en la década de los 90. Fueron los más acérrimos rivales del Chapo Guzmán, pero fue perdiendo espacios cuando sus líderes fueron detenidos, asesinados o extraditados a los Estados Unidos.

Pero ahora, tres de los hijos de los hermanos Benjamín y Javier Arellano Félix se han dado a la tarea de integrar un nuevo cártel llamado Los Benjamines, con la ventaja de que para las autoridades sus rostros siguen siendo un misterio y la información que se tiene de ellos es poca.

Según el semanario Zeta, a uno le apodan El Piloto, y es el presunto líder de lo que queda del viejo cártel.

Informes de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de México citados por Zeta, ubican a tres de sus primos: Fabián Arellano Corona y Benjamín Francisco Arellano Serrano, hijos de Benjamín Alberto Arellano Félix; así como a Javier Benjamín Briseño Arellano, presunto hijo de Javier El Tigrillo Arellano.

Te puede interesar: Sicarios del Cartel del Noreste atacan filtro COVID, ejecutan a un Policía e hieren a un bombero

Estos tres serían los líderes de Los Benjamines, y todos tienen entre 20 y 27 años de edad. Al parecer fueron criados en los Estados Unidos, donde sus padres decidieron alejarlos de cualquier posible atentado en su infancia y adolescencia.

Existe la duda si Fabián es El Piloto.