Blog del Narco Alexa

Si no fuera por “El Chango Méndez” que le perdonó la vida a «El Mencho», el CJNG no existiría

La historia en el mundo del narco narra que en octubre de 2003, Jesús Méndez Vargas «El Chango» una de las cabezas del extinto cártel de la Familia Michoacana.

Si no fuera por “El Chango Méndez” que le perdonó la vida a El Mencho, el CJNG no existiría

Había atrapado a un sicario de un cártel rival de los Valencia llamado Nemesio «El Mencho» Oseguera, a quien tenía hincado porque lo pensaba ejecutar.  Entonces, «El Mencho» tendría 36 años y a punto de ser ejecutado, le empezó a rogar a Méndez Vargas que no lo matara.

El narcotraficante se conmovió y decidió dejarlo ir. Inmediatamente Oseguera abandonó Michoacán para desde entonces refugiarse en el estado de Jalisco y esporádicamente en Veracruz. Más adelanto llevaría a la práctica una «narcotraición» ya famosa.

Pero, Oseguera no olvidó la humillación a la que lo había sometido Méndez al tenerlo hincado e indefenso y dos años después, el 28 de octubre de 2005 mandó a ejecutar a tres personas que se dirigían al tianguis La Limonera en el municipio de Apatzingán, entre ellos estaba el empresario Alejandro Méndez Vargas, de 26 años, hermano de «El Chango».

Los tres hombres se dirigían al tianguis en una camioneta cuando fueron interceptados por un comando de siete sicarios que portaba armas AK-47. Cuando los cuerpos de rescate llegaron al lugar, Alejandro Méndez todavía estaba vivo, pero lo único que alcanzó a decir fue el apodo de su hermano «El Chango».

Martín Rosales Magaña «El Terry», otro de los integrantes de la Familia Michoacana, declaró luego de ser detenido que el «El Mencho» no sólo habría ordenado la ejecución del joven sino que también formaba parte del comando que lo mató.

«El Chango» Méndez rompió con «La Familia Michoacana» en 2010 debido a problemas en la repartición de ganancias por la venta de droga y diferencias con Enrique Plancarte Solís «La Chiva», otro de los líderes de la organización.

En respuesta, Plancarte junto con Servando Gómez Martínez, alias «La Tuta», formó el cártel de Los Caballeros Templarios para combatir a la fracción de la organización que apoyó a Méndez, quien fue detenido en Aguascalientes el 21 de junio de 2011.

Luego de la fractura del cártel huyó de Michoacán ante el temor de que sus ex compañeros pudieran matarlo. Actualmente está a la espera de ser extraditado a Estados Unidos.

Te puede interesar:  Están son Las mujeres del narco, quiénes podrían suceder a El Marro tras su captura

Nemesio Oseguera se convirtió en el jefe del Cártel Jalisco Nueva Generación que, junto con el de Sinaloa que fundara Joaquín «El Chapo» Guzmán Loera, es considerado uno de los dos más poderosos del país. Es uno de los narcotraficantes más buscados en México y Estados Unidos.