Blog del Narco Alexa

El CDS aprovecha el coronavirus para reafirmarse en Culiacán con despensas y toque de queda

Joaquín “El Chapo” Guzmán volvió a ser noticia en México, esta vez por culpa del coronavirus. Al igual como se ha hecho en otras zonas en Culiacán de México.

El CDS aprovecha el coronavirus para reafirmarse en Culiacán con despensas y toque de queda

Esta misma semana comenzaron a viralizarse imágenes y grabaciones de la presunta entrega de despensas del Cártel de Sinaloa en Culiacán, Sinaloa.  Los videos y fotografías refieren a casos al menos en la colonia Bicentenario, una de las regiones más vulnerables de la entidad.

“Muchas gracias por el apoyo, que es el mejor apoyo que hemos recibido […] Estas son despensas, no son pepinos ni tomates, así que mi agradecimiento y estamos al cien con Joaquín, así que ahí se la ven ahí también conmigo”, dice una mujer mientras sostiene los víveres.

A diferencia de los apoyos entregados por Alejandrina Guzmán, hija de “El Chapo”, —cajas con un diseño cuidado, sobrio y la cara del narcotráficante—, los emisarios del Cártel de Sinaloa repartieron apenas contenedores envueltos en plástico y adhesivos con las iniciales JGL.

En Culiacán, la respuesta de Los Chapitos sobre el COVID-19 ha sido brutal. A través de grabaciones, sicarios de los herederos del imperio del Cártel de Sinaloa, han advertido toques de queda obligatorios.

“Se les informa que después de las 10 de la noche tienen que estar adentro de su casa por el coronavirus, si no agarran el rollo lo vamos a tablear a la verga. Son ordenes de arriba de los Chapitos. Hey, no estamos jugando, no es juego”, dice uno de los hombres. La banda no sólo exhibe sus rondines, también expone la humillación a las personas.

Guadalajara y “El Chapo” Guzmán

El pasado 24 de abril, comunidades del municipio de Santa Bárbara, Chihuahua, recibieron apoyos, presuntamente a cargo del grupo criminal, Gente Nueva, brazo armado del Cártel de Sinaloa. En las bolsas había pegatinas de la imagen de Osama Bin Laden, ex líder de la red terrorista Al Qaeda, asesinado por Estados Unidos en 2011 en Pakistán.

Los hombres armados entregaron las despensas a personas de escasos recursos, en su mayoría adultos mayores a nombre de su organización criminal.

En Guadalajara, Jalisco, trascendieron imágenes y videos de la entrega de despensas en la zona metropolitana del municipio. El distribuidor era la hija del fundador del Cártel de Sinaloa, Alejandrina Guzmán, quien a través de un comunicado publicado en la página de Facebook El Chapo Guzmán, que utiliza para promocionar la marca de ropa El Chapo 701, especificó que de manera personal y bajo todos los protocolos de seguridad, les haría llegar una despensa a todas las personas de la tercer edad.

“Sabemos que esta situación pasará pronto, y cuando esto suceda podremos recibirte en nuestro punto de venta y en todos nuestros eventos nacionales para estar más cerca de todos ustedes con los mejores productos», apunta un comunicado firmado por Alejandrina Guzmán.

La dinámica de distribución consistió en enviar un mensaje a WhatsApp o através de Facebook solicitando una ayuda personal. De igual forma, el apoyo podía ser solicitado para alguna persona con bajos recursos.

Otro ejemplo. El sábado 2 de mayo, Alejandrina entregó en Guadalajara unos 300 regalos con la imagen del jefe narcotraficante.

Los obsequios fueron llevados por empleados de la empresa El Chapo 701 a la colonia Jalisco, una de las más empobrecidas y con mayores índices de delincuencia de la ciudad.

Te puede interesar:  “La Barbie” y el hijo de “El Mayo Zambada” dicen que Calderón se reunía con ellos

“No quisimos dejar pasar este día, la fundación de la señora Alejandrina Guzmán está en ese tenor, en el tema social, los niños son el futuro de nuestra sociedad y estamos encaminados a eso, sabemos que es complicado hacer eventos ahorita para juntar personas, pero lo estamos haciendo lo más ordenado posible para darles una sonrisa”, afirmó Julio Campos, presidente de la compañía a Efe.

Además, destapó que la marca quiere quitar el estigma social que conlleva el nombre del capo, quien cumple una condena de cadena perpetua en Estados Unidos por narcotráfico.