Blog del Narco Alexa

Cayeron ex integrantes de “Los Zetas” que planeaban atentado contra edificio de gobierno en Monterrey

La violencia del narco en México llegó al punto que todos temían: la sociedad civil se ha vuelto blanco de los sicarios. A principios de esta semana.

Cayeron ex integrantes de “Los Zetas” que planeaban atentado contra edificio de gobierno en Monterrey

La capital de Nuevo León fue escenario de lo que pudo haber sido el peor ataque en contra de la ciudadanía que se haya registrado en el sexenio.  Amenazados, con escasez de seguridad y sin claridad de lo que pasaba, trabajadores de un edificio del gobierno en Monterrey, fueron advertidos sobre un ataque terrorista. La información obtenida por el Blog del Narco, revela que el plan —que consistía en detonar material explosivo— fue frustrado por efectivos de la Fiscalía General de la República y la Agencia de Investigación del Estado.

Las autoridades, que allanaron casas e interrogaron a personas relacionadas con la trama, arrestaron al líder de un grupo criminal local identificado como Juan Antonio Aguilar González, quien guardaba varios paquetes de explosivos plásticos en su vehículo. Su detención ocurrió en un centro comercial en el suburbio de Escobedo.

De manera simultánea, los efectivos capturaron a Adrián Alfonso, “El Trailer” Castillo, jefe de Aguilar González, y ex miembro de alto rango de Los Zetas. La teoría de la investigación sugiere que “El Trailer” ordenó el ataque terrorista como venganza contra rivales y funcionarios corruptos en el estado del norte.

De acuerdo con los informes de inteligencia, el ex líder de Los Zetas tiene el control operativo de los municipios de Salinas Victoria, El Carmen, Hidalgo y Mina, en Nuevo León.

“El Trailer” pasó varios años en prisión por cargos vinculados a su papel como miembro de alto rango de la organización criminal; sin embargo, no está claro cuando fue liberado. En 2018, varios reclusos en la prisión de Topo Chico denunciaron al narco por ejecutar un esquema de extorsión.

El Cártel de Los Zetas ha usado el terror como método para enfrentar al Estado, gobierno y grupos rivales. Sus tácticas semejantes a las de grupos extremistas, han representado una amenaza para la seguridad nacional, al generar una ola de violencia cuya tendencia va en aumento.

En 2011, un ataque al Casino Royale en Monterrey, Nuevo Léon, dejó 52 muertos y un país conmocionado. El incidente se trató de uno de los más letales contra la sociedad desde que el ex presidente Felipe Calderón lanzó una pretendida ofensiva contra los cárteles de las drogas. La brutal agresión fue atribuida al grupo criminal de Los Zetas y el Cártel del Golfo.

El año pasado, el planteamiento del gobierno de Estados Unidos sobre designar a las organizaciones criminales de México como “terroristas” abrió un debate a nivel mundial.

Las autoridades estadounidenses aseguran que los narcotraficantes adoptan tácticas violentas para promover sus fines e infundir terror entre la población. Bajo esta lógica, diversos analistas han asegurado, desde hace más de una década, que México vive una situación de narcoterrorismo.

Las matanzas sistemáticas de familias a lo largo del país son un claro ejemplo. En medio de la guerra contra el nacotráfico, los asesinatos de la ciudadanía se ha convertido en una práctica recurrente entre el narco para controlar las zonas de tráfico, amedrentar grupos rivales y controlar a las comunidades en los territorios donde operan.

Te puede interesar:  Vídeo donde “El Nencho“ del Cartel de la Sierra interrogan a un CJNG y reta a la familia Michoacana

El terror como estrategia les ha resultado útil a los criminales, y desde la perspectiva estadounidense, ha logrado desestabilizar a países de “vital interés”. Ya en 2011, EEUU aseguraba que, sin importar si se deseaba contrabandear extranjeros o nacionales para ingresar ilegalmente a su país, o trasladar armas de alto calibre para grupos terroristas, o mover cocaína, las rutas eran las mismas. De ahí que las líneas entre terrorismo y narcotráfico se hayan ido desvaneciendo.