Blog del Narco Alexa

El día que El Chapo retó al Z-40 y le decapitó 14 sicarios y se los dejó colgados en un puente…

El líder del Cartel de Sinaloa Joaquín Guzmán Loera (a) El Chapo, retó abiertamente al grupo criminal de los Zetas.

El día que El Chapo retó al Z-40 y le decapitó 14 sicarios y se los dejó colgados en un puente…

Especialmente a sus cabecillas, Heriberto Lazcano, Miguel Ángel Treviño Morales Z 40 y su hermano Omar Treviño L 42, tras incursionar en esta frontera y descuartizar a varios miembros de su organización. Los cuerpos desmembrados de los Zetas estaban acompañados de mensajes dirigidos a sus líderes, en las que El Chapo Guzmán, los reta en su propia guarida y les reprocha que las treguas establecidas no las cumplen por traicioneros.

“Mira pinche 40 y L 42 estas manos se las pongo porque son unos pendejos peidos y culos, porque las veces que han hecho tregua ustedes las han tronado y ya se acabaron los basureros de juntar gente y que son una bola de basura y ratas…. Nuevo Laredo, Tamaulipas es mío… Atte. El Chapo”, se lee en uno de los mensajes.

En otra pila de cabezas de sujetos descuartizados, Guzmán Loera, en otro mensaje dirigido a Miguel Ángel Treviño Morales Z 40, hace referencia a que se necesita inteligencia para ser cabecilla de un Cartel.

“Para ser cabecilla de un Cartel se usa la cabeza pendejo y además eres un peido y repugnante piojoso, por eso has llegado por lamehuevos de Lazcano y serás siendo para mi un lava carros… Atte. El Chapo”

En otro mensaje sobre una pila de descuartizados troncos humanos, El Chapo Guzmán, les señala que va a enseñarles como dirigir un Cartel ya que si han llegado a donde están, es simplemente por traidores.

“Así es como se debe de acabar con gente pendeja, descuartizándola, todos esos ratas que roban y se la pasan secuestrando y matando gente inocente, yo te voy a enseñar como manejo mi Cartel que tiene 30 años, no como ustedes que eran unos boleros y lava carros y llegaron a donde llegaron por traidores….Atte el Chapo”, se lee textual.

Con esta acción, El Chapo Guzmán ha emprendido una “limpia” del grupo criminal de los Zetas, sus cabecillas y quienes integren esa organización criminal.

El líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín Guzmán Loera, alias ‘El Chapo’, uno de los hombres más ricos del mundo y buscado por las autoridades tanto de México como de EEUU.

El día que El Chapo Guzmán reto al Z-40 y le decapito 14 miembros de los Zetas y se los dejo colgados en un puente, Se ha atribuido la autoría de la decapitación de catorce presuntos miembros del cártel de Los Zetas en Nuevo Laredo, Tamaulipas. El crimen vino acompañado por un mensaje dirigido a las autoridades para solicitar que dejen de negar su presencia en la zona.

El líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín Guzmán Loera, alias ‘El Chapo’. Ha reivindicado la autoría de la decapitación de catorce presuntos miembros del cártel de Los Zetas en Nuevo Laredo, Tamaulipas, y ha enviado un mensaje a las autoridades para solicitar que dejen de negar su presencia en la zona.

El viernes, policías locales encontraron los cuerpos decapitados de catorce personas dentro de un vehículo frente a la Asociación de Agentes Aduanales. Ubicado en el norte de la misma ciudad de Nuevo Laredo. Los cuerpos estaban dentro de bolsas de plástico negras. Poco después, fueron localizadas catorce cabezas dentro de varias neveras cerca de un edificio oficial, las cuales podrían pertenecer a las víctimas encontradas anteriormente.

A través de varias imágenes, en las que se pueden ver los cuerpos decapitados y las cabezas de los asesinados colocadas en fila frente a varios carteles con mensajes escritos, ‘El Chapo’ se ha dirigido al alcalde de Nuevo Laredo, Benjamín Galván, y a las fuerzas de seguridad para que abandonen su discurso oficial «de que aquí no pasa nada» y ha amenazado con que rodarán más cabezas.

«Quieren credibilidad de que estoy operando aquí. Díganme cómo. ¿Con cabezas de funcionarios ‘zetas’, o sea, ustedes?», se puede leer en la ‘narcomanta’. «Señor presidente –en referencia a Felipe Calderón–, como nos quiere dar un dulcito al salir usted declarando que aquí no pasa nada y que todo está bien, siga con lo mismo y le aseguro que van a seguir rodando cabezas», ha agregado.

«Sigan haciéndole caso al Z-40 –nombre con que son conocidos Los Zetas– para decir y negar que ya operamos en Nuevo Laredo, sólo para que (el líder de Los Zetas, Heriberto) Lazcano no regañe a este analfabeto y lavacarros», ha apuntado ‘El Chapo’, tal y como recogen varios medios mexicanos encargados de seguir las actividades de los grupos del narcotráfico en el país.

Asimismo, ‘El Chapo’ se ha referido al director de Seguridad Pública, Alfonso Olvera y al fiscal investigador, Víctor Almanza, quienes afirmaron recientemente que el Cártel de Sinaloa no opera en Tamaulipas.

«Y tú, director de Seguridad Pública, estás puesto plenamente por el Z-40, quien es tu compadre, sigue declarando que no anda mi personal aquí en Nuevo Laredo. O tú, MP (Almanza), sigue señalando que los descuartizados eran albañiles, comerciantes, migrantes o simples y modestos trabajadores», ha dicho «Sigan negando mi presencia aquí en Nuevo Laredo y van a seguir sus cabezas», ha añadido.

«Yo no mato inocentes para presentar trabajo como tú estás acostumbrado, Z-40. Todo muerto en Nuevo Laredo es pura escoria, o sea, puro ‘Z’. Atentamente: Tu padre, Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán», ha apostillado en su mensaje.

Surgimiento de los Zetas

El cártel de Los Zetas se formó en 1999 a partir de militares desertores del Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales (GAFE), del Grupo Anfibio de Fuerzas Especiales (GANFE) y de la Brigada de Fusileros Paracaidistas (BFP) del Ejército de México.

Te puede interesar:  Así es el origen de “El Mayo” Zambada de lava carros a jefe máximo del Cártel de Sinaloa

Todos estos grupos fueron fundados en 1994 con motivo del levantamiento ‘zapatista’ de Chiapas son los únicos grupos de élite que fueron entrenados por la CIA, y que contaron con asesoría militar de la Sayeret Matkal israelí y de la GIGN francesa.

Debido a que no controlan ningún puerto del país para el tráfico de drogas, han centrado sus actividades en torno al secuestro y la extorsión a los civiles, convirtiéndose en un grupo altamente repudiado y perseguido por el resto de organizaciones criminales rivales.