Blog del Narco Alexa

El Cártel Jalisco Nueva Generación y otros narcotraficantes amenazan abogados en Ensenada

Sin acreditarse el homicidio del abogado Rubén Arenivar, ni el de Hiram Rivera, agente del Ministerio Público, el denominado Cártel de Ensenada.

El Cártel Jalisco Nueva Generación y otros narcotraficantes amenazan abogados en Ensenada

Presuntamente relacionado con el CJNG, amenaza a los litigantes del puerto “que cambian bandera” y no atienden peticiones de criminales. En la FGE relacionan el asesinato del penalista con las investigaciones de tráfico de droga en la API, y el fiscal Guillermo Ruiz mencionó como móviles del homicidio Rivera, las amenazas del narco o la corrupción en la Policía Municipal; asegura que los responsables serán detenidos rápidamente

Al abogado penalista Rubén Arenivar Garza lo asesinaron el 24 de abril, 48 horas después transmitieron una amenaza contra los que se enriquecen con malas acciones, en una de las pantallas de la funeraria donde lo velaban. Y poco antes de la media noche del miércoles 29, colgaron una narcomanta amenazando a los defensores de traficantes frente a las instalaciones del Bufete de Abogados Paz y Asociados.

Donde el litigante asesinado laboraba junto a los licenciados Omar Paz y Guillermo Sam. Después, la mañana del jueves 30, estos abogados negaron cualquier liga, detallando que el copropietario y subsecretario del Ayuntamiento, Joaquín Bolio, era a quien le rentaban un cubículo en las oficinas.

La cartera de clientes del abogado asesinado incluía a cabecillas y operadores criminales de los cárteles de Sinaloa y Arellano Félix (CAF) acusados de homicidio, narcomenudeo, narcotráfico y delincuencia organizada. También defendió a algunos del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), “pero trabajaba para todos los bandos” aseguró un investigador.

“Cuando un abogado defiende al criminal de un cártel, luego ese grupo cree que es su dueño”, comentó otro de los abogados en la Fiscalía General del Estado (FGE).

Al licenciado Arenivar Garza le dispararon en cuatro ocasiones, lo mataron a plena luz, durante el mediodía, en una de las zonas más transitadas de Ensenada y frente a decenas de testigos. Aun así, los dos criminales vestidos con ropa tipo militar, sin temor y con la cara descubierta, abandonaron la escena, y en la huida dejaron dos autos abandonados.

Las autoridades cuentan con algunas imágenes de los rostros de los homicidas, pero están trabajando en ellas para mejorar la calidad.

Secuencia del homicidio del abogado Hiram Rivera

Le atacaron cuando transitaba a bordo de una camioneta blanca marca BMW de reciente modelo sobre la Avenida Cortez. Tres balas calibre .9 milímetros penetraron su cuello y otra en el rostro, orillándolo a perder el control del auto e impactarse en la fachada del despacho que compartía con otros abogados en la esquina de la calle Narciso Mendoza.

Así, el licenciado Arenivar se sumó a los 73 homicidios cometidos entre marzo y abril de 2020 en el puerto de Ensenada, los cuales, de acuerdo al fiscal general estatal Guillermo Ruiz Hernández, están relacionados con las detenciones e investigaciones hechas por las fuerzas coordinadas para combatir el crimen en los 2 mil kilómetros de zona marítima de Baja California, particularmente en la Administración Portuaria Integral (API) de Ensenada.

Las capturas ocurridas entre enero y marzo de delincuentes relacionados con estos hechos, han sido las de José Luis Escudero Escandón, Ricardo Bozada y David López Jiménez, todos del CAF, quienes peleaban el control criminal del puerto contra Víctor Padilla Murillo “El Chatarras” y René Arzate García “La Rana”, ambos traficantes al servicio de dos células distintas de la mafia de Sinaloa.

En el caso específico del Arenivar, Ruiz Hernández declaró: “El abogado también por cierta relación con los problemas que se dan en el API”.

Adicionalmente, un integrante de la Mesa de Coordinación Territorial para la Construcción de la Paz y la Seguridad en Ensenada dijo que en este grupo “ya lo estaban investigando no solo como abogado, sino como mediador económico de uno de los grupos delictivos”, pero no reveló cuál.

LOS CLIENTES

Entre los presuntos delincuentes más conocidos, defendidos por el litigante que fuera presidente del Colegio de Abogados Independientes y de Libre Opinión, se encuentran:

Ricardo Bozada. Ex agente federal, integrante del CAF y señalado como responsable de traficar casi 200 kilos de cocaína hallados en el buque portacontenedores NYK LYRA en el puerto de Ensenada el 4 de marzo del 2020.

Arenivar lo estaba defendiendo tras su reciente captura el 11 de marzo por el secuestro de una mujer ocurrido en agosto de 2019, por el que también están procesando a José Luis Escudero Escandón, cabecilla criminal del CAF.

Ismael Quintero Arellanes. Sobrino de Rafael Caro Quintero, aprehendido el 29 de enero de 2020 por elementos de la Secretaría de Marina durante un operativo solicitado por la Fiscalía General de la República (FGR) en el fraccionamiento Stanza Toscana de Culiacán, Sinaloa; Estados Unidos solicitó su extradición.

El abogado ensenadense estaba llevando su defensa por tres delitos: conspiración para la distribución de marihuana; conspiración para la distribución de heroína, cocaína y metanfetaminas (entre febrero de 2015 y junio de 2018); uso de armas para el fomento del narcotráfico (desde enero de 1980 a junio de 2018).

Leopoldo Lizárraga Ochoa “El Polo” o “El Pantera”. Operador de Sinaloa en el valle y zona urbana de Ensenada. Tiene con antecedentes de robo de auto en 2012 en Sinaloa, fue detenido por posesión de arma y robo en diciembre de 2015 en Ensenada y señalado de solicitar al Cártel de Sinaloa el fallido homicidio de Gabriel Ayala Fonseca en enero de 2016, dentro del palenque Póker, donde perdieron la vida cuatro personas. Se encuentra en libertad

De acuerdo a los archivos judiciales, en septiembre de 2016, ante el Juzgado Octavo de Distrito, Arenivar tramitó en el expediente 380/2016 un amparo indirecto a favor de “El Pantera”.

Héctor Daniel Quiñónez Cortez. Detenido e imputado en diciembre de 2019 por el doble homicidio de los estadounidenses Jo Anne Butler, de 69 años, y Ray Edward Ball, de 72, en Bahía de los Ángeles; el móvil presentado fue intento de robo de dos motores fuera de bordo.

Después de cuatro horas de audiencia y tras varios regaños a los agentes del Ministerio Público, el juez José Luis Castañeda resolvió que nadie observó al imputado en el sitio del crimen, que los datos de prueba para vincularlo eran muy bajos y la mayoría fueron desvirtuados, por lo que dictó el auto de no vinculación y ordenó liberarlo.

Manuel Enrique Villa Flores y Jesús Daniel Sánchez Serrano. Los capturaron en enero de 2020 por el homicidio de Jesús Ramón Flores Sánchez, trabajador de Baja Corp en el recinto portuario, con declaraciones de testigos presenciales, la presentación del arma homicida y elementos periciales a favor, incluida las pruebas positivas de rodizonato.

La defensa solicitó decretar ilegal la detención al argüir que la búsqueda de los sospechosos se vio interrumpida durante casi 11 minutos, lo que llamó un “espacio muerto”. El juez dio la razón a la Fiscalía y fijó un plazo de cuatro meses para el cierre de la investigación complementaria.

“Y LOS QUE FALTAN”, ADVIERTEN EN MENSAJE DURANTE VELORIO

En la ceremonia de velación del penalista, el domingo 26 de abril, sus familiares encontraron una amenaza escrita en la telepantalla de la sala instalada para trasmitir imágenes o mensajes en memoria del difunto.

De acuerdo a los primeros reportes, quienes perpetraron la amenaza accedieron desde su computadora a la plataforma digital de la funeraria El Ángel. El mensaje de advertencia fue firmado por Centinela Ciudadano. “El enriquecerse de la noche a la mañana con malas obras y malas decisiones, nunca tiene un final feliz. Y los que faltan”.

Personal de la FGE arribó a la funeraria ubicada en Calle Esmeralda de la colonia Carlos Pacheco; a las diez de la noche desalojó el edificio para iniciar una investigación, de la que, hasta el cierre de esta edición, no había mayores detalles.

NARCOMANTA, ABOGADOS Y SUBSECRETARIO DE GOBIERNO

A las 11:45 pm del 29 de abril, afuera de un bufete de abogados, en un árbol dejaron tendida una manta de color blanco con la leyenda “LES VA CARGAR LA VERGA RATAS CAMBIA BANDERAS CON EL PATRON NADIE LE JUEGA AL NARCO ABOGADO QUE NO SE LES OLVIDE QUE SON PERROS DEL  PATRON CARTEL DE ENSENADA”.

Muy temprano a la mañana siguiente, por medio de redes sociales, Omar Paz y Guillermo Sam, los otros dos abogados identificados como afiliados de Arenivar en Paz y Asociados, se aprestaron a deslindarse del abogado muerto:

“Se aclara que los miembros que conformamos el Bufete jurídico Paz y Asociados no llevamos ni tramitamos ningún tipo asunto de carácter Penal Federal, tampoco asuntos que tenga que ver con narcomenudeo o similares, lo que es del conocimiento de la comunidad jurídica.
“En el entendido que el fallecido Lic. Rubén Arenivar Garza, rentaba desde hace aproximadamente 8 meses un cubículo dentro de la oficina, al diverso copropietario Lic. Joaquín Bolio, desconociendo los asuntos y clientes que representaba en lo personal el arrendatario Lic. Rubén Arenivar, por lo que no sabemos a quien vaya dirigida la amenaza contenida en la manta que apareció esta madrugada, pues inclusive los diversos abogados que conformaban el equipo del Licenciado Rubén Arenivar voluntariamente se retiraron de nuestras oficinas.

Atte. Paz y Asociados”.

Entrevistado como tercer implicado, Joaquín Bolio, delegado del Gobierno del Estado en Ensenada, reconoció que le rentó el espacio a Arenivar por recomendación de los abogados Paz y Sam, quienes incluso elaboraron el contrato y se lo enviaron firmado. El funcionario agregó que él litigaba laboral y dejo de hacerlo hace seis años, cuando recibió una plaza como profesor de nivel secundaria en la comunidad de San Vicente en Ensenada.

CÁRTEL DE ENSENADA, DOS TEORÍAS

Respecto a la identidad de los integrantes del denominado Cártel de Ensenada, las autoridades locales aún no tienen certeza, pero inicialmente manejan dos hipótesis:

– Pueden ser ex operadores del CAF en su mayoría, quienes de 2010 a la fecha, han sido obligados bajo amenaza de muerte a delinquir para el cártel empoderado del momento, sea Sinaloa o Jalisco, y han tratado de iniciar operaciones delictivas de manera independiente.

– Gente del CJNG, quienes desde su llegada en 2015 a BC, han pretendido que los traficantes locales que se han cobijado bajo la protección criminal de la mafia de Jalisco, sean identificados con el nombre del municipio en el que trafican, con el agregado de que en la mayoría de las mantas firmadas por ese cártel, usualmente acusan y exponen a integrantes de Sinaloa.

La identificación dependerá de la captura de los autores del homicidio.

REPROCHAN ABOGADOS INACCIÓN DE AUTORIDADES

Por separado, a través de redes sociales, tres colegios de abogados expresaron su condena por el asesinato del abogado, demandaron mayor seguridad y reprocharon la inacción de las autoridades.

El Colegio de Abogados de Ensenada publicó: “Desde este H. Colegio, reprochamos el creciente clima de violencia que actualmente vivimos en nuestra Ciudad y la inacción de las autoridades para combatirla”.

Eva Covarrubias, quien titula el Colegio de Mujeres Profesionales del Derecho de Ensenada, hizo un llamado a las corporaciones policíacas en el puerto a dotar de seguridad a los ciudadanos, “toda vez que a plena luz del día se cometen ejecuciones en distintos lugares de la ciudad, lo que nunca en nuestra Bella Cenicienta había sucedido”.

Por su parte, el licenciado Carlos Alba, integrante del Colegio de Abogados Independientes y de Opinión Libre de Ensenada, pidió no hacer conjeturas sobre Arenivar.

“Nos da pena lo que pasa en nuestro puerto, vamos a pedir un alto, pero no es el momento hoy. No tomen como bandera este suceso para hacer eventos políticos o afirmaciones fuera del lugar”, expresó.

MINISTERIO PÚBLICO ASESINADO FUE AMENZADO  Y NO RECIBIÓ PROTECCIÓN

“El agente desde ya te lo digo: fue gente muy honesta, sencillo, honrado, buen investigador, creemos que pronto vamos a detener a los responsables, hacía un trabajo muy específico, hizo varias diligencias, estamos viendo cuál de ellas puede ser o le generó cierto tipo de amenazas”, argumentó el fiscal general Guillermo Ruiz Hernández del asesinato de Hiram Rivera Lizárraga, cometido la noche del martes 28 de abril, frente a su familia.

Sus compañeros también lo califican como “limpio, serio y trabajador”.

Cuestionado respecto a si lo habían amenazado, el fiscal respondió:

“Vamos a ver si corresponde a eso, o es un acto de corrupción de autoridades policiacas municipales”.

En febrero, agentes de la FGE informaron a Blog del Narco que el fin de semana de los días 15 y 16 de ese mes, los hermanos Germán, Jesús y César Ulises Villavicencio, identificados como “Los Venados”, traficantes de droga en Isla de Cedros y las colonias Chapultepec, Ciprés, Aeropuerto y las Villas en Ensenada, habían amenazado de muerte a Rivera y a su familia porque había ejecutado varias órdenes de cateos y decomisos. La advertencia fue tan seria que el MP y sus agentes fueron evacuados de la isla.

Al llegar a Ensenada, el agente sacó a su familia y la llevó a Nayarit; sin embargo, unas dos semanas después ya estaban de vuelta en el puerto.

En su paso como agente del Ministerio Público de Narcomenudeo, pidió no trabajar con elementos de la FGE, sino en cateos con la Guardia Estatal de Seguridad e Investigación, apoyados por municipales.

A Hiram lo asesinaron a balazos mientras se estacionaba frente a su casa, ante los ojos de su familia en la calle Verona de Villas del Real. De acuerdo a los testigos, la camioneta Honda Element gris, que llegó por atrás, se le emparejó, el copiloto sacó un arma y lo acribilló con siete tiros, de ventana a ventana. Había circulado en varias ocasiones durante la tarde del día de los hechos en la zona.

En los últimos meses trabajó en medio de una fuerte tensión, refirieron a este Semanario sus compañeros, quienes recordaron que había recibido amenazas de grupos organizados sin que los mandos le ofrecieran protección. Relataron que solo un día antes de su asesinato, los jefes en la FGE le pidieron que tomara un periodo vacacional.

Tras el crimen, al igual que los agentes ministeriales que se haría cargo de la investigación, arribaron a la escena otros agentes de la Fiscalía, movidos por la curiosidad. Todos recibieron el reclamo justificado de la afligida viuda, que, en medio del dolor y la impotencia, en repetidas ocasiones les aplaudió con sarcasmo mientras los cuestionó: “¿Eso querían?”.

OTRO CATEO, OTRA AMENAZA

Aunque el expediente del homicidio de Rivera lo están coordinado desde Tijuana, investigadores de la FGE en Ensenada expusieron como hipótesis a investigar algunas versiones surgidas alrededor de un cateo realizado el 13 de abril en la calle Pedro Loyola, de la colonia Infonavit Punta Banda, donde fueron detenidas dos personas: María de la Cruz Rosales Valdez de 69 años, y Luis Alberto Estrada Fuentes de 19, incautándoles 100 gramos de marihuana y 97 gramos de cristal.

“Hay versiones extraoficiales que indican que en la Fiscalía, alguien -que no fue Rivera- cobró 500 mil pesos por liberar a los detenidos y reabrir la casa que criminalmente pertenece al CJNG”, mencionó un agente estatal.

Se le preguntó al respecto al fiscal Hernández Ruiz, quien después de señalar que prácticamente tiene identificados a los asesinos, y no tienen que ver con el hecho antes mencionado, subrayó: “De todas las casas que tengo aseguradas, ninguna hemos regresado, solo algunas a la que se encontraron con menos de cinco maquinitas”.

Sin embargo, Blog del Narco pudo corroborar que el domicilio ya no tenía los sellos, ni estaba resguardado.

Hiram Rivera fue coordinador de la unidad de Robo de Vehículos, canalizador y secretario de Acuerdos, entre otros cargos; tenía apenas tres meses en el área de Narcomenudeo de la FGE, con una carrera de aproximadamente quince años en la corporación.

La Fiscalía asignó a Hiram para trabajar en los cateos ejecutados por el grupo de la extinta Policía Estatal Preventiva (hoy GESI), entre otros operativos en conjunto con la Dirección de Seguridad en Ensenada.

Te puede interesar:   “El Lazca” el capo que prefería ver al país en llamas antes que perder la guerra contra el Chapo

El homicidio del agente se da en medio de una ola de violencia que inició con mayor fuerza en marzo, con los asesinatos de Jael José Morales Léon “El Cabo 30”, ocurrido en el bar Papas and Beer el sábado 7 de marzo; Juan Francisco Chávez Ibarra, ex subdirector de Seguridad Pública, el 9 de marzo; el abogado Rubén Arenivar el 24 de abril; así como la localización de narcomantas con amenazas contra criminales y un ex comandante de la Policía Municipal, David Ochoa, los días 20 y 23 de abril.