Blog del Narco Alexa

Rafael Caro Quintero: inocente, pobre y de la tercera edad, la defensa contra la extradición

En un nuevo intento por evitar la extradición, Rafael Caro Quintero interpuso el recurso de apelación ante una corte federal mexicana.

Rafael Caro Quintero inocente, pobre y de la tercera edad, la defensa contra la extradición

Al objetar que no tiene dinero ni para pagar un defensor en caso de ser detenido, además de tener más de 60 años y no poder trabajar, y ni siquiera estar pensionado para al menos tener un ingreso.  “Como he hecho notorio, aduce encontrarse sustraído de la acción de la justicia, lo que le impide laborar o desempeñar alguna actividad por la que pueda adquirir recursos económicos”.

Detalla la petición, presentada el viernes de la semana ante el Primer Tribunal Colegiado en materia penal de Ciudad de México.  El argumento del narcotraficante contradice las acusaciones del gobierno de Estados Unidos,  que lo acusa de ser líder de una red que cada año envía toneladas de heroína, metanfetaminas y mariguana a Nueva York.

Además de tener una impresionante red que mueve por diversos medios varias toneladas de cocaína desde Sudamérica, hacen escala en México y van con destino a Estados Unidos.

“Tenemos pruebas que Rafael Caro Quintero sigue activo y estamos seguros que los muros para aprehender a Caro Quintero, se están cerrando”, dijo en su momento Ray Donovan, agente especial a cargo de la investigación contra el narcotraficante, luego del arresto de Ismael Quintero Arellanes, sobrino de Rafael Caro Quintero.

Sin embargo, el capo de Badiraguato ha repetido en varias ocasiones lo contrario, asegurando que se encuentra fuera del negocio, y que “sólo quiere que lo dejen en paz porque él ya cumplió su condena”.

La oficina de la DEA en Washington dijo por su parte que no importa lo que diga o lo que haga Caro Quintero, se le sigue buscando y no descansarán hasta verlo tras las rejas enfrentando la justicia del lado americano.

Esa cacería habría obligado al capo a enviar una carta a la corte mexicana para que se abstengan de extraditarlo, aún cuando no se encuentra detenido, además de solicitar que se remueva de su cargo a José Olvera López, uno de los jueces que están asignados a las comparecencias para agilizar la extradición del capo, una vez que sea detenido.

En la petición no precisa porqué Caro Quintero solicita su remoción, y sólo se aclara que la petición será analizada una vez que pasé la contingencia por la pandemia del Covid-19, y todo (¿¿??) regrese a la normalidad.

En abril de 2018, el gobierno de Estados Unidos ofreció una recompensa por 20 millones de dólares para quien proporcione información que conduzca a la captura de Caro Quintero. El llamado precisa que quien atrape al narcotraficante puede llevarlo vivo o muerto, lo que ha provocado una cacería sin tregua, en la sierra de Sinaloa, y que las principales agencias estadounidenses, incluyendo el DEA, FBI, CIA, US Marshals, ATF y ICE, estén a la caza.

Rafael Caro Quintero, de 67 años, fue liberado de una prisión mexicana el 9 de agosto de 2013, generando un fuerte descontento en el gobierno de Estados Unidos, que de inmediato lo acusó de seguir enviando droga a Estados Unidos a través de su red criminal, incluyendo heroína, metanfetaminas, mariguana, cocaína y fentanilo.

Incluso, en un expediente judicial radicado en la corte de Distrito Sur de Nueva York, Estados Unidos asegura que el narcotraficante sinaloense es uno de los socios comerciales del presidente venezolano Nicolás Maduro, a quien también acusa de narcotraficante.

Entre las acusaciones que enfrenta Caro Quintero destaca además que desde 1980 mantiene el liderazgo de su organización, incluso que desde la prisión el Viejo seguía enviando droga a Estados Unidos, con lo cual habría generado cientos de millones de dólares, que le eran enviados desde Estados Unidos por diversas vías.

Estados Unidos también acusa a Caro Quintero por el homicidio de un número no determinado de personas que perdieron la vida a causa de sus actividades, y de portación ilegal de arma de fuego.

Te puede interesar:  Mas información, encuentran descuartizados a siete policías en Colima

De ser arrestado y extraditado, Caro Quintero pasaría el resto de su vida en una prisión estadounidense, pues como fue el caso de Joaquín el Chapo Guzmán, el capo de La Noria, Badiraguato, no sólo enfrenta cargos en Nueva York, sino también en Arizona, California, Colorado y Texas.