Blog del Narco Alexa

“La Barbie” el capo que creo La Unión Tepito un cartel mas sanguinarios que los Zetas

Aunque su nacimiento fue entre comerciantes del barrio bravo para protegerse de ladrones, la Unión Tepito se transformó en un monstruo.

“La Barbie” el capo que creo La Unión Tepito un cartel mas sanguinarios que los Zetas

Que no ha podido ser controlado por las autoridades de la Ciudad de México por más de 10 años y, además, pese a las detenciones de quienes han sido sus líderes, la organización ha seguido expandiendo su territorio y delitos.

¿Cómo nace?,  La fecha clave es el 15 de diciembre de 2007, día en el que aparecieron en la capital dos bolsas de plástico con cabezas de dos empleados de una empresa de carga que servía al Cártel de Sinaloa, en presunta respuesta a la policía por el decomiso de media tonelada de cocaína.

Dos años más tarde, en 2009, Edgar Valdés Villarreal, alias “La Barbie”, perteneciente al Cártel de los Beltrán Leyva, organizó una reunión con los líderes de Tepito, a fin de formar una alianza.

Cabe recordar que el Cártel de Sinaloa y el de los Beltrán Leyva tenían rencillas por una presunta traición de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera y por la disputa de territorios.

A la reunión citada por “La Barbie” llegó Jesús Abdiel Vega, alias “El Grande”; Omar Romero, alias “El Colosio”; Ricardo López Castillo, alias “El Moco”, presunto traficante de armas y expolicía judicial y los hermanos que tenían el control del corredor Insurgentes-Zona Rosa, Armando Hernández, alias “El Ostión” y Francisco Javier Hernández alias “Pancho Cayagua”, siendo este último quien tomaría el verdadero liderazgo de la Unión Tepito.

Fue entonces que comenzaron a realizar trabajos bajo el nombre de la Unión Tepito.

Sin embargo, en 2013, la lucha por el liderazgo provocaría riñas entre los miembros, tomando fuerza cuando “Caguaya”, ordenó el asesinato de Horacio Vite, sobrino de los Magaña, el cual ocurrió afuera de un antro de La Condesa, zona de la cual buscaba apoderarse.

Tras el asesinato de otros miembros de “Los Malandros” en Zona Rosa y dos dealers en el Bar Living, la guerra se intensificó, teniendo su punto álgido en el secuestro de 13 jóvenes de Tepito en el bar Haven, en la colonia Juárez y su posterior asesinato en Tlalmanalco, Estado de México.

Entonces surgiría otra organización llamada La Unión Insurgentes, la cual sería liderada por Roberto Mollado Esparza, alias “El Betito”, en tanto que “El Ostión” permaneció del lado de “Caguaya”.

La Unión Tepito cambia de cabecilla y gana fuerza

En 2016 “Caguaya” fue detenido por las autoridades capitalinas y liberado en febrero de 2017.

Ocho meses más tarde, un 11 de octubre, recibiría una llamada en su casa, la cual lo obligaría a salir de ahí a bordo de su automóvil, en el que fue perseguido por hombres armados en motocicleta.

Al filo de las 14:30 horas de ese día, los sujetos lo balearon en el estacionamiento de un supermercado ubicado en Insurgentes y Ticomán en la colonia Tepeyac Insurgentes, en la alcaldía Gustavo A. Madero.

Posteriormente, se conocería que fue “El Betito”, quien orquestó su asesinato, por lo que ascendería a ser el líder de la Unión Tepito, expandiendo su territorio en gran parte de las alcaldías de la capital.

Para ello, dividió y organizó la banda criminal en tres células. La primera era para controlar las actividades criminales en la zona Roma-Condesa-Polanco, a cargo de David García, alias “El Pistache”.

La segunda, era manejada por Pedro Ramírez Pérez, alias “El Jamón” quien manejaba los negocios en el Barrio de Tepito.

Y por último, una que dirigía las operaciones de importación de droga desde Sudamérica a cargo de “El Lunares”,

El poder de “El Betito” crecería tanto hasta tener sus propios corridos.

Uno de los factores que indirectamente ayudaron en su ascenso, fue la detención de los otros miembros originarios.

En 2018, “El Moco”, fue detenido por la Fiscalía del Estado de México, y más tarde, “El Ostión”, fue detenido por los delitos de control de venta y distribución de drogas.

Ese mismo año, la Unión presentó otra fractura, esta vez con La Fuerza Anti Unión, con la que tuvieron fuertes enfrentamientos para disputarse la zona aledaña a Garibaldi.

Detención de “El Betito”

El 8 de agosto de 2018, Roberto Mollado sería detenido en la alcaldía Tlalpan, abriendo el paso para que otros subieran en la estructura de La Unión.

“El Pistache”, fue aprehendido el 30 de agosto de ese año por elementos de la Marina en su domicilio de Santa Fe, también dejando el paso abierto para que lugartenientes escalaran.

Fue entonces que Marco Varela, alias “El Mark” asumió el poder, sin embargo, el 28 de enero de 2019 fue encontrado sin vida en un hotel de la colonia Doctores. El 2 de noviembre de ese año, fue detenido “El Bandido”, quien era mano derecha de “El Pistache”.

Posteriormente “El Jamón”, líder de otra célula fue capturado el 28 de mayo de 2019, quedando al frente dos de sus lugartenientes, conocidos como “El Tomate” y “El Huguito”, sin embargo, el primero de estos fue aprehendido en junio de ese año, y el segundo sigue en libertad.

El destino de la tercera célula no fue diferente, pues “El Lunares”, encargado de la importación y distribución de la droga fue detenido tras un operativo en el predio Peralvillo 33, el pasado 31 de enero.

Tras ello, fue liberado y reaprehendido tres veces, mientras que su brazo derecho, “El Huevo Brujo”, a quien se le atribuye el altar de huesos humanos localizado en el lugar del operativo, fue detenido en febrero.

Cuauhtémoc, Venustiano Carranza, Iztacalco, Miguel Hidalgo, Cuajimalpa, Benito Juárez y Gustavo A. Madero, son las alcaldías en las que alcanzaron control, sin embargo, recientes fechas han tenido rencillas con otras organizaciones que buscan el control del territorio como con “Los Canchola”, dirigida por Lenin Canchola en la Álvaro Obregón.

Recientemente fue detenido “El Hormiga”, presunto líder de extorsionadores de la Unión de la zona Centro, y supuesto responsable del asesinato de Martín Cancino, líder de comerciantes de la calle Rodríguez Puebla. Delito cometido el 24 de marzo pasado.

Te puede interesar:   Muere “El Gordo May” líder de Los Zetas por Covid-19 en Puente Grande

Otra de las cabecillas que está bajo la mira es Joshua “N”, alias “Pepe Stun” o “Cachetes de Ardilla”, quien ha sido señalado como distribuidor de drogas en la alcaldía Venustiano Carranza, bajo la fachada de reciclador de basura.

Las autoridades han señalado que, pese al confinamiento por el COVID-19, la organización criminal ha seguido extorsionando a comerciantes aunque no tienen ventas, además, de que sus delitos ahora también incluyen, tráfico de armas, secuestro y trata de personas.