Blog del Narco Alexa

El Mencho o el Mayo Zambada ¿Quién se beneficia con la caída del Marro?

La captura de José Antonio Yépez Ortiz, alias el Marro, líder huachicolero y narcotraficante del Cártel de Santa Rosa de Lima (CSRL).

El Mencho o el Mayo Zambada ¿Quién se beneficia con la caída del Marro

Lejos de terminar con la violencia que se vive en el estado de Guanajuato, podría agravarla.  Y es que debido a la estructura que tenía el cártel que el Marro comandaba, se teme que una lucha interna por el control desate una nueva ola de asesinatos entre pequeñas facciones del grupo criminal.

Otro punto a considerar es que el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) tome las riendas totales de la plaza tras ser beneficiado indirectamente con la caída de Yépez Ortiz.  Analistas incluso advierten, que el Cártel de Sinaloa (CDS) liderado por Ismael “el Mayo” Zambada, podría entrar de lleno a absorber lo que quede del Cártel de Santa Rosa de Lima.

Y encabezar una nueva batalla contra el CJNG, pues como te hemos informado, el Marro había buscado una alianza con “los señores de la frontera” con tal de que la gente de Nemesio Oseguera Cervantes, alias el Mencho, el Señor de los Gallos, o el Gallero, se apoderara del llamado Triángulo del Huachicol.

Guanajuato es uno de los puntos más codiciados por grupos del narcotráfico, no solo en búsqueda de hacerse de la venta de hidrocarburos robados conocido como huachicol, si no también porque es un importante sitio estratégico por donde pasa droga que va hacia la frontera y la Ciudad de México, el mercado más codiciado para la venta de narcóticos en México, al ser la capital de ese país y por su cercanía al lugar más poblado, el Estado de México.

Te puede interesar: El Mencho y los otros capos que tienen bañado en sangre al estado de Jalisco

Lo cierto es que sea quien sea el que se quede con la plaza de Guanajuato, quienes terminarán perdiendo son los mexicanos que se ganan honestamente la vida, pues a pesar de que en varias ocasiones los criminales aseguran que no se meten con personas inocentes, la realidad es otra.